Andina

Alas de Esperanza: FAP lleva ayuda humanitaria a Cusco, Puno y Moquegua

Iniciativa solidaria apoya a comunidades afectadas por las heladas, nevadas y bajas temperaturas

Personal participante en la séptima edición del programa solidario Alas de Esperanza. Foto: ANDINA/Difusión

Personal participante en la séptima edición del programa solidario Alas de Esperanza. Foto: ANDINA/Difusión

21:47 | Lima, set. 16.

¡Alas de esperanza! Tres aeronaves de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) partieron hoy de la Base Aérea del Callao transportando alrededor de 15 toneladas de ayuda humanitaria cada una para comunidades en situación vulnerable en las regiones Cusco, Puno y Moquegua.

En las naves, dos Hércules KC-130 y un L-100-20, viajaron también integrantes de instituciones estatales y privadas que participan en la séptima edición del programa “Alas de Esperanza”, liderado por el Comando de Operaciones de la FAP.

Este es un trabajo multisectorial que apoyará a las localidades de las zonas alto andinas donde se presentan heladas y nevadas, así como a las localidades de la Amazonía afectadas por friajes y bajas temperaturas. 

Proyecciones

En esta operación, que comenzó hoy en los distritos de Lares (Cusco), Asillo (Puno) y Puquina (Moquegua) y continuará progresivamente en otras zonas, hasta el 28 de noviembre, participan personal médico y especialistas de la FAP, Ministerio de Salud, Cruz Roja Peruana, Cedro y Defensa Civil.

Asimismo, colaboran las ONG Ángeles Unidos en Acción, Camino de Vida y Los Hijos del Padre Pío, entre otras.

En tres meses, Alas de Esperanza VII proyecta auxiliar a 180,000 personas, así como trasladar 140 toneladas de ayuda, aproximadamente, para atender las necesidades de la población de las localidades de Áncash, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Moquegua, Loreto, Puno y Ucayali. 

Para el efecto se usarán dos aviones Hercules KC-130, tres Twin Otter DHC-6-400, un Spartan C-27J, un Boeing 737-500, un Hercules L-100-20 y un Lear Jet 45X. Del mismo modo, se empleará dos helicópteros MI-171SH. 


Gestión de riesgos

Las aeronaves transportarán profesionales y técnicos que brindarán atenciones de salud, medicina veterinaria, asesoramiento a las autoridades en problemas medio ambientales y capacitación a las Brigadas de Intervención Rápida de los gobiernos locales para enfrentar sismos.

En paralelo, se simulará las consecuencias de un desastre por fenómeno natural, lo que implica realizar campañas de transporte logístico, evacuación aeromédica, búsqueda y rescate, así como vigilancia y reconocimiento.

Así, se busca la integración de instituciones y organismos que conforman el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (Sinagred), “con la finalidad de mantenernos entrenados como instituciones de primera respuesta”, indicó la FAP, en una nota de prensa.


Más en Andina:


(FIN) NDP/CCH

Publicado: 16/9/2021
Loading...