Andina

El Festival Agustirock cumple 24 años

Foto Hector Vinces

Foto Hector Vinces

18:09 | Lima, feb. 08 (ANDINA).

Escribe Fidel Gutiérrez M.

Grupos como Los Mojarras, La Sonora del Amparo Prodigioso y Nación Combi no solo tienen en cmún haber salido de las calles de El Agustino, sino también haber participado en el Festival Agustirock, que mañana realiza una actividad previa a su gran evento de 2013. Repasamos, por ello, algo de su ya larga historia.
A fuerza de empeño y pese a alguna zancadilla, el rock en el distrito limeño de El Agustino ha ganado espacios y adeptos. A estas alturas, son pocos quienes no han oído hablar de, por ejemplo, Los Mojarras o Nación Combi o del festival Agustirock. Este último es precisamente la cabeza de lanza de un movimiento que en 2013 cumplirá 24 años, pero que tiene raíces más antiguas y profundas.

"Mientras otros bailaban como John Travolta, acá escuchábamos a los clásicos del rock", recuerda Miguel Vásquez, coordinador general de este evento que mañana, sábado, realizará un concierto preliminar al evento principal correspondiente a este año, programado para junio.

Acceder a este tipo de información musical en la década de 1970 no resultaba difícil para quienes vivían en este barrio capitalino, habitado mayoritariamente por familias de emigrantes de las zonas andinas. "El Agustino está muy cerca de Tacora, de La Cachina"", explica Vásquez. "Hasta allí llegaba gente de clase media o alta para vender sus discos LP y de 45 RPM de rock."

Como varios de los vecinos de ese distrito eran comerciantes o visitantes que frecuentaban dicho mercadillo informal, estas grabaciones fueron haciéndose de un lugar en casas, reuniones y fiestas de la zona, sembrando inquietud e influyendo en el ánimo musical de más de uno, con la consiguiente formación de bandas roqueras.

"Teníamos al grupo Velorio, que eran patas de la zona del cerro El Agustino, de 7 de Octubre", recuerda Vásquez. "Un día se les ocurrió pintarse como la banda Kiss y llenaron el local en el que tocaron."

Las fiestas empezaron a multiplicarse en cada fin de semana, con resultados exitosos. Los nombres de los grupos también aumentaron y de pronto los jóvenes roqueros de El Agustino ya hablaban de bandas como Eclipse o Sabotaje, y acudían "en mancha" a los locales donde estas tocaban. Con el pasar de los años, las inquietudes y la pasión por el rock fueron tantas que varios de estos muchachos decidieron organizarse para canalizar mejor sus ganas de hacer música. Empezaría así GRASS: Grupos Rockeros Agustinianos Surgiendo Solos. Comenzaría también el Agustirock.

Historia viva

El primer Agustirock tuvo lugar el 12 de marzo de 1989 en la plaza central de El Agustino, pero sin llevar todavía ese nombre sino el más formal de Festival de Rock Popular Agustiniano. Vásquez menciona a Donato Montero y Roberto Clavo entre los músicos que formaron parte de esta iniciativa en sus comienzos y recuerda que fue a partir de 1990 que se optó por el nombre que el festival lleva hasta hoy. De los primeros participantes ya no quedan más que músicos individuales dispersos en diversas bandas, pero en El Agustino hay quienes siguen recordando nombres como La Fábrica, Sabotaje, Encadenados o Los Muchachos, que participaron del certamen en esos días aurorales.

"Fue a fines de 1989 en que nos convertimos en una asociación y desde entonces hemos seguido hasta ahora, haciendo un festival cada año, excepto en 1996, cuando solo se hicieron "preaguistirocks", dice Miguel Vásquez.

La intención de realizar estos conciertos previos –como el que, con el subtítulo de "El rock no puede parar", se desarrollará gratuitamente mañana desde las 20:00 horas en el Nº1329 de la avenida Riva Agüero– es ir preparando a las bandas para el gran festival anual.

Por cierto, la razón por la que el festival no se realizó en 1996 fue precisamente el desmesurado crecimiento que había tenido en el año previo, cuando la empresa que trabajaba junto a Los Mojarras –la banda más famosa salida del distrito– se hizo cargo de la organización, tiñéndola de "megaevento", con transmisión televisiva incluida y la participación de tan solo tres bandas lugareñas acompañando a la crema y nata del rock independiente capitalino de ese entonces (Leusemia, La Liga del Sueño, Dolores Delirio, Rafo Ráez). "Luego de eso, la gente no quiso hacer más cosas y se desanimó. Creo que a algunos grupos esto les cambió el concepto de trabajo colectivo", señala Vásquez.

Tiempos difíciles también se dieron a finales del anterior milenio cuando la administración municipal distrital de entonces –afín al gobierno de Alberto Fujimori– retiró todo apoyo a este tipo de eventos, boicoteándolos por desacuerdos con el perfil contestatario de estos muchachos. Superado ese período, las cosas han corrido parejas para GRASS y Agustirock. Su ejemplo, más bien, ha servido para que otros grupos en los que participan varios de sus antiguos colaboradores, como CultuRock o Agustinazo, organicen sus propias actividades.

"Este mismo sábado hay otros dos conciertos en El Agustino, y varias de nuestras bandas participarán un día antes en un concierto de apoyo al No en la revocatoria –dice Vásquez–. Todo eso está bien."



Publicado: 8/2/2013
Loading...