Andina

Reserva Pampa Galeras celebra 50 años promoviendo repoblación de vicuñas

Foto: ANDINA/Difusión.

04:15 | Lima, may. 18.

Gracias al trabajo entre el Estado y comunidades campesinas, el Perú logró en medio siglo la repoblación de vicuñas, el camélido silvestre pasó de 5,000 a 200,000 individuos. Y la Reserva de Pampa Galeras, que está de aniversario, es puntal en este trabajo.

Hacia 1967, el animal más representativo del país, aquel que aparece en el Escudo Nacional, la vicuña, estaba en peligro de extinción como consecuencia de la caza furtiva. Solo existían 5,000 individuos en todo el país.

Ese año, gracias a un convenio entre el Estado y la comunidad campesina de Lucanas, se creó la Reserva Nacional Pampa Galeras Bárbara D’Achille (RNPGBA), en la provincia de Lucanas, Ayacucho, con el propósito de efectuar un manejo sostenible de esta especie, cuyo pelaje es hoy el mejor cotizado en el mercado internacional.


“Desde entonces, Pampa Galeras es modelo de gestión participativa con las comunidades y las autoridades del Gobierno Central, regional y municipal”, comenta el jefe del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), Pedro Gamboa Moquillaza.

El plan de manejo incluye el afamado chaccu o captura y trasquilado tradicional de las vicuñas, que realizan los comuneros entre julio y setiembre, sin poner en peligro la vida de los animales, bajo una serie de condiciones. Esta actividad también genera una rentable actividad turística para las zonas andinas.

Individuos guapos

De acuerdo con el censo más reciente, hoy en el Perú tenemos más de 200,000 vicuñas. La RNPGBA dispone de 6,500 hectáreas donde se conservan a 4,000 individuos de vicuña, y es allí donde, para Sernanp, debe de constituirse el banco de germoplasma. Adicionalmente, la comunidad de Lucanas tiene otras 20,000 hectáreas, donde pastan 13,000 vicuñas.

“[El aumento de la población] es un logro en conjunto del Sernanp y la comunidad”, subraya Gamboa Moquillaza. La mejor forma de conservarlo es el aprovechamiento económico de la especie, y sobre esa política ha trabajado Sernanp con la comunidad de Lucanas, el aliado principal en salvaguardar los camélidos silvestres. El dato se refleja en las cifras: al 2016 no se registraron casos de caza furtiva: los comuneros designan a los guardaparques voluntarios, quienes llevan a cabo el control y vigilancia de la zona.

Modelo a replicar


Por ello, el modelo de trabajo de la RNPGBA, que ha permitido la recuperación de la vicuña, es replicado en distintas zonas como la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca (Arequipa), donde también se dan una alianza entre Estado y comunidades, y se cuenta ya con 12,000 vicuñas.

Sobre la repoblación de este mamífero también se trabaja en la reservas paisajísticas del Cotahuasi (Arequipa) y la de Nor-Yauyos Cochas (Lima).

“Se necesitan mejoras, naturalmente. En el caso de Pampa Galeras trabajaremos una alianza con el gobierno regional de Ayacucho, para que fortalezca el proyecto. También lo haremos con la Autoridad Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor). Con Senasa, para ver los problemas que tienen en salud”.

Aspecto científico

En el país hay tres tipos de vicuñas: las que se generan en Junín, en Ayacucho y en Puno.

Si bien se cuenta con tesis de alumnos de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica para el trabajo de la RNPGBA, uno de los objetivos de Sernanp es impulsar junto a otras instituciones una mayor investigación científica sobre la vicuña.

Así se continuará el legado de especialistas como el desaparecido exministro del Ambiente Antonio Brack Egg. Esto permitirá tomar decisiones para mejorar el tema genético de dicha especie.

“La investigación en áreas protegidas está exonerada de costo y tiene un trámite muy simplificado que se aprueba casi en 48 horas”, dice Gamboa.

Otra alianza es con los organismos que trabajan con los exportadores para que los mercados de la fibra de vicuña paguen al comunero no solo por la fibra en sí, sino también que tengan un beneficio adicional por la conservación de esta especie.


La mirada del Sernanp hacia el 2021 sobre las vicuñas es: “Que cada día el número de individuos se incremente y que las comunidades se vean cada vez más beneficiadas con el aprovechamiento de su fibra. Que no solo seamos exportadores de materias primas, sino que podamos exportar productos. Es un reto grande. Queremos que Pampa Galeras siga siendo el modelo participativo y de gestión sostenible del aprovechamiento de vicuñas”.

Lo que se viene

Hoy la Reserva Nacional Pampa Galeras celebra 50 años. El Sernanp y el gobierno regional de Ayacucho anunciarán la firma de un convenio para mejorar el manejo de la vicuña.

También se conmemoran los 50 años de la inversión de la cooperación alemana en las áreas naturales protegidas del Perú.

El viernes 12 de mayo, el Congreso de la República realizó un homenaje por el aniversario de Pampa Galeras. Este año se realizará la 25 edición del Chaccu Nacional en esta zona.



(FIN) DOP/MAO
GRM

Publicado: 18/5/2017
Loading...