Andina

Café orgánico certificado, la esperanza de los productores de Chanchamayo

Gobierno local impulsa proyectos para elevar la productividad de los cafetaleros de esta provincia de Junín

Productores de Chanchamayo apuestan por el café orgánico certificado en tiempos de reactivación. ANDINA/Pedro Tinoco M.

Productores de Chanchamayo apuestan por el café orgánico certificado en tiempos de reactivación. ANDINA/Pedro Tinoco M.

19:03 | Chanchamayo, set. 22.

Texto y fotos: Pedro Tinoco M.

Con el objetivo de generar mayores utilidades y hacer frente a la pandemia del coronavirus, la municipalidad provincial de Chanchamayo promueve tres proyectos orientados a la producción de café orgánico certificado.

La pandemia ha generado problemas a la economía de los agricultores de Chanchamayo, sobre todo de los productores de café, quienes batallan contra los altos costos de producción, la escasez de mano de obra y las secuelas de la roya amarilla que se presentó el año 2013. 

En la actualidad, el precio del café convencional en el mercado externo es de 5 a 6 soles (por kilogramo) como máximo y en el mercado nacional se paga hasta 7 soles. Así, la esperanza de obtener mejores precios y cierto margen de ganancias está puesta en la producción de café orgánico certificado, variedad con alta demanda en Europa.  


¿Qué busca Europa?

“Lo que está ayudando son los cafés especiales, los cafés certificados, los ecológicos que no usan plaguicidas cancerígenos y nocivos para la salud; Europa ya no quiere esos cafés dañinos”, explica el productor cafetalero Julio César Romero, regidor de la municipalidad de Chanchamayo. 

“Entonces, hay una oportunidad en los cafés ecológicos; hay cooperativas que han hecho buenos contratos y eso, de alguna manera, está ayudando a mantener un nivel de paridad entre los costos y la venta”, añade Romero. 

La situación para los cafetaleros es preocupante. Se necesita un nuevo modelo, un nuevo enfoque, aseguran. Y, precisamente, la municipalidad provincial de Chanchamayo está impulsando la producción de café orgánico certificado, para lo cual especializa a los productores en temas de calidad.  


Finca modelo

Para lograr el cometido, el gobierno local ha puesto en marcha, primero, el proyecto Finca Modelo que da un nuevo sistema de producción de alto rendimiento en parcelas de una o dos hectáreas. La idea es que con una metodología de manejo se mejore la productividad y se conecte al productor con empresas compradoras de café certificado. Este proyecto tiene un presupuesto de un millón 200 mil soles.  

Aquí se diversifica la producción para no depender de un solo producto. En una visita al centro poblado Pampa del Oso se pude verificar que la finca ecológica de Constantino Fernández Huaira cuenta con asistencia técnica que le permite obtener mayor productividad en el cultivo de café.   

Adicionalmente, este agricultor siembra plátano, quito quito y, recientemente, pituca rosada; además, cría peces tropicales en estanques acondicionados y tiene un galpón de cuyes, para lo cual también siembra alfalfa que sirve de forraje para estos animales.  

“El alimento para mis cuyes me salía muy caro, 17 soles el paquete de 9 kilogramos”, cuenta Fernández Huaira. “Entonces, para economizar he optado por sembrar alfalfa que no es común en este lugar de selva”. 


Con valor agregado

El segundo proyecto innovador, que se ejecuta con Devida, revalora la calidad del café exactamente en la fase del secado del grano, que se hace en cámaras de invernadero, en tendales techados y cubiertos. Asimismo, el componente de la historia y el laboratorio de la calidad del café son aspectos vitales. 

El tercer proyecto se denomina Gerente por Microcuenca que ya tiene un avance de 95 %. Este programa ayuda a enlazar el valor agregado y la parte comercial; es el único modelo que se ha implementado en el país.  

“Necesitamos saber en qué punto está nuestro café para llegar a ese nivel y hacia adelante, para que no vendamos un café convencional; tenemos que entrar al mercado de cafés especiales donde se rompa el mercado de la bolsa de New York”, dice el alcalde de Chanchamayo, Eduardo Mariño Arquíñigo.

“Tenemos que ir hacia un mercado especializado donde el precio del café pueda superar los 10, 12 ó 15 soles por kilo y no como ahora, de 5 a 6 soles”, acota Mariño. 

Calidad y precio

En Chanchamayo existen empresas dedicadas al tostado y envasado del café, y se está abriendo más laboratorios que pueden dar el servicio de análisis físico y sensorial para evaluar la calidad y fijar el precio.  

“Si no tendríamos un análisis sensorial, el productor no sabría cuánto vale el café y no podría comercializar, ya que las cualidades que posee el café –ya sea por el proceso, la variedad y la altura– le dan un precio”, destaca la propietaria de Coffee Bayoz de Perené, Yessenia Aire Díaz.

“Sobre todo, cuenta el esfuerzo que el productor le pone, ya que los cafés de especialidad tienen diferente trabajo en campo, después de las post cosecha y también en el almacenamiento”, explica. 

En nuestro país, cada habitante consume apenas 650 gramos de café al año, en promedio, mientras que en Noruega el consumo per cápita anual es de 12 kilogramos. En tiempos de reactivación, es hora de apostar por los productores peruanos y consumir más café orgánico nacional. 


Más en Andina:


(FIN) PTM/CCH
JRA

Publicado: 22/9/2020
Loading...