Andina

Labores contra la mosca de fruta beneficiaron a 23,000 productores de Ayacucho

Existen 1,055 trampas ubicadas en los valles interandinos de la región surandina

El Senasa informó que existen 1,055 trampas ubicadas en los valles interandinos de la región Ayacucho.

El Senasa informó que existen 1,055 trampas ubicadas en los valles interandinos de la región Ayacucho.

17:13 | Lima, dic. 26.

Más 23,000 pequeños productores de la región Ayacucho fueron beneficiados con las labores de campo y vigilancia contra la mosca de la fruta a cargo del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), informó hoy el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Con la red vigilancia, conformada por 1,055 trampas ubicadas en los valles interandinos de Ayacucho, el Senasa monitorea la presencia de la plaga, manteniendo vigiladas más de 15,000 hectáreas hortofrutícolas para determinar la dinámica poblacional de la mosca, lo que permite planificar las actividades de campo de cada zona.

Debido a que la región se encuentra en etapa de supresión, para asegurar la sostenibilidad y éxito del proyecto se requiere que los productores capacitados por el Minagri asuman el cuidado de sus predios a través de acciones de control integrado.

Control integrado


El control integrado es la aplicación de diversos métodos: control químico con aplicación de cebos tóxicos a base de un plaguicida biológico, complementado con el control cultural mediante el recojo y entierro de frutos hospedantes sobre maduros, infestados y sin valor comercial.

Estas actividades son fundamentales para evitar la dispersión de la plaga y son responsabilidad exclusiva de los productores.

Plaga destructiva


La mosca de la fruta es una de las plagas más destructivas del mundo, pues constituye una de las peores amenazas para la producción frutícola, al atacar a más de 200 cultivos de frutales y hortalizas conocidos como hospedantes.

El alto índice de infestación de esta plaga generaría una reducción considerable en la cantidad de fruta sana cosechada, incremento de los costos de producción por la aplicación de plaguicidas para su control y limitaciones en el acceso a mercados internacionales.

Exportación


Las acciones desplegadas por el Senasa han permitido el acceso de diversos productos peruanos a exigentes mercados internacionales, llegando a reportar cifras de exportación cada vez más importantes.

En Ayacucho existen seis zonas de control oficial contra las moscas de la fruta, las que se encuentran protegidas por las barreras fitosanitarias de los puestos de control de Calicanto y Sacharaccay, rutas provenientes del Vraem, así como Chicha, en la ruta proveniente de Apurímac.

Más en Andina:


(FIN) NDP/JOT

Publicado: 26/12/2019
Loading...