Andina

Estiman que un millón 200 mil mujeres sufren algún grado de enfermedad renal crónica

El 8 de marzo se celera el Día Mundial del Riñón

Las mujeres son más vulnerables a sufrir enfermedad renal. Foto: ANDINA/Difusión

Las mujeres son más vulnerables a sufrir enfermedad renal. Foto: ANDINA/Difusión

11:39 | Lima, mar. 4.

Más de un millón 200 mil mujeres en el Perú tienen algún grado de enfermedad renal crónica, es decir, pérdida gradual de la función renal, que en su etapa avanzada lleva al paciente a necesitar diálisis o trasplante de riñón para poder vivir.


Esta información la brindó César Loza, presidente de la Sociedad Peruana de Nefrología, ante la cercanía del Día Mundial del Riñón, que se celebra cada 8 de marzo.

Loza indicó que actualmente en el mundo hay 195 millones de mujeres con enfermedad renal crónica y que esta es la octava causa de mortalidad femenina en el mundo.

No obstante, dijo el médico, a pesar de que las mujeres son más vulnerables a sufrir daño renal, en el Perú ellas tienen menos acceso a los servicios de salud renal debido a aspectos sociales y culturales que las ponen en situación de desigualdad frente a los hombres.

“En el Perú actualmente hay 16,000 pacientes en tratamiento de diálisis y de esta cifra el 60% son varones y el 40% mujeres. Sin embargo, en muchos países del mundo es al revés el 60% son mujeres porque las mujeres son más vulnerables a sufrir daño renal”, precisó Loza. 

Por qué afecta más a mujeres


La vulnerabilidad al daño renal en las mujeres se debe a que tienen factores de riesgo como sobrepeso y obesidad que predisponen a la aparición de diabetes, hipertensión arterial y ateroesclerosis que dañan más fácilmente el riñón. 

Anatómicamente son más susceptibles a tener infecciones urinarias y si son recurrentes se daña el riñón. Además, el embarazo es otro factor de riesgo porque el riñón trabaja más y si tiene complicaciones como preclampsia hacen insuficiencia renal aguda que a la larga deriva en falla renal crónica.

Además de lo mencionado, los aspectos sociales y culturales hacen que ellas tengan menos acceso a los servicios de salud para atender las enfermedades renales, sobre todo, en las mujeres que viven en zonas rurales donde no acceden a educación y están dedicadas a las labores domésticas. 

A fin de tener una buena salud renal, el doctor Loza recomendó tener una vida saludable (dieta saludable, hacer ejercicios), descartar diabetes e hipertensión, mantener un peso adecuado y evitar las infeccione urinarias recurrentes.

Más en Andina:

(FIN) NDP/RRC

Publicado: 4/3/2018
Loading...