Andina

Man Bok Park y los secretos que llevaron al éxito al voleibol peruano

La disciplina y el amor propio fueron fundamentos básicos del fallecido entrenador

Man Bok Pak dejó un legado importante

Man Bok Pak dejó un legado importante

00:30 | Lima, set. 27.

El extécnico de la selección peruana de voleibol, Man Bok Park, quien falleció ayer, a los 83 años, dejó un legado importante y ese es la disciplina. Para el legendario guiador la única manera de que el vóley nacional resurja es que las jugadoras entrenen 8 horas diarias como lo hacían antes.

Conocido como Mister Park, el entrenador coreano fue el artífice de la época dorada del voleibol peruano, que tiene entre sus más significativos logros el subcampeonato mundial juvenil en 1982 y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

Para colocar al Perú en ese sitial, Man Bok Park tuvo que inyectarles a las voleibolistas peruanas el chip de la disciplina y la constancia. A eso se le agrega el amor propio que deben tener cada uno al momento de afrontar un partido.

En una de sus últimas entrevistas, el estratega señaló que la única fórmula para que el Perú vuelva a tener ese brillo de antaño es que las jugadoras entrenen más fuerte. 

“Las deportistas de hoy deben tener más sacrificio. Los triunfos llegarán y dependerá que se entrene más fuerte, más horas, más empeño. Tener a jugadoras entregadas, con capacidad de entrenar hasta 8 horas, como lo hacíamos antes”, dijo en su momento a la Federación Peruana de Voleibol.

A eso se puede agregar, que Mambo siempre les inculcó a sus jugadoras que crean en sus capacidades porque ningún rival, por más poderoso que sea, son más que ellas.

Cecilia Tait recuerda que cuando tocaba enfrentar a China o Japón, rivales poderosos y casi invencible en ese momento, Man Bok Park les decía que ellas (las peruanas) eran mejores y eso las animaban a salir a buscar el triunfo.  

“Antes el técnico Man Bok Park nos hacía creer que nosotras éramos iguales o mejores a las que teníamos que enfrentar, a pesar que el rival era el súper equipo. Eso nos inflaba el pecho y ganábamos sin pensar que teníamos a China o al oponente más pintado”, dijo la Zurda de Oro.

La misma matadora reconoció que el seleccionador jamás aceptó engreimientos y que para ellas no existía el “no deseo ir a entrenar” como ocurre ahora.

Una vez, Tait dejó entrever que no quería entrenar y al escuchar eso Manbo mandó a que la “matadora” se pusiera al frente y ordenó a las demás integrantes a lanzarle mates fuertes con el balón. Luego de ese escarmiento, Tait jamás faltó a una práctica.




Momentos del legendario 


Man bok Park nació el 30 de agosto de 1936, en la Ciudad de Sokcho, en la provincia de Gangwon, en Corea del Sur.  

Estudio la carrera de química en  la Universidad Kyun – Hee. 

En 1964  perteneció al ejercito coreano. Durante su etapa militar obtuvo el grado de Sargento y  volvió al voleibol, su otra  pasión.

Fue entrenador de la selección femenina de Corea del Sur con la que ganó la medalla de bronce en la Copa del Mundo en 1973.

En 1974, el técnico japonés Akira Kato, quien era técnico de la selección peruana, lo invitó a trabajar con él como asistente técnico. Ese mismo año asume la dirección técnica tras el alejamiento de Kato por una enfermedad.



Ganador absoluto

Su primera experiencia al mando de la escuadra nacional fue en el Mundial de México 1974.

Luego de esa experiencia, los títulos llegaron como consecuencia del trabajo dedicado que tuvo con cada una de sus dirigidas.  En 1977 se consagró campeón sudamericano y en 1979 ganó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos.  

El primer gran logro lo obtuvo en 1981, cuando alcanzó el subcampeonato del Mundial Juvenil de México. Al año siguiente, repitió el subtítulo mundial en el certamen disputado en Lima.

En 1983 volvió a coronarse campeón sudamericano. Con él al mando, el voleibol peruano vivió una época dorada que tuvo su punto cumbre la obtención de la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. 

En ese certamen, el equipo nacional enamoró al mundo con un juego brillante en el partido de final ante la poderosa y favorita Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. 

A pesar de la derrota de 3-2, el pueblo peruano resaltó la entrega del sexteto y de su guiador, Man Bok Park, un coreano de mirada adusta que se enamoró del Perú y en demostración de ese sentimiento le brindó al país figuras como Denisse Fajardo, Cecilia Tait, Gabriela Pérez del Solar, Cenaida Uribe, Gina Torrealba, Rosa García y Natalia Málaga, deportistas que él amoldó para convertirlas en las mejores del mundo.

Man Bok Park al mando de la selección peruana obtuvo 7 títulos sudamericanos

La última vez que dirigió a una escuadra nacional fue en el 2003 cuando Perú alcanzó el tercer puesto del Campeonato Sudamericano.

En el 2016, el estratega fue ingresado al Salón de la Fama del Vóley Mundial, ubicado en la ciudad de Holyoke, del estado de Massachusetts, Estados Unidos.





Más en Andina



(FIN) JSO


Publicado: 27/9/2019
Loading...