Andina

Presencia de las FFAA para combatir minería ilegal en Tambopata ya es permanente

Presencia de las Fuerzas Armadas para combatir la minería ilegal en la reserva de Tambopata ya es permanente.

13:29 | Lima, abr. 19.

Con el objetivo de erradicar la minería ilegal en la Reserva Nacional Tambopata (Madre de Dios), la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi) de la Marina de Guerra del Perú asignó de manera permanente efectivos en el puesto de vigilancia y control Azul de esta área natural protegida.

Dicha medida busca combatir esta ilícita actividad que ha ingresado recientemente a la mencionada reserva, y que se realiza en el límite de esta, en el río Malinowski y en los cuerpos de  agua a su interior.
 
Con esta medida se espera realizar interdicciones de manera permanente, reforzando las acciones de control y vigilancia que viene realizando el personal guardaparque del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), que contarán con la participación activa del Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Madre de Dios.
 
Para funcionar como base de operaciones contra la minería ilegal en la zona, el Sernanp ha realizado ampliaciones en sus puestos de vigilancia y control Azul y Otorongo (ubicados entre los kilómetros 94 y 117 de la carretera Interoceánica).

El primero para ser una base permanente y el segundo como una zona de campamento.

Esta ampliación fue recientemente inaugurada por el jefe del Sernanp, Pedro Gamboa Moquillaza, quien destacó que de esta manera se busca que la amenaza de la minería ilegal se combata con acciones conjuntas que vienen realizando la Marina de Guerra, el Ministerio Público y el Sernanp, y a las que se espera se incorpore prontamente las fuerzas policiales.

Asimismo, el Sernanp informó que apoya a estas actividades con toda su logística como botes y motores y con el capital humano de los guardaparques.
 
Aseveró que el establecimiento permanente de efectivos de la Marina en este lugar tendrá una acción disuasiva para que aquellos que realizan esta actividad no ingresen al área natural protegida, ni se reagrupen rápidamente tras las intervenciones.

Esta medida se replicará en el puesto de control y vigilancia Otorongo, con lo que se alcanzaría un rango de vigilancia de 23 kilómetros a lo largo del río Malinowski, que es el límite natural entre la mencionada reserva y su zona de amortiguamiento.

(FIN) NDP/JCR/MAO

Publicado: 19/4/2016
Loading...