Andina

Machu Picchu: maravilla mundial que sorprende también por sus fascinantes nevados

Cuenta con 42 glaciares pertenecientes a cordilleras de Urubamba y Vilcabamba

Machu Picchu: maravilla mundial que sorprende también por sus fascinantes nevados, como el Salcantay (6,271 metros de altitud), considerado un dios tutelar desde tiempos prehispánicos.

Machu Picchu: maravilla mundial que sorprende también por sus fascinantes nevados, como el Salcantay (6,271 metros de altitud), considerado un dios tutelar desde tiempos prehispánicos.

10:31 | Lima, jul. 4.

Próximo a celebrar doce años como nueva maravilla mundial, el Santuario Histórico de Machu Picchu destaca no solo por su emblemática ciudadela inca, sino por una geografía de extraordinaria belleza en la que destacan sus fascinantes cumbres nevadas con alrededor de 6,000 metros de altitud.

Creada como área natural protegida el 8 de enero de 1981, el santuario histórico de Machu Picchu está ubicado en el distrito de Machu Picchu, provincia de Urubamba, departamento de Cusco. Es el principal atractivo turístico del Perú y recibe cerca de 1.5 millones de visitantes al año, con una tasa de crecimiento de 10%.


Con una extensión de 32,592 hectáreas, el santuario histórico de Machu Picchu es atravesado por dos importantes cordilleras del sur peruano: Urubamba y Vilcabamba. En ambas destacan importantes nevados que son considerados “apus” o dioses tutelares desde tiempos ancestrales.


En la cordillera de Urubamba destacan los nevados Chicón, Halancoma y Verónica. El nevado Chicón es el pico más alto de la Cordillera de Urubamba, con 5,800 metros de altitud. Es una majestuosa cumbre ubicada en el distrito de Urubamba que constituye un desafío para la práctica de deportes de aventura, en especial para los que gustan de la escalada en glaciar y del trekking.


Coronar la cima de este empinado y escarpado pico nevado puede demandar entre seis y siete horas para personas entrenadas. En el ascenso se puede divisar inmensas formaciones rocosas y apacibles lagunas glaciares que componen un panorama de extraordinaria belleza.


Por su parte, el nevado Halancoma bordea el Valle Sagrado de los Incas y puede observarse a lo lejos desde la ciudad de Ollantaytambo. Tres cumbres llamadas norte, medio y sur componen este nevado de 5,367 metros sobre el nivel del mar. Desde su cima se observan otros picos venerados por la población, como el Ausangate, Salkantay y Pumasillo, que forman parte de la cordillera de Vilcabamba.


Considerado el más impresionante de la cordillera de Urubamba, el nevado Verónica, también conocido como Wakaywillque, tiene una altitud de 5,682 metros. Se encuentra a 50 kilómetros al este de la ciudad de Cusco y actúa como límite natural entre las provincias de Urubamba y La Convención.

Tiene una longitud aproximada de 10 kilómetros en dirección este-oeste y un ancho de 2 kilómetros. Aquí se han desarrollado glaciares de montaña cuya altura mínima de nieves es en promedio 4,600 metros. Este nevado se caracteriza por tener una topografía muy agreste con pendientes altas a muy altas que superan los 40 grados de inclinación, lo cual favorece la ocurrencia de aludes.


Cordillera de Vilcabamba


La cordillera de Vilcabamba es una impresionante cadena montañosa que se localiza entre las regiones Cusco y Apurímac. Se trata de un atractivo turístico importante no solo por la belleza paisajística que exhibe junto con su valor ecológico, sino también por el valor histórico dada la veneración a sus nevados desde tiempos prehispánicos.


Cuenta con veinte cumbres nevadas que superan los 5,000 metros de altitud que alimentan las nacientes de los ríos Urubamba y Apurímac. El nevado más alto es el Salcantay, con 6,271 metros sobre el nivel del mar y considerado un “apu” o dios tutelar de las poblaciones ubicadas en sus proximidades.


La cordillera de Vilcabamba presenta bosques característicos de la vertiente oriental de los Andes y el pajonal de puna en su parte más elevada. Los ríos que surgen de sus glaciares son notorios por su peligrosa estrechez y sus rápidos que han tallado profundas grietas y cañones.


Las cordilleras de Urubamba y Vilcabamba han dado origen a 472 glaciares que, en conjunto, representan una superficie de 255.54 kilómetros cuadrados.


A esta riqueza natural excepcional se le suma la incomparable joya arqueológica de la ciudadela pétrea de Machu Picchu, lugar declarado como Patrimonio Mundial Mixto –natural y cultural– por la Unesco en 1983. Y el 7 de julio de 2007 fue elegido como una de las siete nuevas maravillas del mundo.

(FIN) LZD/MAO

También en Andina:



Publicado: 4/7/2019
Loading...

Te puede interesar