ONPE Elige local MOVIL
Andina

Testimonios: personal de salud pide no bajar la guardia ante el covid-19

Pusieron el hombro para recibir la primera dosis de la vacuna Sinopharm

El licenciado en Enfermería Jackson Jeffrey Shuña Ramírez, los médicos Giuliana Patricia Matos Iberico y el capitán EP Raúl Ernesto Porras Serna recibieron primera dosis de vacuna. Foto: ANDINA/Prensa Presidencia

El licenciado en Enfermería Jackson Jeffrey Shuña Ramírez, los médicos Giuliana Patricia Matos Iberico y el capitán EP Raúl Ernesto Porras Serna recibieron primera dosis de vacuna. Foto: ANDINA/Prensa Presidencia

20:18 | Lima, feb. 9.

Perú sigue escribiendo un nuevo capítulo impregnado de esperanza. Esta noche, siete profesionales de la salud y el presidente Francisco Sagasti pusieron el hombro para recibir la primera dosis de la vacuna Sinopharm contra el covid-19 en un acto simbólico desarrollado en el Hospital Central Militar. Todos dejaron un mensaje firme y claro a la población: "¡No bajemos la guardia!". Vea aquí la galería fotográfica

La encargada de aplicar esta primera dosis fue la licenciada Liz Gómez Quispe (47), vacunadora del centro de salud Santa Rosa de Saco, de la Microrred La Oroya-Red de Salud Jauja (Junín), quien también fue inoculada.

“Como personal de salud me siento muy orgullosa de ser una de las primeras en recibir la vacuna. De esta manera, estaré protegida y preparada para proteger a nuestro Perú, ya que las vacunas desde hace décadas protegen a la humanidad y salvan vidas", afirmó.


Manifestó que "todos estos meses han sido terribles. He conocido a muchas personas y colegas que fallecieron a causa del covid-19 y sentí mucha impotencia de no poder estar al lado de ellos un momento. Pero aprendí que detrás de un camino oscuro siempre hay una luz de esperanza. La perseverancia es muy importante. No debemos bajar la guardia".

Desde Loreto

El primero en ser inmunizado fue Jackson Jeffrey Shuña Ramírez (achuar), vacunador de la Microrred de Salud Nauta, en la región Loreto; es licenciado en Enfermería y es un apasionado de la salud pública y de la Amazonía.


Nació en Trompeteros y su padre fue el primer técnico de salud que trabajó en esa zona en 1989. Jeffrey Shuña ha seguido de cerca el impacto del covid-19 y su próximo reto profesional es seguir una especialización en epidemiología.

“El año pasado me separé de mi hijito por 28 días y él se dio cuenta. Esa fue lo que más me conmovió. Y lo peor es que, al regresar, no podía abrazarlo. Yo había pasado todo ese tiempo atendiendo a decenas de pacientes con covid-19. Recuerdo que pedí ayuda al Minsa; fueron días muy difíciles. Felizmente, siempre me han escuchado", contó.

Señaló que "ahora estoy contento porque las vacunas ya están en nuestro país y porque me llamaron desde el ministerio para informarme que sería uno de los primeros en ser vacunados. Nada se compara con eso, uno ama su profesión y que tu ministerio te llame; eso es fabuloso. Cuando me llamaron yo estaba solo, no había con quién compartir esa felicidad. Lo importante es que, poco a poco, vamos enfrentando mejor al covid. Solo les digo a todos que, por favor, no bajemos la guardia".

Expresó su preocupación en que el virus llegue a las comunidades de las fronteras porque son personas muy vulnerables.

Labor fundamental

También fue inmunizada la jefa del Departamento de Emergencia del Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins del Seguro Social de Salud (EsSalud), Giuliana Patricia Matos Iberico, quien labora allí desde hace 25 años y durante la pandemia su trabajo ha sido fundamental.

Matos lidera un equipo humano bien preparado y listo para atender a la población. Durante su gestión, y en medio de la crisis sanitaria por la pandemia, apoyó en la implementación de más de 80 boxes de aislamiento, únicos en el país en la lucha contra el covid-19.

Del mismo modo, alentó la instalación de un nuevo tanque criogénico de oxígeno medicinal —con capacidad de 11,000 galones— para la recuperación de los pacientes covid-19 en estado crítico. Hoy no oculta su satisfacción al saber que ya se está implementando una planta generadora de oxígeno para abastecer las áreas de expansión de la emergencia en esta segunda ola.

