Andina

Enfen prevé lluvias por encima de lo normal en la sierra y selva por La Niña

Entidad declara el estado de alerta por La Niña costera debido a condiciones frías del mar

Enfen prevé lluvias por encima de lo normal en la sierra y selva por La Niña. ANDINA/Héctor Vinces

Enfen prevé lluvias por encima de lo normal en la sierra y selva por La Niña. ANDINA/Héctor Vinces

09:38 | Lima, dic. 15.

El Comité encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen) informó que cambió el “estado de alerta de vigilancia” por el “estado de alerta” de La Niña costera debido a las condiciones frías actuales en la superficie del mar a lo largo de la costa del Perú.

A través del comunicado N° 16-2017, el Enfen afirma que para el verano de 2018 se prevén temperaturas alrededor de lo normal en la región costera.


Sin embargo, agrega que para la misma temporada “lo más probable es la persistencia de ‘La Niña en el Pacífico central’ ecuatorial, debido a lo cual podrían presentarse lluvias por encima de lo normal en las regiones andina y amazónica”.

El comunicado indica que los miembros del Enfen se reunieron para analizar y actualizar la información de las condiciones meteorológicas, oceanográficas, biológicopesqueras e hidrológicas correspondiente a noviembre de 2017.

Precisa que la anomalía negativa de la temperatura superficial del mar se incrementó en la región del Pacífico Central con un valor de -0.86° grados Celsius, y en la región oriental, frente a la costa norte del Perú, se mantuvieron las condiciones frías debido a la presencia de las ondas Kelvin frías, alcanzando en promedio -1.16° grados.

Refiere, asimismo, que en la franja de 100 millas frente a Paita, en Piura, se observó condiciones frías alcanzando anomalías de hasta -2° grados Celsius dentro de los 50 metros de profundidad cerca de la costa.

Las aguas oceánicas de alta salinidad y mayor temperatura se aproximaron hasta 30 millas de la costa entre Lambayeque y Áncash, así como al sur de Atico, en Arequipa, desde la última semana de noviembre. “En la capa vertical, entre Paita y Pisco, se observó el ascenso de aguas más frías, pobres en oxígeno y ricas en nutrientes, en particular en la zona costera, asociado al efecto de la onda Kelvin fría”.


Informó, además, que las temperaturas del aire se presentaron por debajo de sus rangos normales a lo largo del litoral peruano.

Añadió que los caudales de los ríos de la costa norte del país se mantienen dentro de sus rangos normales, con ligeros ascensos en los ríos Chira y Chancay–Lambayeque. Las reservas hídricas en la costa norte y sur operan en promedio al 63 y 54 por ciento de su capacidad hidráulica, respectivamente.

Lo que se espera


En el litoral peruano se espera que la temperatura del mar se mantenga con anomalías negativas, al menos, hasta enero debido a la presencia de las ondas Kelvin frías, afirma el Enfen.

Revela que los resultados de los modelos climáticos de las agencias internacionales mostraron, en promedio, condiciones frías débiles en diciembre y condiciones neutras desde enero para la zona frente a la costa norte del Perú, mientras que para el Pacífico Central condiciones frías débiles hasta abril de 2018.


“Tomando en consideración el monitoreo y el análisis de la Comisión Multisectorial Enfen, así como los pronósticos de las agencias internacionales, se espera para el verano 2018 la continuación de las condiciones frías en el Pacífico Central, así como la normalización de las condiciones en la temperatura de la superficie del mar frente a la costa norte del Perú”, subraya.

Con estas consideraciones, Enfen estima que para el verano 2018 en el Pacífico Oriental, frente a la costa norte del Perú, es más probable condiciones neutrales (74%) seguida por la condición La Niña (21%). Condiciones para un evento El Niño en esta región alcanzaría el 5%.

Resalta, sin embargo, que de continuar La Niña en el Pacífico Central Ecuatorial durante el verano 2018, “lo más probable es que las lluvias sean mayores que lo normal en las regiones andina oriental y amazónica”.

Recuerda, además, que en algunos veranos en que se desarrolló La Niña en el Pacífico Central, como por ejemplo en el 2011, se presentó un déficit de lluvias en algunas regiones de los Andes.


Por otro lado, “tampoco se puede descartar lluvias intensas en la zona costera de Tumbes y Piura”, tal y como ocurrió en el verano del año 2008, durante el desarrollo de La Niña del Pacífico Central.

(FIN) NDP/MAO

Vea también

Publicado: 15/12/2017
Loading...