Andina

Fabrican un secador de café que utiliza energía solar y mejora su calidad en taza

Proyecto recibió financiamiento de Pro Innóvate, programa del Ministerio de la Producción

La calefacción interna que está como mínimo 20ºC y máximo 30ºC para hacer el secado del café. Los calefactores son eléctricos y trabajan con baterías que son recargadas con energía solar. El objetivo es tener un ambiente controlado.

08:39 | Lima, nov. 18.

El café peruano es uno de los mejores del mundo, de eso no hay duda, pero para lograr ese título tiene que pasar por rigurosos procesos uno de ellos es el secado. Pensando en como ser más eficiente en esa fase, la Asociación de Productores Ecológicos “Café del Alto Mayo” (APECAM) en San Martín desarrolló un prototipo de secador solar tipo túnel con microclima auto controlado para café procedente del proceso Honey, con el fin de obtener una alta calidad de café en taza y se posicione en los mercados a nivel mundial.

Para entender cómo funciona este dispositivo innovador, primero se debe saber que producir café Honey toma tiempo y es de mucho cuidado; precisamente una de las etapas más complejas es la fase del secado. En diálogo con la Agencia Andina, Jhon Dávila, ingeniero agrónomo y coordinador del proyecto, señala que el café Honey es todo café que no pasa por el lavado húmedo - ahorrándose grandes cantidades de agua- y se trabaja con la miel que posee.

Lee también Investigadores peruanos elaboran envolturas para alimentos con fibras de bambú

Sin embargo, el clima de nuestra selva no favorece este proceso, y muchas veces el café termina con hongos o si se fermenta en exceso puede perder todas sus cualidades.


“Lo que se trabaja mayormente es el café con lavado. Luego de la cosecha, el café pasa por el proceso de despulpado, se deja fermentar de 10 a 16 horas según la altitud y luego pasa por un proceso de lavado para desprender toda la miel del café. En el proceso Honey no se lava el café”, detalla el ingeniero.

Antes de diseñar y desarrollar el prototipo, los agricultores e ingenieros del distrito de Soritor, provincia de Moyobamba en San Martín, experimentaron diferentes tipos de secado - con hornos por ejemplo - pero no tuvieron buenos resultados, malogrando muchas veces la cosecha. Es así que decidieron postular a un financiamiento de Pro Innóvate, programa del Ministerio de la Producción, lo ganaron y en el 2019 empezaron con el proyecto.

El financiamiento del Estado incluía pasantías a Colombia, hasta allá fue el equipo liderado por el ingeniero Dávila, donde visitaron fincas productoras de café, centros de investigación y empresas dedicadas a la producción de maquinaria para el café. Con las ideas más claras, regresaron a San Martín y decidieron diseñar el primer prototipo.

“En total fueron tres diseños, pero finalmente quedó este prototipo de secador solar tipo túnel en el que gastamos aproximadamente 100 mil soles en su fabricación, pues en plena pandemia no era fácil conseguir las piezas y los costos se elevaron,” señala Dávila.

¿Cómo funciona?


El secador solar se instaló en 48 m2 de terreno, se ensambló una estructura metálica y se habilitó un techo con planchas de prolipropileno unidas en H; además, utilizaron silicona para pegar las uniones y sellarlas. También posee bandejas de secado donde se esparce el café, un sistema de ductos de entradas de aire, colector solar y un sistema de extracción de humedad.

Con este prototipo impermeable hemos producido un microclima interno, donde controlamos la calefacción interna que está como mínimo 20ºC  y máximo 30ºC para hacer el secado del café. Los calefactores son eléctricos y trabajan con baterías que son recargadas con energía solar. El objetivo es tener un ambiente controlado” refiere el ingeniero formado en las aulas de la Universidad Nacional de San Martín.

Además, agrega el ingeniero agrónomo, se ha incluido la remoción automática es decir cada 20 minutos se realiza la remoción de las bandejas de café; y esto se controla desde un software instalado en la computadora.

Primeras pruebas

Para probar la funcionalidad de este equipo se realizaron las primeras pruebas con café de los caseríos Los Claveles y Jerico del distrito de Soritor, provincia de Moyobamba y región de San Martin. Se recolectó y clasificó el café cosechado, los frutos maduros son despulpados y secados con el mucílago adherido al grano.

“Utilizamos el prototipo construido, esparciendo los granos en capas delgadas de 3 cm y removiendo cada 20 minutos a temperaturas máximas de 30ºC y mínimas de 20ºC controladas con colectores de aire a base de energía solar,” explica.

Lee también Proyecto de cultivos en el Espacio fue premiado por la NASA y representará a Perú

En total el proceso del secado duró 10 días y el resultado final es que el dispositivo construido cuenta con las condiciones necesarias para realizar el proceso de secado en la postcosecha bajo condiciones controladas a través de un mecanismo en invernadero, garantizando la inocuidad y calidad del grano.


“También se puede acelerar el secado, pero mientras más lento se seque su calidad en taza será mejor” explica Dávila.

Precisamente el mercado de los Estados Unidos es uno de los que más demanda este tipo de café y lo que se busca con el proyecto es que se perfeccione y se fabriquen más dispositivos, cuyo costo no debe superar los 85 mil soles. La siguiente etapa es la de escalamiento del prototipo y para ello necesitan financiamiento.

A la fecha más de 200 familias productoras de café se vienen beneficiando con este innovador proyecto y se invita a los investigadores y estudiantes de institutos y universidades que se acerquen a conocer esta tecnología para que sigan desarrollándola. Finalmente, el ingeniero Dávila señala que este modelo de secador puede ser adaptado para otro tipo de granos como el cacao y también almidón. Sin duda, este equipo hecho en Perú no tiene pierde.

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina:
FIN) MFA

Publicado: 18/11/2021
Loading...