Andina

Pensión 65: adultos mayores escenificaron ritual a Montaña de Siete Colores en Cusco

Durante Encuentro de Saberes Productivos realizado en el distrito de Pitumarca

Los adultos mayores del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65, escenificaron el ritual “Monte Puriy”, practicado décadas atrás cuando viajaban a la selva, atravesando el Winicunca o Montaña de Siete Colores, que recibe un promedio de 330 turistas por día.

Los adultos mayores del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65, escenificaron el ritual “Monte Puriy”, practicado décadas atrás cuando viajaban a la selva, atravesando el Winicunca o Montaña de Siete Colores, que recibe un promedio de 330 turistas por día.

10:01 | Cusco, jul. 21.

Los adultos mayores del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65, escenificaron el ritual “Monte Puriy”, practicado décadas atrás cuando viajaban a la selva, atravesando el Winicunca o Montaña de Siete Colores, que recibe un promedio de 330 turistas por día.

La representación se realizó durante el IV Encuentro de Saberes Productivos del distrito de Pitumarca, en la provincia Canchis, inaugurado por el director ejecutivo de Pensión 65, Julio Mendigure Fernández, quien estuvo acompañado por el alcalde distrital, Teodocio Cruz Huancachoque Nieto.

El propósito del evento, organizado por la Municipalidad Distrital, fue revalorar y difundir el rol de los adultos mayores como portadores de conocimientos y prácticas, que se incorporan al desarrollo local de Pitumarca, así como promover el acervo cultural tradicional como legado para las nuevas generaciones.


Durante el encuentro, alrededor de 80 usuarios y usuarias de Pensión 65 compartieron sus experiencias con más de 100 escolares, mediante sus cuentos e historias, artesanía, plantas medicinales, música, danza y canto, producción agropecuaria y gastronomía.

A su vez, la Municipalidad de Pitumarca convocó a los niños y jóvenes en concursos de danzas, dibujo, pintura, y poesía.

Winicunca


El Winicunca o Montaña de Siete Colores, ubicado detrás del nevado Ausangate, fue descubierto en el año 2016, tras perder su cobertura de nieve como efecto del cambio climático.

Los pobladores de Pitumarca recuerdan a la montaña cubierta por nieve desde hace más de 60 años, y también como vía de tránsito obligado de campesinos y comerciantes, quienes intercambiaban sus productos con las comunidades de la selva.


Sus testimonios sobre la montaña, que alberga fuentes de agua, plantas medicinales, hermosas flores, así como fauna representada por vicuñas, zorros, aves, entre otras especies, atesoran experiencias de su niñez y juventud; por ejemplo, cuando hacían los rituales de pago a la tierra, en agradecimiento a las buenas cosechas y trueque de sus alimentos.

Uno de los usuarios de Pensión 65, Marcos Mamani Rojo, de 69 años de edad, rememora sus años cuando ejercía el pastoreo de alpacas y vicuñas, y al recolectar unas flores llamadas “phallchay”, con las que hacían sus rituales de pago a la tierra, y durante los carnavales adornaban sus casas y sombreros. Asimismo, con el agua de los manantiales, su padre se recuperaba de los intensos dolores de cabeza y estómago.

Por su parte, Manuel Huamán Qquelcca, de 93 años de edad y quien ha sido curaca de su comunidad, recuerda que cumplían un ritual agradeciendo las bondades que les ofrecía la montaña.

En tanto, el usuario Bernardino Suyo Mendoza, de 71 años de edad, relata que cuando viajaban a la selva, en un trayecto que duraba aproximadamente un día, dejaban en la montaña una piedra para contribuir al armado de torres, y pedían a los apus o dioses protectores conseguir buenos productos mediante el trueque que realizaban en otros pueblos.

Para la usuaria Victoria Huamán de Huamán, de 82 años de edad, la montaña le recuerdan la preparación de la comida para el camino, las festividades, los cantos, y los juegos con barro blanco, mientras los varones tocaban instrumentos musicales.

Saberes Productivos


Saberes Productivos es una iniciativa de Pensión 65 que promueve la revalorización de sus usuarios, a partir del reconocimiento de su rol como portadores de conocimientos y prácticas ancestrales, impulsando así un envejecimiento saludable y participativo. De esta forma, reinserta a la población adulta mayor a las dinámicas locales y, por tanto, contribuye a su bienestar y mejora de su calidad de vida.


Respecto a Pitumarca, su textilería ha subsistido desde los tiempos prehispánicos y sin dejar de transformarse, conserva elementos técnicos y estéticos. Por ello, el Ministerio de Cultura declaró a este distrito como “La capital del tejido andino”.

Igualmente, resalta su gastronomía basada en insumos andinos como papa, cebada y quinua, que permiten preparar potajes como las torrejas de maíz chancado, habas, y charqui con algas extraídas de las alturas de Pitumarca. Respecto a las plantas medicinales, destacan la pupusa, huamanripa, chicuro, sallica, y turpa con las que se atienden diversas enfermedades.

Pensión 65 en Pitumarca cuenta con 425 usuarios, quienes asisten a los Diálogos de Saberes Productivos. En la región Cusco, Pensión 65 registra 36,173 adultos mayores que reciben bimestralmente la subvención económica otorgada por el Estado.


(FIN) NDP/LZD

También en Andina:




Publicado: 21/7/2018
Loading...

Te puede interesar