Andina

La tierra ya tiene dueño en Bernales (Crónica)

Ministro de vivienda, Enrique Cornejo, entregó titulos de propiedad a damnificados del Centro Poblado de Bernales en el distrito de Humay. Foto:ANDINA/Jack Ramón Morales

21:47 | Bernales, ago. 14 (ANDINA).

Por José Vadillo, enviado especial

Este mediodía fue fiesta en el centro poblado Bernales. Hubo orquesta típica tocando huainos y santiagos; cohetes que cortaron el cielo a plena luz del día; y vecinas que prepararon ollones de carapulcra para invitar a los visitantes.

"¡Hermano, en Bernales y Humay estamos viviendo un acontecimiento histórico. Vale la pena festejar porque es algo que nunca hemos tenido!", explicó eufórico su alcalde, Claudio Pillaca Cajamarca, un caso sui géneris en la administración pública: conoce a la mayoría de los 4,000 habitantes de su jurisdicción por su nombre.

Era fiesta en Bernales, este poblado del distrito pisqueño de Humay, a 10 minutos por un desvío de la vía Libertadores, porque vendrá el ministro de Vivienda, Enrique Cornejo, y se entregarán más de 600 títulos de propiedad.

Humay es tierra de migrantes, "Tierra de desplazados del Perú profundo", Su alcalde, por ejemplo, es ayacuchano. Desde hace medio siglo, aquí, a la antigua hacienda de Bernales, llegaron personas de Huancavelica, Ayacucho, Apurimac, Cusco y Puno. 

Bernales fue hacienda, luego cooperativa "Fortaleza", y desde hace 13 años se convirtió en centro poblado, donde la mayoría de sus habitantes continúan siendo agricultores de algodón y maíz. "Ahora son los parcelarios, finalmente, los dueños de sus tierras", dice Pillaca.

María Palomino Reyes (84) y su prima Eulogia Quispe Bellido (74), llegaron desde Castrovirreyna alrededor del año cincuenta a Bernales. El patrón se apellidaba así, y ellas y sus esposos trabajaron como agricultoras en la hacienda por más de dos décadas. 
Ambas son viudas y durante el sismo del año pasado, se les cayeron sus casas de adobe, pero nunca habían formalizado su documentación.

El ministro Enrique Cornejo llegó, bailó, bromeó y luego entregó algunos de los 651 títulos de propiedad a los nuevos propietarios, entre ellos, a las señoras Palomino y Quispe, que muestran con cariño el documento de dos hojas: La señora María es ya formalmente propietaria de un terreno de 60 metros cuadrados y, su prima, Eulogia, de otro de 61 metros.

El trámite ante Cofopri fue rápido, menos de dos meses, y ellas no creían que después de tantos años de sentirse inquilinas de la tierra que ya era suya, todo sea tan rápido y tengan ese documento que las hacía dueñas.

Dicen que han entendido muy bien lo que dijo el ministro, sobre todo eso que "el título de propiedad es el inicio de una nueva vida, es la seguridad, la tranquilidad de la familia. Es la situación por la cual los padres y abuelos, les dicen a sus hijos que este suelo es de ellos. Con el título ahora pueden sentirse ciudadanos completos".

Ellas han trabajado en esa tierra y María les repetirá eso a sus cinco hermanos y Eulogia a sus nueve hijos: ese pedazo de tierra ya es suyo. Esta noche, dormirá plácidamente, porque la tierra, ya es de los migrantes.

(FIN) JVV/CCR


 


Publicado: 14/8/2008
Loading...