Andina

Conozca los deportes de aventura que se pueden practicar en Cusco

Mincetur autoriza su práctica en 103 localidades cusqueñas

Mincetur regula la práctica de los deportes de aventura en Cusco para prevenir accidentes. ANDINA

Mincetur regula la práctica de los deportes de aventura en Cusco para prevenir accidentes. ANDINA

05:00 | Cusco, ago. 10.

Los deportes de aventura solicitados por turistas nacionales y extranjeros que arriban a la región del Cusco fueron cuestionados este año por carecer de autorización, muchas funcionaban de manera precaria y hasta originaron accidentes fatales.


Sin embargo, ahora el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) emitió recientemente la Resolución Ministerial N° 083-2018 Mincetur con la que permite las actividades en 103 localidades que están en las 13 provincias y hoy se la damos a conocer.

Para la aprobación, la Dirección de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur), autoridades locales, Defensa Civil, instituciones vinculadas al turismo como el Colegio de Licenciados en Turismo (Colitur), la Policía de Alta Montaña, la Dirección de Cultura, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado Peruano (Sernanp) y otros gremios, se reunieron.

En las citas, como la del 25 de junio, se presentaron propuestas de los lugares donde se realizarían las modalidades de turismo de aventura, la socialización, información, el cual conllevó a la autorización en los lugares específicos de cada distrito y provincia.


Rosendo Baca Palomino, director de la Dircetur, indicó que para estas acciones el Mincetur delegó competencias y con ese instrumento pudieron hacer posible reglamentar los servicios de turismo de aventura en 103 espacios geográficos y con 10 modalidades.

“Es importante y estamos comprometido con el sector, ya que teníamos que tener este marco normativo, estamos en pleno proceso de poder socializar las primeras directivas de zip line, parapente y ciclismo que se trabaja vía consultoría”, indicó.


Por último, Baca Palomino afirmó que en la actualidad ya hay dos empresas autorizadas para poder brindar este servicio y tres en camino, sin embargo, hay muchos que están en proceso de formalización. Con esta resolución de autorización del turismo de aventura Cusco se convierte en la primera región a escala nacional que regula estas actividades.

Las modalidades


Barranquismo:


Deporte de aventura llamado también “canyoning”. Consiste en descender barrancos en el curso de un río combinando natación y escalada para salvar los obstáculos naturales.


El barranquismo consiste en ir superando estos cambios de recorrido: caminando, nadando, destrepando o rapelando, si es necesario. Se considera que para que un descenso sea valorado como apto para el barranquismo debe combinar al menos dos de estas tres características: caudal, verticalidad y carácter encajado.

Este deporte se puede practicar en las siguientes localidades: Limatambo (Anta); Santa Teresa (La Convención).

Cabalgata:


Se entiende como calbagata a las excursiones o paseos a caballo. El propósito de este deporte es convivir con la naturaleza, disfrutar de los paisajes, usando al caballo como medio de transporte, ya que ayuda a moverse más rápidamente, es menos agotador, y por lo general es más fácil transitar por caminos complicados.



Su práctica en Cusco es en las siguientes localidades: Limatambo, Mollepata (Anta); Santa Teresa (La Convención); Lamay, Calca y Lares (Calca); Coporaque Suykutambo (Espinar); Ocongate (Quispicanchi), Pitimarca (Canchis); Ollantaytambo, Maras y Chinchero (Urubamba).

Ciclismo:


El ciclismo de montaña es considerado un deporte de riesgo, exigente ideal para los que gustan de los escenarios naturales y la aventura. Sus circuitos recorren bosques por caminos angostos, con cuestas empinadas y descensos muy rápidos.


En el caso de Cusco, los circuitos recorren sitios arqueológicos Incas, pueblos pintorescos y diferentes pisos ecológicos en pocas horas.

Se practica en: Pomacanchi (Acomayo); Mollepata (Anta); Cusco, San Sebastián y Ccorcca (Cusco); Calca, Pisaq, Lares y Lamay (Calca); Lucre (Quispicanchi); Ccosñipata (Paucartambo); Huanoquite y Paruro (Paruro); Santa Teresa (La Convención); Ollantaytambo, Huayllabamba, Urubamba, Maras y Chinchero (Urubamba).

Escalada:

La escalada, en montañismo, es una actividad que consiste en realizar ascensos sobre paredes de fuerte pendiente, valiéndose de la fuerza física y mental propia. Se considera escalada todo ascenso ya sea fácil, difícil o imposible de realizar (según el estado físico de la persona) con las extremidades inferiores (pies y piernas.

