Andina

Cáncer de piel: sigue estos consejos para evitarlo en caso trabajes al aire libre

Enfermedad aparece cada vez a edades más tempranas por alta radiación en Perú

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

09:54 | Lima, ene. 31.

Por Shirley Reyes

Debido a las medidas sanitarias por el coronavirus, un sector de la población permanece trabajando en casa, pero otro grupo muy grande mantiene la modalidad presencial, muchos de ellos en la vía pública, recibiendo directamente la luz del Sol, que los hace altamente vulnerables al cáncer de piel.

A diferencia de otros países en el mundo, el Perú presenta un alto riesgo a contraer cáncer de piel debido al nivel de radiación extremadamente alto que tenemos, advirtió a la agencia Andina la licenciada Catya López, coordinadora de proyectos sociales y educación de la Liga contra el Cáncer.

“Del nivel 9 hacia arriba, la radiación es alta y perjudicial para la salud; y cuando es más de 14, es extremadamente alta. Sin embargo, en el Perú se viene registrando niveles de 16 a 20 hace muchísimos años”, advirtió.


Además, señala, la radiación que recibe nuestro cuerpo es acumulativa en el tiempo; es decir que se mantiene desde los primeros días de vida y continúa acumulándose con la sobrexposición que reciba en el trayecto. A los 18 años, la población peruana alcanza el 80 % del nivel de radiación que debe recibir en toda su vida.

“Esto implicará un riesgo mayor frente al cáncer de piel en edades mucho más tempranas. Hablar de esta enfermedad hace cuarenta años era sinónimo de adultos mayores de 60 o 70 años, pero actualmente vemos un rango de aparición de la enfermedad de hasta los 50 años. La radiación solar no va a cambiar, seguirá penetrando la capa de ozono mucho más rápido y en niveles mucho más altos para la población”, advirtió.

En ese sentido, recalcó la importancia de proteger de la radiación solar a los niños, adolescentes y jóvenes, quienes están altamente expuestos, y sin cuidados, durante sus actividades a campo abierto; en especial no exponer a menores de un año porque el nivel de radiación es extremadamente alta y la piel no está preparada.

Junto al avance tecnológico llegó también la radiación al hogar. López afirmó que se ha demostrado científicamente que los aparatos electrónicos -como computadoras y celulares- emiten una radiación artificial que también puede resultar perjudicial para la salud, por lo que se requiere el uso de bloqueador solar incluso dentro de casa.


A largo plazo, indicó, la exposición a toda radiación va a implicar, además del cáncer de piel, otros problemas dermatológicos incluso en jóvenes, como la aparición de pecas, manchas, el envejecimiento prematuro de la piel, deshidratación y/o pérdida de la firmeza. También recordó que hay reflectores de la radiación como el agua, la arena, el pasto, el asfalto, y que hay superficies como el vidrio que permiten ingresar a la radiación.

Cómo prevenir los efectos de la radiación


La Liga contra el Cáncer, como parte de su labor educadora y sensibilizadora, facilita a la población las directrices necesarias para el cuidado de la piel a largo plazo. “Es más barato y eficaz invertir en prevención que pagar tratamientos de cáncer. Es fundamental seguir las recomendaciones porque una no reemplaza a la otra, todas son importantes y son una secuencia de pasos que se tiene que hacer en general todos los días del año”, aseguró la experta.

En primer lugar, tenemos que evitar salir y exponernos de manera directa al Sol en los horarios extremos de radiación que van desde las 10:00 hasta las 15:00 horas. Sin embargo, ¿qué pasa con quiénes laboran en delivery, los policías, los obreros de construcción civil y los vendedores, entre otros que pasan muchas horas en la vía pública? 


Es prioritario -aconseja- el uso de bloqueador solar, incluso debajo de las prendas de vestir, las cuales deben ser lo más largas posibles para proteger la mayor parte de la superficie de la piel; también es importante usar sombreros de ala ancha para proteger las zonas altamente expuestas (cuello, orejas y rostro) y, de ser posible, usar una sombrilla.

