Andina

Proyectos de Devida beneficiaron a 9,500 familias de 5 regiones

Además, se logró la recuperación y reforestación de 10,475 hectáreas de suelos degradados

Devida benefició con sus proyectos de desarrollo alternativo a cerca de 9,500 familias de cinco regiones. ANDINA/Difusión

Devida benefició con sus proyectos de desarrollo alternativo a cerca de 9,500 familias de cinco regiones. ANDINA/Difusión

19:37 | Lima, dic. 18.

Cerca de 9,500 familias de cinco regiones beneficiadas, 74,495 personas capacitadas y la reforestación de 10,475 hectáreas afectadas por el cultivo ilegal de coca se logró gracias a los proyectos impulsados por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

Las iniciativas con fines de educación ambiental, recuperación de suelos degradados y reforestación demandaron una inversión de 16’921,217 de soles y favorecieron a familias de las regiones de Ayacucho, Huánuco, Loreto, San Martín y Pasco.

Así, 3,353 hectáreas corresponden a labores de reforestación en los distritos de Anchihuay, provincia de La Mar (Ayacucho); Ramón Castilla, de la provincia del mismo nombre (Loreto).

Asimismo, en el distrito de Puerto Bermúdez, provincia de Oxapampa (Pasco) y en varios distritos de la provincia El Dorado (San Martín).

También se logró la recuperación de 7,122 hectáreas de suelos degradados en las provincias de La Mar y Huanta (Ayacucho), Leoncio Prado y Huamalíes (Huánuco), Mariscal Cáceres y Huallaga (San Martín).

De los cerca de 17 millones de soles invertidos, 3.7 millones corresponden al financiamiento de programas multidistritales de educación ambiental. 

Lucha contra la deforestación

Dichas actividades financiadas por Devida en materia ambiental forman parte de los ejes priorizados en la lucha integral contra la deforestación, con miras al Bicentenario de la Independencia, presentados por el Gobierno en el 9º Gore-Ejecutivo.

Las acciones conjuntas elaboradas por los ministerios del Ambiente, Energía y Minas, y Agricultura y Riego se encuentran contenidas en cuatro componentes.

El primero es Institucionalidad y gobernanza, que busca articular las políticas sectoriales vinculadas a los recursos naturales, así como implementar planes de lucha contra la deforestación y unidades de gestión forestal y de fauna silvestre en la Amazonía.

El Ordenamiento, que es el segundo eje, apunta a contribuir con el avance de la zonificación del territorio, en particular con la zonificación forestal y agroecológica.

El tercer eje, referido a la Producción sostenible, tiene como objetivo al 2021 lograr la reforestación de 170,000 hectáreas degradadas.

Se conseguirá mediante la instalación de plantaciones forestales con fines múltiples, así como la facilitación y ampliación del acceso a mercados relacionados a la producción sostenible y bionegocios, entre otros. 

Mediante el cuarto eje, Lucha contra las actividades económicas ilegales, se busca generar información para monitorear las actividades ilegales que promuevan la deforestación.

Además, empoderar los sistemas de control y vigilancia, así como establecer mecanismos adecuados de supervisión, fiscalización y sanción efectiva para los que infringen la legislación.

Para Devida resulta importante el combate a la deforestación porque los suelos de la Amazonía son tan frágiles que se corre el riesgo de que el cortado de los árboles pueda esterilizar la tierra.

De ser así no se podrá generar cultivos alternativos y, con ello, la amenaza de que desaparezcan la flora y la fauna es latente.

Más en Andina:
(FIN) NDP/JOT

Publicado: 18/12/2018
Loading...