Andina

Oso andino: conoce a esta especie y el plan nacional para su conservación en Perú

Única especie de oso de Sudamérica enfrenta amenazas para su supervivencia

Cortesía

Cortesía

11:32 | Lima, may. 3.

El oso andino, oso de anteojos o “Ukumari” en quechua, es una especie única en el mundo que habita en Sudamérica y el Perú ostenta la mayor cantidad de ejemplares con alrededor de 5,750 individuos. Sin embargo, este plantígrado enfrenta amenazas para su supervivencia. Por ello, se cuenta con un plan nacional para su conservación, cuyos detalles se explican a continuación.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), del Ministerio de Agricultura y Riego, aprobó en agosto del 2016, el Plan Nacional para la Conservación del Oso Andino (Tremarctos ornatus) 2016-2026 que contiene medidas y acciones para garantizar la recuperación de las poblaciones de esta especie y sus hábitats.

El documento fue elaborado de manera conjunta con el Ministerio del Ambiente y diversas instituciones vinculadas a la conservación de esta especie, también conocida como oso de anteojos, cuya categoría de amenaza se encuentra como vulnerable.


Las metas nacionales que se plantean son la identificación del 100% de las áreas con presencia de poblaciones viables de oso andino y al menos tres corredores de conservación.

Asimismo, se propone la sensibilización a la población rural, involucrándola en acciones de conservación; y disponer de mayor investigación científica que ayude a tomar decisiones para procurar la conservación de esta especie en riesgo.

Especie única

Esta especie de oso habita los países de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, y el sur de Panamá. Se le puede apreciar en distintas zonas, desde los 200 metros hasta los 4,750 metros de altitud en la Cordillera de los Andes e incluye los bosques secos la costa norte.


Es un caminante solitario y se adapta a las condiciones más adversas para sobrevivir, por lo que es considerado como un “arquitecto de los bosques”. Se le llama también “oso de anteojos” debido a las manchas blanquecinas que posee alrededor de sus ojos, las cuales son únicas para cada individuo. 


Puede pesar entre 35 y 170 kilos, dependiendo de su edad, y puede vivir en los bosques secos costeros, bosques húmedos y valles interandinos, hasta las altas montañas de los Andes. Es omnívoro, pero se alimenta mayormente de plantas. Su presencia es clave en los ecosistemas que habita y se ha localizado en al menos 30 áreas naturales protegidas, como el Santuario Histórico de Machu Picchu (Cusco) y el Parque Nacional Río Abiseo (La Libertad y San Martín).

Amenazas

Entre las mayores amenazas que enfrenta esta especie están la pérdida y fragmentación de su hábitat por la deforestación y la expansión de actividades económicas como la agricultura; así como por su captura ilegal y cacería furtiva para la comercialización de partes de su cuerpo.


El oso andino se encuentra protegido por el Estado peruano y está incluido en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), considerada como una de las especies sobre las que se cierne un alto grado de peligro de extinción debido al comercio internacional.

Guía técnica 

Con base en un estudio de la problemática entre los humanos y los osos andinos, surgió la necesidad de crear una normativa que construya las bases para el registro de los conflictos humano-oso y su respectivo manejo, a fin de establecer un espacio interinstitucional de coordinación y para mejorar la convivencia entre ambas partes.

En ese contexto, la guía técnica denominada “Conviviendo con el oso andino en el Perú: diagnóstico y pautas para el manejo de los conflictos humano-oso”, liderada por FZS Perú en coordinación con el Ministerio del Ambiente (Minam), fue presentada ayer por el Ministerio del Ambiente.


Al respecto, el viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Gabriel Quijandría, destacó que esta guía es una pieza importante para trazar una estrategia con la que podamos entendernos con la naturaleza, teniendo en cuenta que cada vez las actividades humanas se acercan más al hábitat del oso andino. “Por ello se requiere una mayor capacidad de gestión a fin de resolver los conflictos que puedan generarse con esta especie”, subrayó.

Comentó que la publicación está dirigida a especialistas de fauna o medio ambiente de instituciones competentes respecto a la vida silvestre. Asimismo, un segundo grupo objetivo es la población afectada por los conflictos entre personas y osos, en especial dirigentes y líderes comunales.


Sostuvo que dicho documento surge de la experiencia de las principales entidades estatales que manejan temas de vida silvestre y su conservación, como son Minam, Servicio Nacional de Áreas Naturales protegidas por el Estado (Sernanp), organismo adscrito a dicho sector, y Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) del Ministerio de Agricultura y Riego. 

Ello como resultado de la articulación y la información generada a través de talleres regionales realizados entre 2017 y 2018, contando con participación de especialistas en fauna, gobiernos regionales y organizaciones no gubernamentales, entre otros.

Quijandría recordó que antes hubo experiencias desarrolladas por Serfor y Sernanp. En 2018 se reunieron conjuntamente con FZS-Perú para intercambiar vivencias y evaluar la situación respecto al manejo de este tipo de conflictos.


El viceministro remarcó que esta guía es el primer producto oficial de su tipo para el país. Su temática busca sistematizar la información sobre conflictos que pueden ocurrir entre los humanos y el oso andino, incorporando lineamientos para una gestión más efectiva de este problema. 

Anunció que, para socializar el contenido de este documento, se ha previsto realizar talleres de capacitación con guardaparques y personal que tiene contacto con estas especies, en las provincias de Rioja, región San Martín, el próximo 6 de mayo; Oxapampa, en la región Junín, el 10 de mayo; y en Cusco, el 15 de mayo.

Serie numismática

El Banco Central de Reserva (BCR) emitió el 19 de julio de 2017 la primera moneda de la nueva serie numismática "Fauna silvestre amenazada del Perú", alusiva al oso andino de anteojos, la que tendrá curso legal y especialmente fines numismáticos.


Esta serie tiene por finalidad, a través de un medio de pago de uso masivo, generar conciencia sobre la importancia de la preservación de las especies de nuestro entorno y del cuidado del medio ambiente, así como continuar con el impulso de la cultura numismática en nuestro país.

(FIN) LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 3/5/2019
Loading...

Te puede interesar