Andina

Siga estas recomendaciones y evite el pie diabético y la amputación

Si es diabético no camine descalzo por la playa

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

14:00 | Lima, mar. 17.

Las personas con diabetes y, sobre todo, quienes tienen neuropatía diabética, que deciden disfrutar del verano en la playa no deben caminar descalzos en la arena, a fin de prevenir lesiones en el pie que luego puedan ulcerarse y llevar a la amputación.

Esta recomendación la formuló el  médico endocrinólogo, Jorge Calderón, presidente de la Asociación de Diabetes del Perú (ADIPER).
 
Calderón señaló que más del 50% de las personas con diabetes tienen neuropatía diabética, es decir, pérdida de sensibilidad al dolor y, por ende, al  sufrir lesiones como cortes, quemaduras o ampollas tienen mayor riesgo de hacer pie diabético porque estas lesiones pasan inadvertidas hasta que se infectan y se convierten en heridas ulceradas que al provocar una gangrena dan lugar a la amputación del pie.
 
El pie diabético es una complicación muy fácil de prevenir, sin embargo, es muy frecuente en personas con esta enfermedad y es la primera causa de amputación de miembros inferiores. Aparece en pacientes que no tienen controlada su enfermedad.
 
Por otra parte, Calderón informó que “durante la temporada de verano el 5% de las personas con diabetes que acuden  a la consulta por problemas en el pie es por quemadura solar, lesión que dependiendo de su severidad causa enrojecimiento o ampolla”.
 
A fin de evitar lesiones a los pies es recomendable que toda persona con diabetes evite caminar descalzo en la playa, en su casa y en cualquier otro lugar,  y que además revise diariamente sus pies para detectar alguna alteración y de ser necesario recibir tratamiento tempranamente.
 
Si alguna persona con diabetes sufre quemadura solar debe evitar pisar con el pie descalzo, deben hacer reposo e ir al médico para recibir tratamiento temprano a fin de que la lesión no llegue a ulcerarse.
 
Además, hay que evitar los zapatos de taco, mantener los pies secos y protegidos, hidratarlos con crema humectante,  usar medias de algodón de color blanco para detectar fácilmente alguna herida.

Es importante también lavarse los pies diariamente  con jabón de glicerina, toallas limpias y agua tibia, secarlos bien, sobre todo, entre los dedos para evitar humedad y la aparición de hongos. También hay que costarse las uñas después del año y usar zapatos cómodos.
 
Más en Andina: 


(FIN) NDP/ART

Publicado: 17/3/2019
Loading...