Meses duros

El siguiente en ser inmunizado fue el jefe del área de emergencia de la zona covid-19 del Hospital Militar Central, capitán EP Raúl Ernesto Porras Serna (38), quien es médico cirujano asimilado al Ejército del Perú. En el 2020 asumió la jefatura del área y durante estos meses hizo guardias para atender a los pacientes que llegaban.


“Han sido meses muy duros. Por ejemplo, en el punto máximo de contagios se dividió el área de emergencia en dos: pacientes covid-19 y pacientes no covid. Los médicos de emergencias atendieron los casos más críticos; posteriormente, los médicos militares también atendieron en ambas aéreas de atención. Se ampliaron las camas de observación, las camas de piso, se amplió el área de cuidados intensivos, la sala de recuperación de cirugías se utilizó como UCI no covid", narró.

Aseguró que "para mí es un honor y alegría poder recibir la vacuna. Esto permitirá que podamos seguir atendiendo a nuestros pacientes con mayor seguridad y confianza. Es parte de un gran avance en el control de la enfermedad, pues ayudará mucho a reducir las formas severas y de manera progresiva a reducir el número de casos".

Pidió a los peruanos no bajar la guardia. "Por favor, salgan lo estrictamente necesario, utilicen correctamente su mascarilla, mantengan el distanciamiento y lávense las manos constantemente”, remarcó.

Clínica privada

También recibió la primera dosis la médica auditora Grace Escobedo Villacorta, de la Clínica Ricardo Palma. Tiene diez años de servicios y se encarga de organizar y coordinar la respuesta en la atención de pacientes covid-19, desde que ingresan hasta que salen de alta; revisa las necesidades de su atención, hospitalización, transferencia, UCI, necesidades de equipos adicionales o procedimientos.

“Con la vacunación evitamos, en caso que nos contagiemos, llegar a la etapa más grave, al nivel de cuidados intensivos. Por eso, con la vacunación logramos que la enfermedad solo sea leve y con ello ayudamos a que el virus se limite y no se propague tal como lo está haciendo en estos momentos. Por otro lado, agradezco mucho la consideración que han tenido las autoridades y en la clínica en hacerme parte de las primeras en el Perú en ser vacunadas", expresó.

Del Hospital Central de la PNP

Por su parte, el médico intensivista de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Central de la Policía Nacional del Perú-Luis N. Sáenz, mayor PNP Julio César Cano Loayza (42), dijo estar optimista con la llegada de las vacunas. "Nos va a dar una gran tranquilidad para poder seguir trabajando, poder seguir luchando contra esta terrible enfermedad".


"Todos estos meses han sido días terribles. Han sido momentos muy tristes ver cómo hemos perdido amigos, colegas de trabajo. Y no poder ayudar a todos los pacientes que nosotros teníamos. Creo que la mayor enseñanza que nos deja esta pandemia es haber estado unidos con las autoridades y enfrentando la avalancha de casos que venían a diario", agregó. 

El intensivista Cano Loayza consideró que "trabajar en equipo ha sido lo mejor y una de las fortalezas principales a lo largo de esta crisis. Yo les diría a los peruanos que tengan confianza. Estoy seguro de que este es el inicio para por fin terminar con esta terrible pesadilla que es el covid-19. Pero mientras no logremos vacunar al 100 % de la población no debemos bajar la guardia”.

81,000 pruebas


Desde el inicio de la pandemia, el ritmo de las campañas de Sisol Salud ha incluido visitas tres a cuatro veces por semana a las zonas más vulnerables de Lima Metropolitana. Durante el 2020, ejecutó más de 81,000 pruebas de descarte del coronavirus.

La coordinadora de campañas de salud en Sisol Salud, licenciada Gladys Isla Urteaga, refirió que "en realidad es una serie de sentimientos los que tengo al saber que he sido seleccionada para recibir la vacuna. Me emociona sobremanera y me parece también que es una bendición de Dios el que se me haya tomado en cuenta".

En lo que va del año, Sisol ha efectuado 2,000 pruebas para descarte de covid-19. "Estoy a cargo del grupo que realiza todas estas pruebas de diagnóstico, pruebas rápidas y pruebas moleculares, pero quiero aprovechar en decirles a mis compatriotas que sigamos cuidándonos. Esto va pasar en la medida que nosotros cumplamos las reglas. Y ahora
que tenemos la oportunidad de vacunarnos, debemos hacerlo”, puntualizó.

Más en Andina:

(FIN) NDP/JOT
JRA

Publicado: 9/2/2021