Andina

NASA desarrolla proyecto sobre cómo regar plantas en el espacio

Se ha demostrado que el crecimiento de plantas en el espacio es factible como fuente de alimento para astronautas

Se ha demostrado que el crecimiento de plantas en el espacio es factible como fuente de alimento para astronautas

20:01 | Lima, may. 13.

Asegurar que las plantas reciban la nutrición que necesitan mediante un riego adecuado es un desafío ancestral para los agricultores aquí en la Tierra. También es un desafío en el espacio. La NASA está un paso más cerca de determinar la forma más efectiva de proporcionar la hidratación y aireación adecuadas para que las plantas crezcan en el espacio después de completar el proyecto Plant Water Management (PWM) de la NASA Glenn.

Este proyecto es parte de la investigación en curso de la NASA para aprender cómo alimentar a las tripulaciones de astronautas durante misiones de larga duración a la Luna y Marte, ya que pasan semanas, meses e incluso años en el espacio.

“En el pasado, la NASA ha demostrado que el crecimiento de plantas en el espacio es factible como fuente de alimento”, dijo Tyler Hatch, científico del proyecto PWM. "Desde la perspectiva de la jardinería, es posible".

En proyectos anteriores, los investigadores encontraron que proporcionar una hidratación y aireación adecuadas a la zona de la raíz de la planta en gravedad cero es un problema. Las raíces crecen de manera diferente en el espacio en comparación con la Tierra debido a la diferencia de gravedad.

El equipo de Hatch trabajó con biólogos de plantas en el Centro Espacial Kennedy de la NASA para determinar las necesidades de las plantas y los problemas que surgen al intentar cultivar vegetación en la Estación Espacial Internacional.

Los investigadores se concentraron en el suministro de agua a lo largo de todo el ciclo de vida de la planta al observar dos formas principales en las que el agua puede llegar a la zona de las raíces de la planta. 

El primero se centró en la forma tradicional con el uso del suelo. El segundo método involucró hidroponía. En este método, no hay suelo y la planta se asienta directamente en el agua.El equipo desarrolló plantas artificiales o simuladas para su uso durante el proyecto. 

El uso de plantas vivas plantearía un desafío, principalmente para fines de vida útil. Utilizaron tela de fieltro, espuma y esponjas para crear plantas simuladas que reflejaban el sistema de raíces y la tasa de evaporación de una planta viva, entre otras características físicas. 

De esta manera, el equipo no tuvo que igualar la biología de trabajar con una planta real. Al realizar el experimento, el ponche de frutas que contenía nutrientes y azúcar ayudó a simular condiciones de plantas más parecidas a las de la Tierra. Además, el color del jugo se podía ver fácilmente durante la absorción de la planta.

La recopilación de datos se centró en los aspectos visuales del experimento y la rapidez con que las plantas absorbieron el ponche de frutas. Las cámaras capturaron video del proceso PWM en la estación espacial, que luego se transmitió a los investigadores de Glenn.

El proyecto PWM completó el primer conjunto de operaciones de la estación espacial a fines de febrero y completó su iteración final a principios de abril. El equipo reunió datos valiosos y espera realizar más pruebas en el futuro.

"Fue gratificante trabajar en un experimento que se trasladó al espacio y podría afectar el suministro de alimentos para los futuros astronautas. Ejecutar el experimento y obtener los datos en uno o dos años fue una oportunidad increíble," dijo Hatch. 

Revisa más noticias sobre ciencia, la tecnología y la innovación en la Agencia Andina.

Más en Andina:(FIN) NASA/ MFA

Publicado: 13/5/2021
Loading...