Andina

Se reinicia terapia física y de lenguaje para niños hospitalizados

En Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja

Terapistas cumplen con los protocolos de bioseguridad antes, durante y después de cada sesión. Foto: INSN-San Borja

Terapistas cumplen con los protocolos de bioseguridad antes, durante y después de cada sesión. Foto: INSN-San Borja

15:30 | Lima, oct. 24.

Desde los primeros días de setiembre y cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, el Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja reinició la atención presencial de Medicina Física, que incluye terapia física, ocupacional y del lenguaje a los niños y adolescentes post operados y/o con patologías complejas de Lima y de las diversas regiones del país.

La coordinadora de Medicina Física y Rehabilitación, Danitza Valle Aguilar, dijo que son 810 sesiones presenciales brindadas desde el mes anterior a la fecha (320 terapias físicas, 262 terapias ocupacionales y 228 terapias del lenguaje) a los pequeños pacientes provenientes de Lima, principalmente de los distritos de Ate, San Juan de Lurigancho y Villa El Salvador. En el caso de las regiones se atendieron a menores de Cajamarca, Junín, Ayacucho y Huánuco.

La especialista dijo que, tras evaluar los casos médicos de los niños y adolescentes de Lima y de las regiones, decidieron dar prioridad a aquellos que fueron sometidos a operaciones complejas en traumatología y quemados, así como aquellos que presentan secuelas por enfermedades neurológicas como parálisis cerebral.

“Son niños que requieren terapias físicas presenciales para que su tratamiento después de la cirugía siga avanzando y de esta forma se eviten retracciones o limitaciones en la funcionalidad normal de sus actividades”, puntualizó.


Valle Aguilar puso como ejemplo a los niños víctimas de quemaduras, quienes requieren terapias físicas permanentes y efectivas, debido a que las secuelas de estas lesiones son graves, muchos de ellos presentan limitaciones del movimiento cuando la quemadura está ubicada en los miembros inferiores y superiores y las terapias les ayudan a evitar la rigidez de las articulaciones del cuerpo. Las terapias presenciales tienen una duración de 45 minutos.

Asimismo, destacó que los terapistas inician la atención presencial cumpliendo con los protocolos de bioseguridad antes, durante y después de la atención, con el propósito de cuidar la salud de los pequeños pacientes, así como del personal de salud de la institución.

Antes de que el paciente ingrese a terapia se procede con la desinfección de los ambientes y del material que se usará para las sesiones. El personal del INSN San Borja, cumple con el uso de los equipos de protección personal como mandilones, mascarillas, protector facial y guantes.

El INSN San Borja es un centro pediátrico moderno de alta complejidad y netamente quirúrgico de referencias a nivel nacional.

Más en Andina:

(FIN) NDP/ RRC

Publicado: 24/10/2020
Loading...