Andina

Volcán Huaynaputina: conoce la historia de la mayor erupción registrada en el Perú

Un día como hoy, hace 420 años, el “joven mozo” de Moquegua desencadenó muerte y destrucción en el valle del Tambo

Volcán Huaynaputina: hace 420 años ocurrió la mayor erupción en la historia del Perú

Volcán Huaynaputina: hace 420 años ocurrió la mayor erupción en la historia del Perú

10:51 | Lima, feb. 19.

Un día como hoy, pero hace 420 años, parte del valle del río Tambo fue arrasado por la más violenta erupción volcánica que haya registrado la historia del Perú y de Latinoamérica. El volcán Huaynaputina, en Moquegua, mostró su enojo más devastador y sepultó a más de 1,500 personas residentes en veinte centros poblados asentados en sus cercanías.

El 19 de febrero del año 1600, el macizo conocido como el “joven mozo” moqueguano despertó muy enojado. Temblores, gases tóxicos y cenizas expulsadas a más de 30 kilómetros de altura trajeron consigo penumbra absoluta, desconcierto y destrucción que acabaron con los últimos representantes de la cultura prehispánica Chiribaya, que se desarrolló en esa parte del Perú.

Impacto mundial


Según Marco Rivera, investigador científico del Instituto Geofísico del Perú (IGP), lo acontecido hace más de cuatro siglos cambió drásticamente el panorama geográfico del sur del país, así como la concepción de los peligros volcánicos y su impacto en la población.


Explicó que la erupción del Huaynaputina ha sido catalogada como la “erupción explosiva más grande en Latinoamérica”. “Según los estudios efectuados, fueron expulsados entre 13 y 14 kilómetros cúbicos de material volcánico; es decir, dos veces más que lo expulsado por el volcán Vesubio, en Italia, durante su erupción ocurrida en el año 79 d. C”, afirmó.


Detalló que las cenizas expulsadas por el Huaynaputina viajaron más de 400 kilómetros en dirección noroeste, hacia el océano Pacífico. “La ciudad de Arequipa, ubicada a 75 kilómetros al noroeste del volcán, fue ensombrecida por densas nubes de ceniza durante varios días, según crónicas de la época”, comentó. 


Los productos expulsados por la erupción del Huaynaputina se dispersaron por todo el planeta. La ceniza se esparció en la atmósfera y generó la disminución de la temperatura en el hemisferio norte entre 0.8 °C y 1.3 °C. Hambruna y brotes de epidemias en Asia han sido también asociados a la erupción del Huaynaputina, sostuvo. 


“De acuerdo con estudios efectuados desde el año 1995 por el Instituto Geofísico del Perú (IGP), la erupción tuvo un Índice de Explosividad Volcánica igual a 6, en una escala que va del 0 al 8, que la convierte en la erupción de mayor magnitud registrada históricamente en Perú y Latinoamérica”, precisó Rivera.


La calma actual del Huaynaputina


Desde ese evento catastrófico, con repercusiones a escala mundial, han pasado cuatro siglos. Ubicado en el corazón de la provincia de Sánchez Cerro del departamento de Moquegua, el volcán Huaynaputina yace hoy en calma


Según el Centro Vulcanológico Nacional del Instituto Geofísico del Perú (IGP), en la actualidad las esporádicas fumarolas y menos de cinco sismos de baja magnitud caracterizan el comportamiento diario de este volcán. Pero, ¿Es posible que el Huaynaputina registre en el futuro una nueva erupción?


Aunque a la fecha no existen señales de intranquilidad en el Huaynaputina, el IGP ha desplegado una red de monitoreo geofísico en tiempo real, debido a que este es considerado como un volcán activo. 


Esta red está conformada por tres sismómetros y un inclínometro, equipos que funcionan ininterrumpidamente las 24 horas del día. 


“Los datos que registran estos instrumentos son recibidos en tiempo real en el Centro Vulcanológico Nacional, en Arequipa. De registrarse una mínima variación en el comportamiento interno del Huaynaputina, el IGP está en la capacidad de identificar dicho cambio y discriminar si está vinculado a un posible proceso eruptivo”, detalló José Del Carpio, coordinador de este servicio oficial del Estado.


“Debido a que su último proceso eruptivo ocurrió hace menos de 500 años, no puede descartarse que el Huaynaputina erupcione en el futuro. Los volcanes, a lo largo de su evolución, pueden variar tanto en el tipo como en el tamaño de las erupciones que producen. Solo el monitoreo en tiempo real de la actividad del Huaynaputina, tal como lo viene realizando el IGP, podrá proporcionar información clave que permita pronosticar una futura erupción”, puntualizó Rivera.


Sostuvo que, en los últimos 50,000 años, las erupciones volcánicas con gran Índice de Explosividad Volcánica (IEV) mayor a 5 en el Perú han ocurrido con intervalos de tiempo de 2,000 a 4,000 años


Además del Huaynaputina, el volcán Misti de Arequipa registró, hace 2050 años, una erupción de similares características, concluyó.

(FIN) NDP/LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 19/2/2020
Loading...