Andina

Aprovecharán lluvias del Fenómeno El Niño para recuperar los bosques

Iniciativa se ejecutará en Lambayeque

ANDINA/Difusión

12:17 | Chiclayo, jun. 12.

La Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión Ambiental proyecta aprovechar las lluvias de un eventual Fenómeno El Niño, a fin de recuperar las zonas boscosas de las dos áreas de conservación regional: Huacrupe La Calera y Moyán-Palacio, en la región Lambayeque.

José Delgado Castro, jefe de esta entidad regional, indicó que con financiamiento del Fondo de Promoción de las Áreas Naturales Protegidas del Perú (Profonampe) se realizará este año la reforestación de 200 hectáreas del área de conservación regional Huacrupe-La Calera ubicada en la jurisdicción del distrito de Olmos.

De igual manera se ejecutará la reforestación de 200 hectáreas en el área de conservación regional Moyán-Palacio, que abarca parte del distrito de Cañaris, Salas y Motupe.

Se invertirá 50,000 dólares por cada área de conservación regional, que además incluye actividades como desarrollo de capacidades de la población, construcción de 2 ambientes para el desarrollo de acciones encaminadas a la protección del bosque, implementación de indumentaria a los guardaparques, en otras acciones”, indicó.

En declaraciones a la Agencia Andina, Delgado Castro afirmó que se ejecutará la reforestación mediante siembra directa de la especie algarrobo, plantaciones que han sido talados permanentemente por inescrupulosos pobladores para convertirlo en carbón y ser comercializados en mercado capitalinos.

Área con riqueza ecológica

Recordó, que el bosque de Huacrupe-La Calera tiene una extensión de 7,272 hectáreas, donde se protegerá una muestra representativa del bosque seco de sabana, especialmente de la asociación algarrobo-zapote, garantizando el uso de los recursos de flora y fauna de las poblaciones locales bajo prácticas sostenibles.

La zona alberga una gran diversidad de flora y formaciones vegetales únicas registrándose 45 especies de flora, de las cuales 7 especies arbóreas están amenazadas de acuerdo a la legislación: algarrobo, zapote, faique, hualtaco, palo santo y aromo.

Además, posee un banco de germoplasma in situ de especies nativas comestibles como la yuca de monte y tomatillo, y de pastos que crecen en épocas de El Niño como la alfalfilla.

Asimismo, el Bosque de Moyán-Palacio, con una extensión de 8,457 hectáreas, es un área de conservación para las poblaciones de pava aliblanca y de una muestra representativa de los bosques secos de colina y montaña de Lambayeque.

El área alberga una gran diversidad de flora y se han registrado 102 especies de plantas correspondientes a 42 familias. De las cuales 9 especies tienen algún grado de amenaza de acuerdo a la legislación peruana, y 4 están consideradas “en peligro crítico”: hualtaco, palo santo, zapote y cedro.

En Lambayeque, se suscribió un convenio donde la Asociación de Protección de los Bosques Secos (Asprobos) y la comunidad campesina de Olmos, en la región Lambayeque, se comprometieron a elaborar los Planes Operativos Anuales del Acuerdo de Gestión para la preservación de las dos áreas de conservación regional, así como participar en el proceso de planificación, implementación, monitoreo, supervisión y gestión del financiamiento para las actividades.

A la actividad asistieron representantes del Consejo Regional, ONG, Jefes y representantes de organizaciones locales de Áreas Naturales Protegidas y representantes de diversas instituciones involucradas en la gestión ambiental y conservación de la biodiversidad.

(FIN) SDC/MAO

Publicado: 12/6/2015
Loading...