Andina

Agencia Espacial del Perú trabaja proyecto para adquirir nuevo satélite PerúSAT-2

También se planea realizar un lanzamiento de cohetes tipo sonda que alcancen los 100 km.

Foto: Conida

Foto: Conida

08:00 | Lima, ago. 23.

Por Sofía Pichihua

El Perú ingresó a la era espacial con el lanzamiento de su satélite óptico, PerúSAT-1, en el 2016, para el procesamiento y análisis de imágenes satelitales que facilitan la gestión de riesgos y la vigilancia de restricciones en marco de la pandemia del covid-19. Hoy la Agencia Espacial del Perú - Conida trabaja dos nuevos proyectos que permitirán concretar la adquisición de un nuevo satélite, el PerúSAT-2, y del primer satélite de comunicaciones peruano que ayudará a cerrar las brechas de conectividad.

Con 47 años desde su fundación, Conida llega al Bicentenario de la Independencia del Perú con esta capacidad espacial que ha proporcionado aportes científicos y material para las acciones de lucha contra el terrorismo, contrabando, tráfico ilícito de drogas, minería ilegal, así como la vigilancia de fronteras y la identificación de embarcaciones ilegales. 



Así lo aseguró a la agencia Andina el coronel FAP Miguel Eduardo Otero, Director de Operaciones del CNOIS de Conida, quien precisó que se trabaja en el proyecto de estudio técnico para un nuevo satélite de observación terrestre.  “Estamos evaluando si contamos con la misma resolución (70 cm) para el PerúSAT-2”, dijo.  

Con el PerúSAT-1, nuestro país cuenta con un sistema satelital conformado por siete satélites, que se suman gracias a alianzas internacionales. El PerúSAT-1 se encuentra en una órbita baja (LEO) que cruza los polos, a 702.5km de distancia de la Tierra y se desplaza a una velocidad de 27,000 km/h, a diferencia de los satélites en órbita GEO que se encuentran mucho más distantes y orbitan de manera sincronizada con la rotación del planeta.

Por otro lado, el coronel FAP Otero consideró que el proyecto de adquisición del satélite de comunicaciones es una prioridad.  Con esta tecnología se podría brindar servicios como televisión, telefonía o internet en zonas alejadas o que no cuentan con la infraestructura de conectividad.

A la fecha, se evalúan las características de los satélites disponibles en el mercado, además que confirmó que ya hay acercamientos con los países que los ofrecen. También se han considerado las instalaciones que se podrían utilizar luego de su implementación. 

A mediados del próximo año estima que se concluirán los estudios técnicos para solicitar la asignación de presupuesto que permitirá iniciar el proceso de adquisición de ambos satélites.


PerúSAT-1 en acción durante pandemia

Desde su puesta en órbita, el PerúSAT-1 ha contribuido con acciones de prevención y gestión de riesgos. Una de sus mayores pruebas en los últimos años ha sido la pandemia del covid-19. José Jesús Pasapera, Director de Aplicaciones Espaciales y Geomática, precisó a la agencia Andina que con el satélite peruano se trabajó en el análisis de imágenes satelitales sobre el cumplimiento de la cuarentena obligatoria durante el primer semestre del año pasado.  

Además, se realizó un monitoreo frecuente de los mercados en Lima (Carabayllo y San Martín de Porres) y regiones para verificar el aforo y otros criterios de bioseguridad.

Posteriormente, a raíz de un requerimiento del INEI y MEF, se comparó la información del último censo nacional con las imágenes satelitales obtenidas para analizar el crecimiento poblacional en marco de la entrega de canastas con alimentos para la población vulnerable. 

En la actualidad suman más de 26 mil escenas que el PerúSAT-1 captó en marco de las estrategias de gestión de riesgo, y otras 11,727 escenas en defensa y seguridad nacional.  


Lanzamiento de nuevo cohete tipo sonda

Luego de cuatro lanzamientos de cohetes tipo sonda -desde el 2003-  en los que ha participado el Perú, nuestro país se prepara una nueva propuesta científica que pueda llevar una carga útil de 30kg al espacio, a más de 100km, para que posteriormente se puedan realizar -en alianza con universidades- investigaciones en la alta atmósfera

El último lanzamiento a cargo de Conida fue en el 2013 y, desde esa fecha, se ha trabajado en dotar a la Base Científica Punta Lobos de los recursos para su funcionamiento. 

El  Programa Cohete Sonda Paulet ha desarrollado tecnología propia y una infraestructura adecuada para que los cohetes sonda alcancen una altura entre 80 a 120 km

Jose Luis Sosa, Director de Tecnología Espacial de Conida, dijo a la agencia Andina que, en las últimas décadas, el Perú ha destacado en la fabricación de su propio propelente (combustible) y en los dos últimos lanzamientos recurrieron a la producción nacional con excelentes resultados.

El propelente, explicó, es una mezcla de materiales que se van a quemar, generando alta temperatura. "El tipo de combustión es bastante corto, de algunos segundos, pero es suficiente para darle ese empuje (al cohete)", agregó. 

"Este Bicentenario nos encuentra con unas capacidades instaladas muy prometedoras para los años inmediatos.  En los últimos años se vio la necesidad de ampliar estas capacidades a fin de tener mayores alcances durante la etapa de producción. Actualmente contamos con el equipamiento y las instalaciones para construir cohetes que puedan llegar arriba de los 100km con una carga útil", sostuvo.

La carga útil traslada instrumental científico que permite medir los parámetros importantes en la alta altmósfera para estudios científicos que pueden ser desarrollados por centros de investigación o universidades.
   

 

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina: (FIN) SPV

Publicado: 23/8/2021
Loading...