Andina

Por estas razones 70 países del mundo reconocen el origen peruano del pisco

Su elaboración es única

La denominación de origen peruano del pisco cuenta actualmente con el reconocimiento de 70 países del mundo. Foto: ANDINA/archivo.

La denominación de origen peruano del pisco cuenta actualmente con el reconocimiento de 70 países del mundo. Foto: ANDINA/archivo.

11:48 | Lima, ago. 13.

Ahora que el presidente de Chile, Salvador Piñera, ha propuesto que Perú y su país exporten de manera conjunta el pisco y el aguardiente que se prepara en Chile, recordemos las razones que motivaron a que 70 países del mundo reconocieran el origen peruano de nuestra bebida de bandera.


De acuerdo a un concepto mundial, que recoge el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), las denominaciones de origen se definen como el nombre geográfico de un país, región o lugar específico que designa a un producto cuyas características derivan o son atribuibles exclusiva o esencialmente al medio geográfico del cual procede, incluyendo los factores naturales y los factores humanos.


La denominación de origen ha sido calificada de “prototipo del nombre propiamente geográfico jurídicamente protegido”.


Según la Resolución 13880-2017/DSD-Indecopi, emitida por la Dirección de Signos Distintivos del Indecopi, que es la autoridad competente en materia de signos distintivos en el Perú, las denominaciones de origen tienen tres funciones: 


Designar con la denominación geográfica al producto. Esta función consiste en llamar al producto con el nombre del territorio o localidad en donde se encuentra ubicada la zona geográfica de producción; es decir, el nombre del producto es el mismo que el de la zona en la que se originó.


Indicar o identificar su origen geográfico. Esta función se refiere directamente al origen del producto al cual se asocian las características y calidad de este. Es decir, especifica la zona (país, territorio o localidad) en que está situada la empresa o empresas que extraigan, elaboren o fabriquen el producto que corresponde a la denominación de origen, el mismo que posee calidad y características determinadas por el medio geográfico del área de producción, incluidos los procesos de producción y la materia prima.

Prevenir la eventualidad de que la denominación en cuestión se convierta en un genérico. Esta función consiste en prevenir y advertir que la denominación geográfica con la que se designa al producto se convierta en un nombre genérico, siempre que la misma se encuentre protegida como una denominación de origen. El nombre geográfico que designa al producto debe mantenerse en el idioma original.


En este aspecto, la resolución del Indecopi precisa que la palabra pisco tiene origen peruano. En efecto, antes de la llegada de los españoles el Perú estuvo habitado por diversas culturas originarias, las cuales, entre otras lenguas, hablaban el quechua. El origen tiene, a su vez, cuatro sustentos:


Origen zoológico. Existen testimonios y documentos de historiadores, cronistas y lexicógrafos que afirman y demuestran que en el idioma quechua la denominación pisku, pisccu, phishgo o pichiu era utilizada para designar a los pájaros que habitan en la zona, en la cual estos se encuentran en abundancia aún a la fecha. En 1550, Pedro Cieza de León, uno de los cronistas más reputados, en su "Crónica general del Perú", menciona: "Piscos... que es nombre de pájaros".


Origen toponímico. En 1574 se elaboró el primer mapa conocido del Perú y en el mismo se identifica al puerto de Pisco, ubicándolo al sur de la Ciudad de los Reyes, en el golfo de Lima. Por otro lado, existen testimonios de que el conde de Nieva, virrey del Perú, al informar al rey sobre la fundación de Ica, manifiesta su voluntad de establecer una villa con el nombre de Pisco. 


Si bien es cierto que dicha zona fue rebautizada hasta en tres oportunidades, finalmente el nombre de Pisco fue el que quedó en el tiempo y en los usos de la época. En 1898, la villa de Pisco fue elevada al rango de ciudad y posteriormente, en octubre de 1900, se crea la provincia de Pisco.


Origen étnico. En la zona sur del Perú existía la casta de los piskos, quienes se especializaron en la elaboración de recipientes de barro utilizados para almacenar líquidos, especialmente chicha; con la llegada de los españoles, estos ceramistas se encargaron de fabricar tinajas en forma de ánforas griegas, las cuales eran hechas de barro cocido y recubiertas por dentro con cera de abejas. Estas tinajas se emplearon para envasar y acarrear el aguardiente de uva producido en la zona de Pisco.


Origen industrial. Durante el siglo XVI Pisco pasó a ser el nombre de un poblado y de un puerto, el mismo que fue uno de los principales puertos que servían al comercio regional en tanto era punto de embarque del guano y de los envíos de cargamento de plata hacia España.


Asimismo, el pisco se convirtió en una bebida popular, por sus características muy propias, entre los viajeros de la región, lo que determinó que sus bondades fueran bastante difundidas, al grado de exportarse en grandes cantidades en las famosas botijas hacia las regiones vecinas.