“El Instituto Nacional de Cáncer reporta que la ropa mojada permite mucho mayor penetración de la radiación que la ropa seca. La ropa a usar debe ser de algodón y holgada, de colores intermedios a oscuros, y se debe evitar el material sintético porque tiende a inducir más el calor, por ende la transpiración es mayor y la deshidratación también es mucho más rápida”, informó la especialista.

Otra medida importante es usar lentes de sol, sostiene, para evitar que la retina también sea afectada por la radiación solar y produzca quemaduras o la aparición de cataratas en los ojos. Los lentes deben ser adquiridos en un lugar de garantía y no en un ambulante porque no hay cómo saber si realmente tiene un filtro para proteger la retina.

Finalmente, la licenciada recomienda la hidratación mediante agua y el consumo de frutas y verduras de estación, que también ofrecen antioxidantes y son un factor protector del cáncer a largo plazo.


Asimismo, advirtió que existe un tipo de cáncer de piel mucho más agresivo que los demás y es el melanoma; el melanoma acral aparece en zonas distales como palma de manos, palma de pies, debajo de las uñas, entre otras. Toda peca, mancha, lunar que pica, que crece, que se descama, que cambia de color, que mide más de medio centímetro es importante que pase por una evaluación una vez al año.

Bloqueador solar


Teniendo en cuenta los altos índices de radiación solar en el Perú, el factor mínimo de bloqueador solar que debemos usar es de 30 FPS, nunca menos porque no será capaz de protegernos, aseguró López; por lo tanto, adquirir un producto de 45, 50 o 70 FPS es conveniente.

Precisó la importancia de aplicar el bloqueador solar media hora antes de empezar las labores para que el producto pueda ser absorbido y brinde protección. Asimismo, esa aplicación debe renovarse como máximo cada 2 horas en caso de estar en la calle, y cada 3 o 4 horas como máximo en caso de estar en casa.

“La cantidad promedio que se sugiere para cada aplicación en una zona determinada es aproximadamente de 5 gramos, que corresponde a un equivalente del dedo medio hacia la base de la mano. Se debe distribuir adecuadamente en la mano y aplicar de manera homogénea y en movimientos circulares en cada zona corporal”.


Para el momento de adquirir el bloqueador solar, la especialista también facilitó estas recomendaciones:

- Un lugar de garantía. El lugar más recomendable es una farmacia, mientras que un comercio ambulatorio fuera del mercado o al borde de la playa es lo más riesgoso. Además el bloqueador necesariamente debe estar almacenado en un ambiente fresco. “En la playa, donde el producto está expuesto al Sol más de 6 horas continuas todos los días, donde la temperatura es más de 30 grados, ese producto probablemente no esté óptimo para ser usado y nada me garantiza que, al aplicarlo, me protegerá la piel”.

- No usar productos vencidos. Hay que tener en cuenta la fecha de vencimiento independientemente de la marca o establecimiento. Algunos indican una fecha específica y otros tienen un plazo de vencimiento de 6 o 12 meses después de ser abierto.

- Verificar el factor de FPS. Debe ser necesariamente mayor de 30 FPS.

- Presentación más adecuada. La presentación puede ser en gel, crema, aerosol, etc., y la determina cada persona según su tipo de piel o su comodidad, salvo quienes tengan un problema dermatológico previo y requieran un bloqueador medicado por su dermatólogo.

Finalmente, la experta recordó que la Liga contra el Cáncer trabaja desde hace más de 70 años en educar y sensibilizar a la población sobre la prevención de todo tipo de cáncer, por lo que invita a la población a hacerse sus chequeos preventivos.

“Estamos en una época difícil de pandemia; sin embargo, no podemos bajar la guardia contra el cáncer porque sigue siendo un problema de salud pública, genera mayores muertes que el covid-19 aún para el Perú y, pensando en ello, hemos implementado las plataformas digitales para las consultas”.

Esto puede hacerse a través de su plataforma digital en la página web de la Liga contra el Cáncer o llamando a la central telefónica (01) 204 0404, donde se orienta al paciente y se le ayuda a agendar una cita en el centro de prevención en Pueblo Libre o en Lima.

Más en Andina:


(FIN) SRE/RRC

Publicado: 31/1/2021
Loading...