Andina

Ingenieros de la PUCP buscan financiamiento para masificar nuevo concentrador de oxígeno

El dispositivo médico será puesto a prueba en centros de salud donde se atienden casos de covid-19.

Foto: ANDINA/Difusión

Foto: ANDINA/Difusión

07:00 | Lima, may. 12.

Por: Ítalo Vergara

Luego de concluir y fabricar el ventilador mecánico de bajo costo MASI, un equipo de investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) ahora trabaja en CovOx, un concentrador de oxígeno que puede suministrar hasta 15 litros por minuto a pacientes con covid-19, y espera obtener mayor financiamiento para masificar su fabricación luego de recibir las autorizaciones necesarias.

El proyecto, acreedor de un financiamiento de S/ 516,775 soles por parte del Concytec, a través del Fondecyt, buscará desarrollar, en primer término, doce concentradores de oxígeno de alta capacidad para tratar tanto casos leves, moderados o graves de covid-19.

La Dra. Sandra Pérez Buitrago, investigadora principal a cargo del desarrollo de CovOx, señala a la Agencia Andina que el suministrador de oxígeno tendrá un rango de flujo que va hasta los quince litros por minuto, por encima de los concentradores que ahora se encuentran en el mercado, cuyo máximo de suministro puede ser de hasta diez litros por minuto.

Esta mayor cobertura permitirá atender tempranamente a los pacientes que estén infectados de covid-19 y, también abastecer a los centros de salud que lo necesiten. Pérez revela que este dispositivo se complementará con los ventiladores MASI (cuya validación estuvo a su cargo), fabricados por la PUCP y donados al Ministerio de Salud.


A la fecha, el proyecto se encuentra en fase de desarrollo y pronto iniciará su producción a escala, en colaboración con la empresa DIACSA, que estuvo involucrada en el desarrollo de MASI. La investigadora señala que, con el financiamiento del Concytec, se producirán doce concentradores, los cuales serán cedidos en préstamo a diversos centros de salud para luego monitorear su funcionamiento.

Sin embargo, otras empresas y organizaciones también han brindado un financiamiento adicional para pasar de TRL 4 a TRL 8 (que es un parámetro universal que indica el nivel de 'maduración' de un proyecto) y producir cerca de 50 de estos equipos médicos, que serían comercializados a bajo costo. "Los precios que estamos pensando en llevar a los mercados no están determinados aún, pero no serán elevados. No se esperan obtener ganancias lucrativas de esto", refiere Pérez.

El equipo también está conformado por el Dr. Benjamín Castañeda, la Mg. Midori Sánchez, Verónica Montoya, así como por el especialista Javier Chang de DIACSA. Conjuntamente, se trabaja con el Laboratorio de Metrología y Validación de Dispositivos Médicos de la PUCP, dirigido por la Dra. Pérez. 


 "Fondecyt pedía que lleguemos a nivel TRL 4 para acceder al financiamiento pero nosotros esperamos llegar al nivel 9. El prototipo ya está desarrollado, solo falta ponerlo a prueba en campo", recalca. 

Según el cronograma, en cuatro meses ya se habrán producido los doce equipos médicos. "Aún hace falta más financiamiento y nosotros seguimos buscando, mientras nos preparamos para una posible tercera ola", concluye la Dra. Pérez. También se esperará la autorización de Digemid para la fabricación y uso de los dispositivos médicos en marco de la pandemia del covid-19.

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina: (FIN) IVM/SPV

Publicado: 13/5/2021
Loading...