Andina

Huancavelica: conoce la festividad del Niño Dulce Nombre de Jesús o Niño Perdido

Celebración se inicia hoy y tiene a la danza de Negritos como atractivo principal

Festividad del Niño Dulce Nombre de Jesús, también conocido como Niño Perdido, en la ciudad de Huancavelica.

Festividad del Niño Dulce Nombre de Jesús, también conocido como Niño Perdido, en la ciudad de Huancavelica.

12:35 | Huancavelica, ene. 11.

La festividad del Niño Dulce Nombre de Jesús, también conocido como Niño Perdido, se inicia hoy en la ciudad de Huancavelica y tiene como atractivos centrales el culto al hijo de Dios infante, así como a la danza de Negritos que recorre con alegría las principales calles.

El origen de esta festividad se remonta a la época colonial cuando, según una tradición oral, el niño Jesús se alejó en una oportunidad de los brazos de la imagen de la virgen María, que se encuentra en la iglesia de Santo Domingo, en la ciudad de Huancavelica.


Tras recorrer la urbe, el niño Dios cruzó sus fronteras y se detuvo en una hacienda donde el patrón hacia trabajar a negros esclavos traídos desde la costa a través de Castrovirreyna.


Al darse cuenta de la presencia del hijo de Dios reconocer su divinidad por el resplandor que emanaba su tierna figura, el capataz ordenó a sus esclavos que bailaran para rendirle homenaje. Desde entonces, se le llama “Niño Perdido” a esta imagen del niño Jesús.


En la actualidad, la imagen venerada es de un niño con cabello largo oscuro que llega hasta sus hombros, y viste una bella túnica blanca adornada con filigrana de oro y plata que resplandecen al reflejar la luz.    

Celebración

Los Negritos son danzantes que portan máscaras que aluden a los esclavos africanos, aunque con rasgos que exageran sus facciones. También visten coloridos trajes con diseño inspirado en la nobleza española del siglo XVII.


Estos personajes, que portan diversos productos como botellas con aguardiente y vino, así como frutas y fiambres, son comandados por un Caporal que rememora a los capataces de las haciendas, encargados de dirigir el trabajo y custodiar a los esclavos. Por ello es representado con una máscara en la que destaca la prominente nariz y su tez cetrina, así como el látigo que porta para golpear el suelo y marcar el compás de la danza.


El primer día de la celebración todos los feligreses se congregan en la estación del tren de Huancavelica para recibir a la banda de músicos que animará toda la festividad. A continuación, empieza el recorrido de la comparsa musical hasta llegar a Pucachaca, en donde se encontrará con los Negritos. Desde allí ambas agrupaciones se encaminan a la iglesia de Santo Domingo, que alberga a la imagen de la Virgen María.


Luego de una misa celebrada en la iglesia de Santo Domingo, la imagen del Niño Dulce Nombre de Jesús sale en procesión por las principales calles de Huancavelica. 


En estos días de celebración, que se extienden hasta el 15 de enero, se realizan ferias artesanales y gastronómicas. Luego de desplazarse por las calles de Huancavelica, la procesión del Niño Perdido llega al barrio de Santa Ana, donde culmina esta tradicional festividad que congrega a cientos de personas, entre pobladores locales y visitantes.

(FIN) LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 11/1/2019
Loading...