Otra función de la denominación de origen tiene que ver con prevenir la eventualidad de que la denominación en cuestión se convierta en un genérico. Esta función consiste en prevenir y advertir que la denominación geográfica con la que se designa al producto se convierta en un nombre genérico, siempre que la misma se encuentre protegida como una denominación de origen. El nombre geográfico que designa al producto debe mantenerse en el idioma original.



Lo esencial del concepto de denominación de origen es el vínculo o nexo entre el origen geográfico y las características del producto designado por la denominación.


A diferencia de lo que ocurre con una simple indicación de procedencia, que solo señala un nexo de procedencia geográfica, la denominación de origen conlleva una doble conexión: además de indicar un origen o procedencia geográfica, denota ciertas características o cualidades poseídas por el producto como consecuencia de ese origen o procedencia.


La denominación de origen informa al consumidor que el producto designado por ella tiene cualidades particulares que resultan de esa relación entre, por una parte, la tierra y demás condiciones naturales del lugar, y, por otra parte, los usos tradicionales aplicados en su producción por los hombres del lugar.


El vínculo cualitativo explicado anteriormente ha llevado a los Estados a justificar una protección especial y autónoma para las denominaciones de origen, a fin de salvaguardar los intereses de los productores que han generado y mantenido las características particulares del producto y su reputación y prestigio, así como los intereses del público consumidor y de las economías domésticas.

Notoriedad de la Denominación de Origen Pisco


La Dirección de Signos Distintivos del Indecopi, mediante la Resolución 13880-2017/DSD-Indecopi, del 26 de julio del 2017, dispuso declarar el carácter notoriamente conocido en grado de renombre de la Denominación de Origen Pisco, que distingue el destilado de mostos frescos de uvas pisqueras recientemente fermentadas, producido en la costa de los departamentos de Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y los valles de Locumba, Sama y Caplina del departamento de Tacna, en el Perú.


En la mencionada resolución se abordaron diversos aspectos, tales como el origen de la denominación y producto pisco, desde una perspectiva histórica; la regulación normativa a lo largo de los años en torno a la Denominación de Origen Pisco; la promoción y difusión del pisco en el Perú y el ámbito internacional, así como el crecimiento en los niveles de producción y exportación del pisco; todo lo cual, a la luz del minucioso análisis realizado por la Dirección de Signos Distintivos del Indecopi, devino en el reconocimiento del pisco como una denominación de origen notoria en grado de renombre.



Suman hasta ahora 70 países los que reconocen la denominación de origen peruano del pisco. El más reciente de los reconocimientos se dio en la India, cuyo Consejo de Apelaciones de Propiedad Intelectual emitió, en febrero de este año, una resolución afirmando que la Denominación de Origen Pisco pertenece exclusivamente a Perú.


A la India se suman otras 18 naciones de los continentes africano y asiático: Argelia, Burkina Faso, China, Congo, Gabón, Indonesia, Israel, Japón, Malasia, República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), República de Corea (Corea del Sur), República Popular de Laos, Singapur, Sudáfrica, Tailandia, Togo, Túnez y Vietnam.


También hay 35 países europeos que le reconocen derechos al Perú en torno al pisco: Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Moldavia, Montenegro, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Serbia, Suecia y Ucrania.



En América suman 16 naciones que reconocen la denominación de origen peruano del pisco: Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Venezuela. A ellos se sumó Guatemala, cuyo Registro de Propiedad Intelectual oficializó en enero de este año el reconocimiento de la Denominación de Origen Pisco a favor del Perú, por plazo indefinido.



El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) y la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú) lanzó este año la marca Pisco, Espíritu del Perú, para promover nuestra bebida de bandera en el mundo.

“Lanzamos esta marca para que ese orgullo que sentimos por nuestra bebida de bandera siga incrementándose no solamente en el consumo nacional, sino en la posibilidad de que los consumidores en el mundo puedan disfrutarlo”, sostuvo el titular del Mincetur, Edgar Vásquez.


“Venimos ganando espacio no solo en Estados Unidos y América Latina, sino que también buscamos nuevos mercados en Europa y Asia, para lo cual seguiremos con esa política de promoción dinámica del pisco”, enfatizó.


Perú rechazó recientemente la propuesta del ministro de Agricultura de Chile, Antonio Walker, quien planteó una tregua para que nuestro país reconozca a su aguardiente como pisco.


La proposición de Chile no se hizo de manera oficial, sino que fue parte de una conversación cordial entre los ministros de Agricultura de Perú y Chile.

“Pisco hay uno solo y es sinónimo de peruanidad. Por ello hemos lanzado la marca Pisco, Espíritu del Perú de manera internacional y muy pronto la haremos público a escala nacional”, manifestó Edgar Vásquez a la Agencia Andina.

Más en Andina:

(FIN) LZD/MAO
GRM



Publicado: 13/8/2019
Loading...

Te puede interesar