Andina

Médicos de Essalud extirpan tumor que ocupaba 90% de rostro de bebé

Pequeño tenía dificultades para respirar y podía morir de un paro cardíaco

Médicos de Essalud logran salvarle la vida a bebé que nació con malformación congénita. Foto: Andina/Difusión

Médicos de Essalud logran salvarle la vida a bebé que nació con malformación congénita. Foto: Andina/Difusión

18:29 | Lima, set. 22.

Un bebé, de apenas dos meses y medio, que nació con una malformación en la cabeza, tiene ahora una mejor calidad de vida luego que especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud) le realizaran complejas operaciones para extirpar, por la vía nasal, un tumor que le ocupaba el 90% del rostro y reconstruir parte del cráneo frontal.

Las exitosas intervenciones quirúrgicas se desarrollaron en el hospital Guillermo Almenara al neonato chiclayano, de iniciales K.T.S., quien vino al mundo con un cuadro de encefalocele, un defecto congénito del tubo neural (hernia del tejido cerebral) que afecta el encéfalo y se caracteriza por una tumoración gigante que ocupa la cabeza. 

En esta oportunidad, la protrusión se detectó entre la zona nasofrontal (entre la frente y la nariz), la cual producía dificultad respiratoria con el riesgo de que se produzca un paro cardíaco y posterior muerte súbita del recién nacido.

Para resolver esta compleja patología fue necesario practicar dos cirugías de alto riesgo. En la primera intervención, ejecutada el 30 de julio y que duró siete horas, los especialistas en cirugía vascular y tumores, realizaron una craneotomía en la zona frontal bilateral para resecar el bulto que sobresalía hacia la nariz.

Durante el proceso quirúrgico se detectó un defecto óseo, de regular dimensión en el cráneo, el cual fue resuelto con una técnica de reconstrucción, para la cual se utilizó una prótesis de acrílico. 

Luego, los especialistas colocaron un injerto de duramadre (meninge cerebral) de material sintético para cubrir el cerebro y reemplazar el tejido dañado.

Segunda operación 


El pasado 27 de agosto de 2019, se realizó la segunda operación, a cargo de médicos otorrinolaringólogos que extrajeron, por las fosas nasales, un tumor de seis centímetros que ocupaba el 90% del rostro del recién nacido. En la intervención, también se resolvió la abertura por donde fluía el líquido cefalorraquídeo.

“Si no se operaba a tiempo, el bebé, por la dificultad respiratoria que tenía, pudo hacer un paro cardiaco con posterior muerte súbita. Gracias a la intervención, el infante logró recuperar sus funciones vitales”, resaltó el doctor Jerson Flores, neurocirujano de cirugía vascular y tumores, quien lideró la primera cirugía.

Por su parte, el doctor Omar Gonzales Suazo, jefe del Servicio de Otorrinolaringología, quien lideró la segunda operación, destacó que cuenta con un grupo profesional de especialistas de nivel internacional y, además, con tecnología de punta de última generación para realizar este tipo de cirugías de alta complejidad.

A su turno, Vilma Salazar Villegas, la joven madre del bebé, agradeció a los médicos por la oportuna atención que hace posible que ahora su bebé tenga una mejor calidad de vida.

“Mi hijito ya respira bien, por lo que agradezco a Dios, a EsSalud y a los médicos del hospital Almenara que han intervenido en la recuperación de mi bebé”, expresó muy emocionada la madre.

Más en Andina:


(FIN) NDP/ART

Publicado: 22/9/2019
Loading...

Te puede interesar