Andina

Mimp: hemos triplicado el número de mujeres atendidas por casos de violencia

Ministra de la Mujer precisó que se atendieron 205,000 casos, de enero hasta el 31 de mayo del 2021

Foto: ANDINA/archivo.

Foto: ANDINA/archivo.

12:18 | Lima, jun. 30.

A pesar de que la lucha contra la pandemia se convirtió en el eje central de todas las intervenciones del Gobierno de transición y de emergencia, liderado por el presidente Francisco Sagasti, la atención y la protección de la mujer lograron un fortalecimiento progresivo hasta triplicar sus atenciones a escala nacional.

Puedes leer:

"La pandemia nos reveló un conjunto de necesidades y agudizó un conjunto de problemas, como la violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar. Aunque las restricciones de movilidad fueron una difícil barrera de acción, el Estado supo responder de forma eficaz ante esa ola de violencia", sostuvo Silvia Loli Espinoza, ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en entrevista con Andina al Día



Dijo que la Línea 100 incrementó el número de sus llamadas en un 135 %; pero que, sin embargo, los centros de emergencia mujer (CEM) habían reducido su número de atenciones presenciales a fin de proteger al personal que atiende y a las víctimas del riesgo de contagio del covid-19.

"Es así como toda la violencia que se estaba viviendo dentro de casa se desembalsaba a través del teléfono”.

Ante esa situación insostenible, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) declaró esenciales todos los servicios que atienden la violencia en el país, permitiendo la circulación del personal. 

“Había alrededor de 210 equipos itinerantes, integrados por profesionales que se desplazaban en casos de emergencia, los cuales fueron ampliados a 957, mejorando así la protección de las víctimas, logrando triplicar el número de personas atendidas”, resaltó.  


La ministra detalló que si se suman las atenciones de la Línea 100, los servicios de emergencia, los servicios itinerantes, el servicio de atención urgente –que es una especie de ambulancia ubicada en ciertas partes del país–, a lo largo de la presente gestión se alcanzaron a atender 205,000 casos en lo que va de enero hasta el 31 de mayo del presente año. 

“Es el triple de lo que se atendió el año pasado en el mismo periodo, debido a que estaban cerrados varios servicios del ministerio, o en su defecto atendían mínimamente. Sin embargo, al declararlos servicios esenciales se convirtieron en la primera línea de emergencia de atención y por tanto no podían cerrar”.

Nuevos lineamientos de intervención 

Silvia Loli comentó que, tras un levantamiento de información del sector, se determinó que no había una estrategia de 
prevención de la violencia.  

“Es así como en marzo aprobamos los lineamientos estratégicos para la prevención de la violencia y en el curso de la próxima semana debemos tener aprobada una Estrategia Nacional de Prevención de la Violencia, que dejaremos lista para su aplicación en la siguiente gestión de gobierno”, explicó. 

La estrategia trabaja en distintos niveles de gobierno bajo el criterio de que, aunque el Ministerio de Mujer sea el ente rector en la materia, se trata de un flagelo que debe ser enfrentado por todos a lo largo de la vida y desde diversos frentes, comenzando por el entorno familiar. 

“Entonces, bajo este marco debemos atender casos diversos, como acoso callejero, acoso o violencia política, violaciones sexuales e incluso violencia en los medios de difusión o donde sea que esta ocurra, además de la violencia hacia las personas mayores, que se ha incrementado notablemente, ya sea de tipo psicológico y económico”, argumentó.

La ministra indicó que luchar para erradicar la violencia contra la mujer supone transformar la idea de que ella es un ser inferior, a quien se tiene que controlar, vigilar, sancionar o arrinconar. 

Destacó que, a la par de ese trabajo, hay una enorme deuda no reconocida hacia la mujer en la sostenibilidad y avance del país, un trabajo siempre silencioso y ahora más complejo debido a la pandemia. 

“El 89 % de las mujeres está cuidando a los huérfanos del covid-19. Además, el 58 % de las personas en condición de pobreza son mujeres jefas de familia, en pobreza extrema. Ellas y sus hijos tienen que luchar contra muchas adversidades para salir adelante”, detalló la ministra.  

Más en Andina: 



(FIN) KGR/LIT
GRM

Publicado: 30/6/2021
Loading...