Andina

Covid-19: brigadas de salud prevén vacunar a 1,389 ciudadanos indígenas de Cajamarca

Personal sanitario se encuentra en las comunidades de Naranjos y Supayaku, señala la Red de Salud San Ignacio

En las comunidades indígenas de Supayaku y Naranjos, en la selva de la región Cajamarca, se prevé inocular a 1,389 pobladores. Foto: ANDINA/Difusión

23:26 | Cajamarca, jul. 8.

La Red de Salud San Ignacio (Cajamarca) recibió un total de 1,389 vacunas del laboratorio chino Sinopharm para inocular a pobladores mayores de 18 años de las comunidades indígenas de Naranjos y Supayaku, donde se han instalado brigadas de salud.

Hasta el momento, las brigadas han vacunado a 154 pobladores (86 en Supayaku y 68 en Naranjos), informó a la Agencia Andina el director de la Red de Salud San Ignacio, Oscar Cahuana de la Cruz.

Explicó que se coordinó con los apus para que la población reciba la vacuna contra el nuevo coronavirus. “En un principio estaban interesados, pero cuando iniciamos el proceso de vacunación, el pasado 22 de junio, muchos se habían desanimado”, comentó.

La Red de Salud San Ignacio (Cajamarca) recibió un total de 1,389 vacunas del laboratorio chino Sinopharm.

Según Cahuana, alguien influenció en la decisión de la población para rechazar la vacuna contra la covid-19 porque los brigadistas de salud que recorren los anexos retornan con las actas firmadas por los líderes y las personas que se niegan a recibir la dosis.

Estamos presentando un informe a la Defensoría del Pueblo y la fiscalía poniendo de conocimiento esta situación, porque más adelante la población podría argumentar que no hemos querido vacunarlos o hemos utilizado sus vacunas en otras personas”, manifestó.

Precisó que no pueden mantener mucho tiempo en custodia la vacuna porque peligra la cadena de frio; por lo tanto, invocó a la población de las comunidades indígenas a recibir la dosis para protegerse de la enfermedad.

Sensibilización

Cahuana dijo que insistirá con los apus para sensibilizar a los pobladores y puedan ser inoculados; de lo contrario, tendrán que llevar las dosis a comunidades aledañas como Burgos y Miraflores.

Señaló que ha informado de la situación a la Dirección Regional de Salud (Diresa) y de acuerdo con los protocolos se dispondrá el uso de vacunas en las comunidades cercanas que han aceptado inmunizarse.


“Vamos a dejar una cantidad en los puntos de vacunación de las comunidades de Naranjos y Supayaku para hacer un barrido con las personas que vayan cambiando de decisión”, acotó.

El funcionario refirió que el proceso de vacunación en la provincia de San Ignacio se cumple de acuerdo con lo programado para personas mayores de 55 años, además de los docentes de la zona rural y gestantes, con las dosis Pfizer y Sinopharm.

Más en Andina:

(FIN) ELJ/JOT

Publicado: 8/7/2021
Loading...