Andina

Día del Maestro: conoce a Josefina Álvarez, la incansable docente impulsora del quechua

Conoce a Josefina Álvarez, la incansable docente impulsora del quechua, ANDINA/Difusión

Conoce a Josefina Álvarez, la incansable docente impulsora del quechua, ANDINA/Difusión

10:56 | Lima, jul. 6.

Josefina Álvarez es una ejemplar maestra que cumplió 34 años como docente antes de cesar en octubre del año pasado. Ella dejó huella en la I.E 6076 República de Nicaragua de Villa El Salvador, no solo por el trato maternal que tenía con sus estudiantes, sino por ser impulsora del quechua, idioma que continúa enseñando de manera voluntaria, a sus 66 años, a los niños de primaria de "su escuela de toda la vida".

Desde muy niña, en su querido barrio de San Blas, en Cusco, Josefina fue aprendiendo a hablar este idioma gracias a su madre. “Ella me cantaba y me arrullaba todo el tiempo en quechua. Gracias a ella tengo este amor por el idioma”. A los 18 años, cuando ya vivía en Lima, ella se comunicaba sin dificultad en esta lengua.

Cuando inició su carrera como docente, su sueño siempre fue que sus estudiantes se interioricen con el quechua, que aprendan a amarlo, como lo siente ella. Por eso, en los primeros años de su carrera, aprovechaba las horas libres para enseñarles el idioma a sus pequeños de primaria.


"Uno de los motivos que me impulsa a educar en quechua es contribuir a eliminar la discriminación. En el colegio se fue superando eso gracias a las clases”, apunta la docente.


Años después, la maestra pasó a enseñar este idioma de forma permanente dentro del curso de Arte y Cultura, a los niñas y niños de primaria del colegio, desde el segundo grado en adelante. Les cantaba, los hacía actuar, les pedía que elaboren cuentos, y, además, pedía que practiquen diálogos con sus familias.

"Yo sabía que muchos de los abuelitos de mis estudiantes son del Ande, entonces aproveché para que me traigan diálogos con ellos. No solo para aprendan el idioma, sino para que fortalezcan esa conexión que debe existir con la familia".


En reconocimiento a esta gran labor que realizaba con sus estudiantes, Josefina y sus niñas y niños han sido invitados a eventos en el Congreso de la República, en la Municipalidad de Lima, en la Feria de Libro, para cantar el himno nacional en quechua. Ella sostiene que esto incentivó más a los escolares a seguir aprendiendo a comunicarse en este idioma.

Hasta el día de hoy, sus exestudiantes y padre de familia le agradecen por el trabajo que hizo en la I.E. y por la gran vocación que demostró como docente. “Una vez me subí a un mototaxi y escuché que el conductor cantaba en quechua y me sorprendió que lo hiciera tan bien. Al final, me sonrió y me di con la sorpresa que había sido uno de mis alumnos”, cuenta Josefina.

Recuerda otra anécdota: "Hace cuatro años, mis hijos me acompañaron al colegio. Sabía que me tenían una sorpresa, pero recién lo descubrí al ingresar a un salón. Mis exalumnos, reunidos, me cantaron en quechua, las mismas canciones que yo les había enseñado cuando eran pequeños, además, me entregaron un plato recordatorio, fue muy emocionante”, señala la maestra.

Hasta el día de hoy, pese a que ya dejó de enseñar en colegios, Josefina Alvarez ha mantenido el vínculo con los estudiantes de primaria de su excolegio, a quienes enseña quechua. Ella sostiene que lo hace por su vocación de docente y por el amor que le tiene a sus estudiantes.

"Fue duro no despedirme de ellos, por la pandemia, pero yo sigo pendiente de ellos. Actualmente enseño a 10 niños de sexto grado a hablar quechua. Nos conectamos por videollamada de WhatsApp, además les mando videos y canciones. Y por supuesto todo es gratuito, solo quiero seguir teniendo contacto con ellos”, afirma Josefina, quien se viene preparando para iniciar una maestría en quechua e interculturalidad en una universidad privada.

No es todo, Josefina está llena de proyectos: espera seguir enseñando y asesorando a usuarios nacionales y extranjeros sobre esta lengua, y luego, una vez que termine la pandemia, no descarta enseñar el idioma que tanto la apasiona, en una institución educativa superior.

Saludo en quechua


Maestra por vocación y por pasión, Josefina envió un saludo  por el Día del Maestro, en quechua: “Marq’akuyki p’unchayniykipi yachachiqkuna, chaninchayta suyashankichis” [Maestros les abrazo en su día, urge que valoren su profesión].

Wilfredo Mejía Camargo, director de la I.E 6076 República de Nicaragua, de la UGEL N° 1, destaca la perseverancia de la docente Josefina Álvarez para rescatar lo mejor de la cultura peruana. Además, señala que era muy comprometida con la educación en el colegio, pero, resalta sobre todo, su calidez y trato maternal con sus estudiantes.

Señala que una de las acciones que realizó para promover la enseñanza del quechua y la interculturalidad, fue gestionar la llegada de artistas extranjeros al colegio que también hablaban este idioma. “Vinieron de Chile, Ecuador, Bolivia y Colombia, esto dio mucha satisfacción a los niños, fue importante para ellos”, afirma el director.

Misión fundamental


Los maestros cumplen una misión fundamental en la sociedad. Formar al capital humano de una nación por medio de la enseñanza de conocimientos y de valores positivos resulta una responsabilidad, que en la gran mayoría de los casos es asumida con dedicación y mística por millones de docentes en todo el mundo.

Más en Andina:

(FIN) DOP/MAO

Publicado: 6/7/2021
Loading...