Andina

Corrupción y jueces: los casos más sonados de los últimos años

ANDINA/Melina Mejía

ANDINA/Melina Mejía

10:07 | Lima, ago. 8.

Tras la difusión de audios en los cuales se registra conversaciones de jueces supremos que evidenciarían presunto tráfico de influencias y corrupción, hay una ola de indignación en la opinión pública. A continuación, un recuento de algunos de los casos más sonados en los últimos años que involucraron a altos magistrados en casos de corrupción.

Dinero en el ropero

En 2008, el nombre José Soberón Ricard, entonces juez civil de Lima, saltó a los medios de prensa luego de conocerse que contaba con más de 50,000 dólares guardados en el ropero instalado en uno de los dormitorios de su domicilio.

Lo irónico del caso, según refiere La República, es que la existencia de ese dinero se conoció cuando la hija del magistrado denunció a la empleada doméstica por haberle robado continuamente.

La Fiscalía acusó a Soberón de tener un desbalance patrimonial de alrededor de medio millón de dólares en propiedades, y de no haber sustentado el origen de los dólares en función a sus ingresos.

No obstante, la Cuarta Sala Penal Anticorrupción lo absolvió, considerando que no había prueba de la procedencia ilegal del dinero y de los bienes.

Con las manos en la masa

Dos años antes, en 2006, el entonces integrante de la Sala Penal Especial, Eduardo Palacios Villar, fue arrestado cuando recibía dinero por parte del suboficial de la Policía Nacional, Willy Ipanaqué, quien había sido dado de baja y buscaba su reposición en el Poder Judicial.

La coima sumaba 2,000 soles en billetes de 100 y 50; sin embargo, Ipanaqué refirió que no había sido el primer pago que hacía.


El suboficial buscaba que Palacios influya en un fallo a favor de su reincorporación.

El juez fue destituido por el pleno del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) por considerar que había incurrido en falta grave en el ejercicio de la función.

Un año después, en 2007, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema lo condenó a cinco años de prisión por delito de tráfico de influencias.




Prisión preventiva

Este 2018, en Arequipa, el juez Gino Valdivia Sorrentino fue acusado de cobrar una coima de 4,000 soles a fin de beneficiar con la libertad a una mujer sobre la cual pesaba una denuncia de intento de asesinato de su hija de cuatro años.

En el marco de las investigaciones llevadas a cabo por el caso, se dictó nueve meses de prisión preventiva en su contra. 

Una de las pruebas presentadas fue el registro de audios donde la abogada de la mujer y el juez acuerdan el pago.

Los Cuellos Blancos del Puerto

Desde julio pasado, una serie de audios pusieron en la palestra la manera en que jueces se han desempeñado detrás de los tribunales. El caso más evidente fue el de Walter Ríos, titular de la Corte Superior del Callao, quien en uno de los registros pide “10 verdecitos” para apoyar a un abogado que desea ser fiscal anticorrupción.


Sobre Ríos, investigado por tráfico de influencias y corrupción de funcionarios, pesa una prisión preventiva de 18 meses mientras duran las investigaciones. Ríos sería parte de la organización criminal “Los cuellos blancos del puerto”. 

Otro de los protagonistas de los audios es el suspendido juez supremo César Hinostroza, a quien se le atribuye haber ofrecido la reducción de sentencia de un acusado por violación, entre otras acciones que lo relacionan incluso con un cuestionado viaje al Mundial Rusia 2018.

(FIN) VVS/CCR

Más en Andina:


Publicado: 8/8/2018
Loading...