Andina

Indígenas monitorean oleoducto en Loreto para preservar medio ambiente, informa MEM

Ramales del oleoducto Nor Peruano, en Loreto. Foto: MEM.

12:30 | Lima, ago. 17 (ANDINA).

Trece monitores pertenecientes a doce comunidades nativas achuar recorren cada mes los ramales del oleoducto Nor Peruano en la provincia de Loreto, para verificar si se producen derrames de crudo o deterioros al medio ambiente, informó hoy el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

Rolando Maldonado Núñez, coordinador indígena del Programa de Manejo Ambiental del Río Corrientes (PMAC), detalló que las comunidades involucradas son Providencia, Cuchara, Nueva Unión, Villa Trompeteros, San Juan Nativo, Santa Elena, Boca de Copal y Bajo Corrientes.

También las comunidades ubicadas en la quebrada Patacuyacu, afluente del río Chambira, en Loreto, en la selva norte de Perú.

“En casi tres años de trabajo, los monitores han comprobado que para realizar una adecuada, objetiva y transparente acción es importante tener acceso sin restricciones a las zonas de operación de la empresa petrolera, además de autonomía e independencia para planificar y tomar registros a las comunidades y sociedad civil”, señaló.

La peculiaridad de este equipo de trabajo es que sus integrantes son elegidos por los propios jefes (apus) de las comunidades nativas ubicadas en la zona de influencia del Lote 8.

Supervisan desde plataformas petroleras, pozos de producción y reinyección, válvulas y otros equipos pesados en la zona de explotación, así como en campamentos y embarcaderos, además de áreas que deben ser remediadas, sostuvo.

“Nuestro trabajo no se improvisa, está debidamente planificado y a cada miembro del equipo se le asigna su tarea dentro de la jurisdicción a la que pertenece. Sus supervisiones se realizan mensualmente y al finalizarlas preparan un informe que es expuesto a las comunidades nativas y otro para la empresa petrolera”, explicó Maldonado.

Los monitores están debidamente capacitados con el apoyo de profesionales que los adiestran en temas de hidrocarburos y manejo ambiental, a través de talleres organizados por universidades de Loreto.

Maldonado dijo que una de las últimas acciones del PMAC fue el 6 de agosto cuando los monitores acudieron a verificar el derrame de 1,100 barriles de crudo que explota la empresa argentina Pluspetrol Norte, en el tramo Trompeteros - Saramuro.

Larry Taminchi Yaicate, monitor del PMAC-Corrientes, recordó que fue alertado a las 09:00 horas del sábado 6 por un representante de Pluspetrol, quien comunicó la ocurrencia de un incidente en el oleoducto y solicitó su presencia para realizar las verificaciones respectivas.

El coordinador indígena del PMAC sostuvo que el río Corrientes, medio natural principal para la existencia de las comunidades achuar de esta zona, ha sido el más afectado por los impactos de la actividad petrolera en los últimos años. Sin embargo, este panorama está en un franco proceso de cambio.

“Hasta hace dos años se seguían vertiendo las aguas de producción al río y ese era el escenario que diariamente se observaba frente a la localidad de Trompeteros. Hoy podemos decir que esa situación ha cambiado con el llamado ‘cero vertimiento’", manifestó.

Maldonado dijo que aún queda mucho por hacer para seguir recuperando la calidad ambiental del río, cochas y bosques del Corrientes, una tarea que involucra a la empresa petrolera y a los tres niveles de gobierno.

La sede de trabajo del coordinador del PMAC se encuentra en el distrito de Trompeteros, a orillas del río Corrientes y vecino de la empresa Pluspetrol Norte.


(FIN) NDP/JOT


Publicado: 17/8/2011
Loading...