Andina

Investigadores diseñan armazón para transportar equipos médicos a zonas rurales

El proyecto, que busca mejorar la atención de neonatos, obtuvo una patente del Indecopi por diez años.

10:36 | Lima, jul. 9

Por: Ítalo Vergara

Consuelo Cano forma parte de un equipo de la Pontificia Universidad Católica del Perú que diseñó un armazón que permite transportar dispositivos médicos -como los ventiladores mecánicos, empleados para atender neonatos con problemas respiratorios- hasta su destino. Este prototipo modular no es solo portátil, sino también de fácil uso y su implementación está destinada, prioritariamente, a zonas rurales.

La diseñadora Consuelo Cano explica a la Agencia Andina que el proyecto inició con la búsqueda de una solución a los problemas en la atención médica en zonas rurales y urbano-marginales. Usualmente, en estos lugares, las emergencias no son atendidas de forma instantánea debido a su lejanía y a la falta de hospitales cercanos.

Para evitar un escenario trágico, sostiene, es necesario contar con un sistema que tenga la capacidad de integrar y transportar diversos componentes del equipamiento médico, entre los que se incluyen aquellos destinados a la ventilación artificial, la transfusión sanguínea o al monitoreo de signos vitales. 



Diseñado para salvar la vida de los neonatos

El principal grupo de riesgo al que este módulo busca beneficiar son los neonatos, quienes -debido a la atención tardía- pueden perder la vida en casos de emergencias. "En la PUCP propusieron crear una solución orientada a la ventilación pulmonar (de los neonatos). Se hicieron muchas pruebas, y se sacaron varios prototipos. La idea es obtener algo que solucione el problema de la atención", refiere Cano.

Además de ser portátil (cuenta incluso con un asa retráctil, como el de una maleta), este armazón es sostenible y tiene una batería recargable. Su mantenimiento puede ser preventivo o constructivo, y varía de entre dos a tres meses. 

Pero, lo más importante es que este módulo es de fácil uso: la persona que lo utilice no tendrá que lidiar con innumerables conexiones o botones. Desde un solo lugar se tiene acceso a la interfaz de conexiones. Así, este invento peruano resulta práctico y no requiere personal especializado para su uso inmediato.

"Es un modelo modular y transportable. En sitios alejados, a donde no pueden llegar las ambulancias, lo que hay son postas o centros de salud, y son en estos espacios, cerca a los poblados, en donde se pueden implementar estos equipos", señala Cano.



En caso de que un recién nacido prematuro tenga problemas respiratorios, el menor necesitará atención médica urgente. Con el armazón portátil, se ofrece una solución, ya que tiene la capacidad de transportar ventiladores pulmonares y sus complementos de la posta más cercana, que salvarán la vida del bebe. 

Este proyecto obtuvo en marzo pasado una patente de Modelo de Utilidad del Indecopi por un periodo de diez años. Se desarrollaron cuatro prototipos que sirvieron para probar el funcionamiento del equipo, sobre todo de los sistemas que lo componen -incluidos el neumático, el electrónico, y electroneumático, que aseguran el correcto funcionamiento de la máquina cuando se suministra oxígeno a un ser vivo, por ejemplo.

Cada módulo o espacio dentro del armazón permite integrar los componentes necesarios de manera organizada, lo que es fácilmente configurable para que el dispositivo médico pueda ser transportado. "No es suficiente con que funcione, sino que sea fácilmente reparable. El tema es la lejanía: si el lugar es muy lejano, es difícil repararlo. Igual con el tema de la capacitación para su uso", agrega la diseñadora. Por ello, el diseño modular facilita las reparaciones si fueran necesarias.

De esta manera, el armazón no solo ayudará al paciente, sino también a la enfermera, al asistente, al técnico que le dará mantenimiento y, en general, a todos los usuarios que tengan interacción con el equipo. La siguiente fase del proyecto será evaluar su desarrollo comercial. 

Este diseño fue desarrollado a pedido (y con el apoyo) del Grupo de Investigación y Desarrollo de Equipos Médicos y Sistemas (Gidems) de la PUCP, liderado por el ingeniero Claudio Castillón, que se orienta al desarrollo de tecnología biomédica. Asimismo, tuvo un financiamiento de S/ 286 mil soles por parte del Fondecyt, brazo ejecutor del Concytec, y de Grand Challenges Canada, organización sin fines de lucro que promueve el desarrollo de soluciones a problemas médicos.



Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina: (FIN) IVM/SPV 

Publicado: 28/6/2021
Loading...