En la escalada hay alturas que implican un peligro considerable y con el objetivo de tener seguridad se utiliza equipo de protección.

Este deporte se puede practicar en: Santa Teresa (La Convención); Urubamba, Ollantaytambo y Chinchero (Urubamba).

Espeleología:

La espeleología se inició como ciencia que estudia la exploración de cavidades subterráneas, diferenciándose tres tipos: la espeleología kárstica, el espeleobuceo y la espeleología volcánica.


De esta especialidad deriva la espeleología deportiva que es uno de los deportes más extremos que existen, sus aficionados han visita formaciones rocosas y cuevas impresionantes.

En Cusco se puede practicar en: Yanaoca (Canas) y Livitaca (Chumvibilcas)

Kayak:


El kayak es una variedad de piragua de uno, dos o cuatro tripulantes cuyo uso es fundamentalmente deportivo. En su origen eran de un solo tripulante y se usaban para pescar y cazar. El tripulante o palista se acomoda sentado y orientado en dirección al avance, a diferencia de las embarcaciones de remo, y propulsa la embarcación mediante una pala de doble hoja o cuchara que no necesita de apoyo sobre el casco.


En la actualidad existen varios diseños y variantes como usos potenciales, pero en general puede considerarse una embarcación pequeña, en ocasiones de diseño extraordinariamente hidrodinámico y en otros casos de diseño compacto y maniobrable.

Se practica en: Pomacanchi (Acomayo); Limatambo (Anta); Huambutio (Calca); Suykutambo y Coporaque (Espinar); Santa Teresa y Santa María (La Convencion); Huanoquite (Paruro); Cusipata y Urcos (Quispicanchi); Ollantaytambo, Chinchero y Maras (Urubamba).

Parapente:


El parapente es un deporte que nace a fines del siglo XX por la inventiva de montañeros que querían bajar volando mediante un paracaídas desde las cimas que habían ascendido. Este deporte mezcla aspectos pertenecientes a otras disciplinas, como el vuelo, el paracaidismo y el ala delta.


Esta modalidad consiste en un ala blanda que permite a los usuarios arrojarse desde una pendiente para conseguir un vuelo en formato horizontal, a diferencia del paracaidismo, donde se desciende de modo vertical.

Su práctica se puede realizar en: Chinchero, Maras, Huayllabamba (Urubamba); Anta, Ancahuasi y Limatambo (Anta).

Puentismo:


Conocido también como “puenting”, este deporte de aventura es una actividad en la cual una persona se lanza desde una altura, generalmente cientos de metros, con uno de los puntos de la cuerda elástica atada a su cuerpo o tobillo, y el otro extremo sujetado al punto de partida del salto.


Cuando la persona salta, la cuerda se extenderá para asumir la energía de la caída, entonces el sujeto ascenderá y descenderá hasta que la energía inicial del salto desaparezca.

Se puede practicar en los siguientes distritos: Limatambo (Anta); Santa Teresa (La Convención); Puacarbamba (Urubamba).

Rápel:


El rápel es un sistema de descenso por superficies verticales. Se utiliza en lugares donde el descenso de otra forma es complicado, o inseguro. El rápel es el sistema de descenso autónomo más ampliamente utilizado, ya que para realizar un descenso sólo se requiere, -además de conocer la técnica adecuada-, llevar consigo el arnés y un descensor.

El rápel es utilizado en excursionismo, montañismo, escalada en roca, espeleología, barranquismo y otras actividades que requieren ejecutar descensos verticales, por ello muchos no lo consideran un deporte en sí, sino una técnica habitual de otras disciplinas deportivas.

Se puede practicar en: Ccorcca (Cusco); Suykutambo y Coporaque (Espinar); Cachimayo (Anta), Chinchero y Urubamba (Urubamba).

Zip line:


Conocido también como “canopy” o “tirolesa”, el zipline es una práctica de aventura que consiste en el descenso a velocidad sujetado a un cable de acero inclinado mientras aprecia la belleza del paisaje que rodea el lugar.


Si bien este deporte causó varias víctimas mortales en Cusco en los últimos meses. Su práctica es segura porque se utilizan cables de acero y arneses para garantizar la vida de los aficionados. Se diseñan para que sean impulsados por gravedad y puedan deslizarse desde la parte superior hasta el fondo mediante un cable. No necesita de frenos porque la persona pierde velocidad a medida que se acerca al final.

Se puede practicar en: Cusco y Ccorcca (Cusco); Santa Teresa (La Convención); Yaurisque (Paruro); Huayllabamba y Ollantaytambo (Urubamba).

Más en Andina:

(FIN) PHS/MAO

Publicado: 10/8/2018
Loading...