Andina

INSN San Borja: Bebé que sufrió quemaduras graves recibe el alta después de 35 días

Durante la pandemia, aumentaron los casos de quemaduras por fuego en niños dentro de casa

La pequeña Briana con el equipo médico que la atendió en el área de Quemados del Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja.

La pequeña Briana con el equipo médico que la atendió en el área de Quemados del Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja.

20:07 | Lima, mar. 10.

La noche del 24 de enero, una vela encendida cayó sobre la cama de la pequeña Briana, una bebé de 14 días de nacida. El fuego dejó quemaduras graves en su cuerpo, sin embargo, hoy, después de 35 días hospitalización, ella fue dada de alta en el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja (INSN).

Briana sufrió quemaduras graves en el 18 % de su superficie corporal, especialmente en la región frontal y extremidades superiores, por lo que tuvo que permanecer 15 días en la unidad de cuidados intensivos de dicho establecimiento.

La cirujana plástica Pilar Huby Vidaurre, del área de Quemados del INSN San Borja, explicó que a la pequeña Briana se le realizaron tres intervenciones de autoinjerto de piel que permitieron su rápida recuperación.

“Por fortuna la pequeña respondió bien al tratamiento que se le hizo y ya salió de alta, pero deberá seguir con las terapias de rehabilitación física para evitar secuelas graves a futuro”, destacó la especialista.

La madre de la bebé, la menor M.C.V. (16 años) recibió soporte emocional por parte de psicólogos del INSN San Borja, tras el trauma que le tocó vivir durante y después del incidente.

Incremento de casos 

En lo que va del 2021, este centro pediátrico recibió 35 casos de niños con quemaduras graves, de los cuales el 71 % corresponde a menores de entre 1 y 4 años que provienen de Lima, Huancavelica, Piura y Junín.

Las quemaduras por líquido caliente son los casos más recurrentes (65%), seguidos por quemaduras por fuego, situación que durante la pandemia se incrementó de 15 % a 30 %, debido a que los menores permanecen en sus casas.

Más del 90 % de los casos pudieron evitarse puesto que, al momento de los accidentes, los niños se encontraban con un adulto en casa, alertaron los especialistas. Cada año, alrededor de 200 niños llegan al INSN San Borja con quemaduras graves que ameritan hospitalización.

En ese sentido, recomendaron a los padres no dejar ollas ni recipientes con líquidos calientes a enfriar en el piso; no dejar al alcance de los niños líquidos inflamables, fósforos y/o encendedores; y no dejar a los niños solos en casa, menos con una vela prendida.

[Lea también: Red Amachay beneficiará a 262,665 adultos mayores y personas con discapacidad en 2021]

Más en Andina: 


(FIN) NDP/APD/CCH

Publicado: 10/3/2021
Loading...