Andina

Presentan Guía de detección de explotación sexual de menores

Lima registra mayor número de denuncias

Erica Reupo- Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. MIMP

Erica Reupo- Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. MIMP

18:02 | Lima, may. 14.

La adolescencia podría convertirse en la etapa de iniciación en la explotación sexual, según revela un informe del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), que muestra el rostro de esta problemática aún invisible e ignorada en nuestra sociedad.

Fue al presentar la Guia de Detección sobre Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes (ESNNA), elaborada desde las instituciones que conforman la Sub Comisión del Resultado Esperado 14 “Las y los adolescentes no son objeto de explotación sexual”.

La Guía permitirá a las instituciones públicas y privadas, la detección y atención apropiada de estos casos. En el caso del informe, indica que entre el 2011 y 2013 diversas instituciones públicas y privadas detectaron 811 casos de explotación sexual en este grupo de la población, de los cuales 755 tenía entre 15 y 17 años de edad; y entre 06 y 11 años 56 casos. Esto demuestra que la explotación sexual tiene un carácter más adolescente que infantil.

La investigadora Erica Reupo, del MIMP, señala que se suele confundir la explotación sexual contra menores, con otras formas de violencia, lo que explicaría la disminución de los casos denunciados de 300 en el 2011 a 229 el 2013. 

“En los casos de trata, las víctimas son trasladadas lejos de su lugar de origen y no necesariamente para fines de explotación sexual. En cambio, en los casos de Explotación Sexual de Niñas, Niños y Adolescentes (ESNNA) los menores conviven en algunas ocasiones con sus explotadores, y son utilizados sexualmente a cambio de dinero”, indica.

Según la investigación, el mayor número de víctimas de explotación sexual cursaba el nivel secundario de educación. Un 57 % continuó estudiando, y el 50,5% siguió sus estudios después de la explotación sexual. Esto demuestra la necesidad de contar con un enfoque integral, especialmente en la educación como medida de prevención y detección de casos.

El estudio, que recoge información de todo el país, señala que los principales explotadores son personas fuera del ámbito familiar; un gran número de las víctimas resultó con embarazos no deseados como producto de la explotación. La maternidad para estas adolescentes puede iniciarse desde los 10 a los 17 años.
 
De acuerdo a la investigación del MIMP, el mayor número de denuncias se registra en Lima (240), seguido de Lima Norte (55) y la región San Martín (43).

DATOS

La ESNNA es una forma de violencia sexual que consiste en el uso del cuerpo de menores de edad con fines sexuales o eróticos a cambio de dinero, un bien o cualquier otro beneficio.

El Código Penal no contempla la denominación de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes pero sí existen delitos conexos a esta problemática. 

Las Direcciones Regionales y Locales de Salud (DIRESA) registraron 83,757 madres adolescentes entre 2011 y 2013, así como 43,981 adolescentes (12-17 años) atendidos en ITS. 

La pena por el delito de trata de personas es hasta 35 años de cárcel, y explotación sexual es hasta 12 años de pena privativa de libertad.

(FIN) NDP/RRC


Publicado: 14/5/2015
Loading...