Andina

Rechazo y marginación afecta la salud mental de inmigrantes, señala especialista

Xenofobia genera desconfianza y conflictos sociales, mientras que solidaridad y empatía alientan bienestar común

Exhortan a ser solidarios y hacer empatía con venezolanos que llegan a Perú porque en su país hay crisis social y política. EFE

Exhortan a ser solidarios y hacer empatía con venezolanos que llegan a Perú porque en su país hay crisis social y política. EFE

11:57 | Lima, ago. 24.

Cualquier persona migrante en situación de rechazo o marginación, pobreza, exclusión social y afectación por la separación familiar, tiene mayores factores de riesgo para la presencia de problemas y trastornos mentales, señalaron voceros del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado – Hideyo Noguchi.

La psiquiatra Vanessa Herrera López, de la Dirección Ejecutiva de Salud Colectiva de la institución, afirmó que la xenofobia es un grave problema social que puede generar, en quienes migran de sus países, depresión, ansiedad, problemas por consumo de alcohol y otras drogas. 

“La xenofobia es el miedo, rechazo, hostilidad e incluso odio hacia una persona extranjera. Los factores principales por los que una persona migra de su tierra a otro país son la situación económica precaria o de crisis política, lo que la obliga a ella y su grupo familiar a buscar trabajo en otro país”, comentó. 
  
Venezolanos en Perú

Indicó que los medios de comunicación o situaciones políticas pueden influir en el rechazo u odio hacia los extranjeros

La pobreza, desempleo e injusticia social que afecta a una población mayormente desfavorecida la impulsa a expresar emociones y pensamientos negativos hacia los inmigrantes. Empieza a maximizar situaciones negativas que pueden generar conflictos sociales. 

Así, puede tener sentimientos encontrados, emociones y creencias erróneas, exagera la percepción de amenaza, distorsiona la realidad y cree que el otro quiere hacerle daño, no mira el contexto del inmigrante y su familia, ni respeta sus derechos. Entonces, limita valores como la solidaridad, cooperación y el apoyo mutuo

“Nosotros no podemos permanecer indolentes y excluir al prójimo. Ponernos en el lugar del otro implica un valor social como la solidaridad, tener empatía social y pensar en el bien común como parte del desarrollo humano, así como el respeto a los derechos universales de cualquier persona” acotó la especialista.

Venezolanos en Perú

Para Herrera López como el Estado peruano está sustentado en el principio de valores democráticos, y por ello su misión es asegurar bienestar social y la salud mental comunitaria. 

Recordó que el cuidado de la salud mental es necesario realizarlo a nivel individual, familiar y social. De cada 10 peruanos con necesidad de atención, solo 8 llegan a acceder a un servicio de salud mental especializado en cada región del país. 

Existe un Plan Nacional de Fortalecimiento de Servicios de Salud Mental para impulsar la reforma de los servicios de salud mental a nivel nacional. Actualmente ya se han implementado 41 centros de salud mental comunitaria en todo el país. 

Más en Andina:


(FIN) NDP/SMS/LIT


Publicado: 24/8/2018
Loading...