Andina

Puno: con productos orgánicos pobladores de Samán combaten la anemia

Familias rurales consumen hortalizas, papa y quinua orgánica, entre otros

Con productos orgánicos pobladores del distrito de Samán, en Puno, combaten la anemia y desnutrición infantil. ANDINA/Difusión

Con productos orgánicos pobladores del distrito de Samán, en Puno, combaten la anemia y desnutrición infantil. ANDINA/Difusión

06:00 | Puno, abr. 27.

El consumo de alimentos pura y exclusivamente naturales es una práctica saludable que se hecho costumbre en las familias rurales del distrito de Samán, ubicado en la provincia de Azángaro, región Puno, de esa manera evitaran que sus hijos padezcan de desnutrición y anemia.


“Estoy cultivando lechuga, zanahoria y cebolla”, nos dice en quechua Santos Ari Retamoso, quien nos muestra las hortalizas que cultiva en su pequeño huerto, las cuida con mucho ahínco y las utiliza como dieta nutritiva para sus hijos.

Santos Ari Retamoso vive en la parcialidad de Accarapisco del distrito de Samán, tiene 50 años y es agricultor por excelencia. Es uno de los 400 beneficiarios del proyecto Haku wiñay de Foncodes, organismo que los dota de semilla y les brinda asistencia técnica personalizada.

Los productores locales cultivan también papa y quinua orgánica, cuyos excedentes los comercializan en los mercados locales, con ello generan ingresos económicos para el sustento de sus hogares, debido a que estas familias solo se dedican a la agricultura y ganadería.

La crianza de animales menores como el cuy y gallinas ponedoras, es otro de los emprendimientos rurales que promueve el proyecto Haku Wiñay, a fin de garantizar la seguridad alimentaria dentro de la política pública que promueve el Estado.

“Los profesionales de salud han diagnosticado anemia en los niños y por eso el proyecto Haku Wiñay interviene en esta zona”, señala Leoncio Cari Huancollo, es el yachachiq que monitoria y supervisa el cumplimiento de metas.



De esta manera, el enfoque para mejorar la desnutrición y la lucha contra la anemia en las comunidades del distrito de Samán, fue posible gracias a la intervención del proyecto Haku Wiñay de Foncodes, generando cambios positivos en familias en situación de pobreza.

Más en Andina:

(FIN) JCB/MAO

Publicado: 27/4/2019
Loading...