Andina

Minam ratifica confianza en creación de zona reservada Mar Pacífico Tropical

Ministro Pulgar-Vidal: áreas protegidas no impiden inversión privada

Autorizaciones petroleras identificadas por el Sernanp en el área de lo que sería la nueva zona reservada Mar Pacífico Tropical Peruano. ANDINA/Difusión

16:58 | Lima, abr. 29.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, ratificó hoy su confianza en la creación de la zona reservada Mar Pacífico Tropical y sostuvo que este espacio que conservaría la zona del mar cálido en las regiones Piura y Tumbes, no impedirá ni dificultará la inversión privada.

Indicó que pese al respaldo recibido a esta iniciativa por parte del gobierno regional de Piura, autoridades municipales, los pescadores artesanales, las empresas turísticas y la sociedad civil, aún existe oposición de dos empresas de hidrocarburos y del gobierno regional de Tumbes.

“Las empresas petroleras tienen temor de que la creación de la zona reservada pueda desconocer sus derechos preexistentes, lo que es un error de concepto”, comentó Pulgar-Vidal en diálogo con RPP.

El titular del Minam sostuvo que las empresas que ya cuentan con permisos de operación seguirán trabajando en la zona y las que obtengan nuevos permisos también podrán operar, siempre que respeten las normas ambientales que garantizan la integridad de la biodiversidad existente en la zona reservada.

“Tenemos experiencias positivas de gestión compartida con empresas petroleras. Es el caso de Hunt Oil y Repsol con reservas comunales. Estas empresas han emitido publicaciones técnicas de primer orden sobre diversidad biológica en la zona. Una de ellas contrató al Smithsonian Institute para realizar un análisis de la diversidad andina en la zona por donde pasaba el ducto que lleva el gas natural a la planta de Pampa Melchorita. No se había hecho por décadas un análisis de diversidad andina, dado que era más común hacerlo sobre diversidad amazónica”, manifestó.

Pulgar-Vidal expresó que tal como ocurre en Australia con los arrecifes de coral, las empresas petroleras que operan en el área propuesta como zona reservada Mar Pacífico Tropical van a entender que es absolutamente posible compatibilizar la extracción con la conservación.

En el caso del gobierno regional de Tumbes, el ministro refirió que la oposición surgió por el interés de esa autoridad por el desarrollo de un proyecto de irrigación en la margen derecha del río Tumbes. En ese sentido, Pulgar-Vidal recordó que ese proyecto fue anulado porque se consideró mejor apostar por el proyecto de irrigación Puyango-Tumbes, que tiene muchos años de creación.

Sostuvo que el funcionamiento de ambos proyectos de irrigación no es viable porque se genera una sobreoferta hídrica con baja rentabilidad y, además, la propuesta de la margen derecha del río Tumbes implicaba la instalación de un ducto de muchos kilómetros de largo que iba a terminar dividiendo al Parque Nacional Cerros de Amotape, con el obvio daño al ecosistema.

Consideró que por una posición política basada en las razones expuestas, el gobierno regional adoptó una posición contraria a la creación de la zona reservada Mar Pacífico Tropical y se le ha dado información errónea a la población sobre los motivos de la cancelación del proyecto de la margen derecha del río Tumbes, a fin de obtener su apoyo en el rechazo a la zona reservada con el argumento de que las áreas protegidas detienen el desarrollo.

“Con el gobernador regional de Tumbes voy a tener una reunión el lunes 2 de mayo. Creo que es cuestión de conversar con él y explicarle los altos beneficios que trae la conservación con la producción”, subrayó.

El ministro anotó que lograr la creación de esta nueva zona reservada implica labores de convencimiento e insistencia. “En eso estamos, uno no puede predecir tiempos pero estamos trabajando en ello”, enfatizó.

Sostuvo que el objetivo general de la propuesta zona reservada del Mar Pacífico Tropical Peruano es conservar el área que presenta la mayor diversidad biológica del mar peruano.

En isla Foca, El Ñuro, arrecifes de Punta Sal y banco de Máncora, el principal uso de los recursos es la pesca artesanal, principalmente por la población aledaña, la cual está organizada por sectores para la pesca dentro de las cinco millas, pero que últimamente es afectada por la pesca ilegal repercutiendo negativamente en la economía de los pescadores artesanales y en el equilibrio del ecosistema.

Paralelamente se ha visto un crecimiento exponencial en la actividad turística dado el potencial que presenta la zona para la recreación en playas, deportes acuáticos, la pesca deportiva y el avistamiento de tortugas y ballenas. Existe un sector turístico creciente que cuenta con operadores turísticos y hoteles para pescadores deportivos y turistas.

Entre las playas ubicadas frente a la propuesta de zona reservada que han incrementado su afluencia turística se encuentran principalmente Yacila, La Islilla, La Tortuga, Colán, Cabo Blanco, Los Órganos, Máncora, Punta Sal, Punta Mero, Acapulco, Zorritos, Puerto Pizarro y Bocapán.

El ámbito de la propuesta es también una zona con alto potencial de hidrocarburos con varios lotes petroleros en operación, los cuales constituyen derechos preexistentes que esta propuesta reconoce y respeta en toda su extensión. Siendo además el objetivo del área conservar la diversidad biológica mediante su aprovechamiento sostenible, es claro que su futura categorización como un área de uso directo no generará una incompatibilidad legal con la suscripción de posibles nuevos contratos de hidrocarburos.

Lograr armonizar la explotación limpia de hidrocarburos, la pesca sostenible y la conservación de la naturaleza será un ejemplo para el mundo entero de que en el Perú el desarrollo no está reñido con la planificación a largo plazo y el uso racional de nuestros recursos.

(FIN) LZD/MAO

Publicado: 29/4/2016
Loading...