Andina

San Marcos: Bibliotecología, una carrera con gran demanda en el mercado laboral

El Perú necesita más especialistas en este campo. El 80% laboran desde sus primeros años de estudio

ANDINA/Nathalie Sayago

ANDINA/Nathalie Sayago

04:48 | Lima, feb. 13.

Todas las regiones demandan una mayor cantidad de bibliotecólogos a fin de administrar la enorme cantidad de libros que existen en colegios, universidades y centros especializados, además de gestionar y sistematizar enormes cantidades de información que ya existe o se produce cada día en diversas instituciones del país.

Así lo manifestó la Dra. Karen Alfaro Mendives, docente de la Escuela Profesional de Bibliotecología y Ciencias de la Información de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos durante el programa Martes Educativo de Andina, donde destacó la alta demanda laboral de sus egresados. 

“Tenemos estadísticas que detallan que el 90% de nuestros egresados trabaja en su especialidad y que el 80% de nuestros estudiantes laboran desde sus primeros años de carrera. La demanda es enorme”. 

Comentó que, con la implementación del licenciamiento y acreditación, numerosas instituciones educativas están muy interesadas en tener expertos de este campo “porque las bibliotecas tienen un papel muy importante en estos procesos.” 

Capacidades y destrezas

Las habilidades de los interesados en esta carrera son diversas. Además de su amor por los libros, se requiere que tengan vocación de servicio y un buen manejo de la tecnología.

“La formación en nuestra escuela es bastante integral. Vemos administración de empresas, la parte tecnológica, de organización, de catalogación y clasificación de libros. Los estudiantes deben mostrar una predisposición a la sistematización de la información, al orden”. 



Los bibliotecólogos, comentó la experta, deben saber seleccionar, adquirir, procesar y sistematizar mucha información, generando valor agregado para satisfacer las necesidades de los usuarios en cualquier ámbito, sea público o privado, sean bibliotecas o empresas y siempre apoyados en la tecnología de la información.

Campos de acción

Si bien se trata de expertos que se les vincula permanentemente con bibliotecas, no es su único campo de acción. 

“Si hablamos de espacios laborales, podemos mencionar la biblioteca nacional, las bibliotecas públicas, las bibliotecas escolares y las bibliotecas universitarias en cada facultad del país. Pero se trabaja también con archivos en ONGs, se hace docencia, investigación, gestión de conocimiento. Son muchos ámbitos”. 

Indicó que todas las instituciones tienen archivos y la norma exige archivos organizados. 

“Por esa razón hay mucha demanda de bibliotecólogos. Lo mismo pasa en el tema de investigación. En los lineamientos que exige Concytec para las universidades, se necesita cada vez más que los estudiantes de bibliotecología apoyen a los investigadores en estos procesos, cada vez más complejos.”

Mencionó que hay egresados que se decantan por la ayuda comunitaria, los procesos de alfabetización, el desarrollo de la comprensión lectora o incluso el marketing, así como la difusión de contenidos en diversos espacios educativos.  



Se van a provincia 

La docente Alfaro lamentó que las provincias evidencien una gran carencia de estos especialistas. 

“Hay estadísticas del colegio de bibliotecólogos, que el 86% de profesionales estamos en la capital. El 3% de los egresados en Lima está en provincia y eso nos habla de una gran demanda de bibliotecólogos. Son muy pocos los profesionales. Esta es la razón por la cual son reemplazados por otros profesionales”. 

Advirtió que el mayor riesgo de esta situación es que la información se pierda porque solo los especialistas en la materia saben administrar las unidades de información, están capacitados en políticas de información y procesamiento técnico. 

“El biliotecólogo es el profesional capacitado para ser el intermediario entre una gran cantidad de información y el usuario”.

El Plan de Estudios de la carrera de Bibliotecología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos está integrada por seis áreas: Administración y Gestión en Unidades de Investigación, Recursos y Servicios de Información, Tecnologías de la Información, Investigación, Organización de la Información, y Archivística y Gestión Cultural.




Sus egresados laboran en ministerios, son docentes, administran los sistemas de bibliotecas de las universidades más importantes de la capital. A ellos se suman bibliotecólogos que también son investigadores Regina y aquellos que están haciendo pasantías en el extranjero.

“Es una carrera de cinco años de duración. Sus egresados salen como bachilleres de bibliotecología y ciencias de la información. Después de hacer su tesis obtienen el título de licenciados en bibliotecología y ciencias de la información. Es una carrera apasionante. El estereotipo o paradigma es que solo trabajamos con libros, pero se trabaja con todo tipo de información, incluso digital. Existe mucho campo de acción y la demanda no deja de crecer”, detalló la experta. 

Más en Andina: 

(FIN) KGR


Publicado: 12/2/2019
Loading...

Te puede interesar