Andina

Ayacucho: entregan declaratorias de Patrimonio Cultural de la Nación

A las técnicas del tallado en piedra de Huamanga y a la producción del Retablo

Ministerio de Cultura entrega declaratorias de Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados al tallado en piedra de Huamanga, así como a la producción del Retablo ayacuchano.

Ministerio de Cultura entrega declaratorias de Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados al tallado en piedra de Huamanga, así como a la producción del Retablo ayacuchano.

13:34 | Ayacucho, ago. 17.

En una vistosa ceremonia que contó con la presencia de las principales autoridades de Ayacucho, el Ministerio de Cultura entregó las declaratorias de Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados al tallado en piedra de Huamanga, así como a la producción del Retablo ayacuchano.

“El tallado en piedra de Huamanga constituye una expresión que tiene una importante trayectoria histórica y artística, y que está plenamente vigente en las prácticas culturales, sociales y económicas de la sociedad ayacuchana, así como por la creatividad y el talento de los artistas portadores de esta tradición", destacó María Elena Córdova Burga, viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales. 

La funcionaria entregó ayer las declaratorias en el marco de la exhibición "Cultura Viva" organizada por el Consejo Regional de Fomento Artesanal de Ayacucho (Corefar).


Córdova Burga refirió que el aislamiento que sufrió Ayacucho por la violencia terrorista de finales del siglo XX, motivó una cierta decadencia de la producción de talla en piedra de Huamanga hasta el punto de casi desaparecer. 
Sin embargo, gracias a los esfuerzos del gobierno peruano y del pueblo ayacuchano, se ha podido recuperar el arte de la talla en piedra de Huamanga, devolviéndole su esplendor. 


“Prueba de ellos son los más de 100 maestros talladores; alguno de los cuales han obtenido reconocimientos oficiales, sea como grandes maestros de la artesanía peruana, amautas o personalidades meritorias de la cultura”, enfatizó la viceministra.


En cuanto al retablo ayacuchano, la viceministra Córdova indicó que el reconocimiento es en mérito a la originalidad y vigencia de su sistema productivo, en el que destaca la fusión del modelado escultórico y la armonía pictórica, así como por la creatividad de sus portadores en continua interacción con su entorno. 


“Todo es producto de un singular proceso desarrollado en los periodos virreinal y republicano y que resulta en una pieza que es símbolo de la identidad ayacuchana y del arte tradicional peruano", recalcó.


Ambas declaratorias fueron entregadas al gobernador regional de Ayacucho, Carlos Rúa; al alcalde provincial, Yuri Gutiérrez; así como a dos representantes de los gremios de artesanos de las referidas manifestaciones culturales.

Estas declaratorias se suman a las otorgadas antes por el Ministerio de Cultura en reconocimiento al arte tradicional popular en la Región Ayacucho: a la pintura tradicional de Sarhua, conocida como Tablas de Sarhua y a los conocimientos, saberes y prácticas relacionadas a la elaboración de la cerámica tradicional de Quinua.


Mediante la resolución viceministerial Nº 069-2019-VMPCIC/MC, publicada el 25 de abril de este año en el diario oficial "El Peruano", el Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos, las técnicas y la iconografía asociados al tallado en piedra de Huamanga. En tanto, hace lo propio con la producción del Retablo ayacuchano a través de la Resolución Viceministerial N° 098-2019-VMPCIC-MC, publicada el pasado 13 de junio.

En Ayacucho existen 16 líneas artesanales desarrolladas por gran cantidad de artistas populares que tienen el reconocimiento nacional e internacional. Este arte es un soporte para la identidad y permite conservar las tradiciones de su población.


Su rica herencia cultural, producto del sincretismo entre la cultura prehispánica y española, permite la conservación de técnicas ancestrales y la transmisión de valores simbólicos. Antes del siglo XX, existía una fuerte tradición artesanal de carácter utilitaria y mágico religioso. A inicios del siglo XX, se da el primer gran impulso para posicionar el arte ayacuchano en escenarios nacionales e internacionales.


En 1975, Joaquín López Antay fue distinguido con el Premio Nacional de Cultura, condecoración que constituye un hito en el reconocimiento nacional del valor artístico y cultural del arte popular ayacuchano.

(FIN) NDP/LZD

También en Andina:



Publicado: 17/8/2019
Loading...