Andina

Jackelynne Silva, la ingeniera cusqueña que destaca en NASA e inspira a más mujeres

Trabaja en el desarrollo de módulos habitacionales (HALO) para astronautas durante su estadía en la órbita lunar

La ingeniera cusqueña trabajó como controladora de vuelos y directamente con los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Previamente, en el Laboratorio de propulsión a chorro de la NASA (JPL) en California, como ingeniera mecánica y de pruebas en tierra del robot Curiosity que está en Marte. Foto: Cortesía

08:35 | Lima, ene. 24.

Por: María Fernández Arribasplata

De pequeña en su natal Cusco, Jackelynne Silva Martínez soñaba con ir al espacio y convertirse en astronauta. Años más tarde, el sueño todavía sigue intacto y cada vez más cerca de alcanzarlo. “Si se presenta la oportunidad, yo diría que sí y mi hija me acompañaría”, comenta entre risas. A sus 36 años es una destacada ingeniera aeroespacial de NASA, ocupa el cargo de directora de ingeniería e integración de sistemas y humanos en el programa lunar Gateway, que forma parte de la misión Artemis, en el Centro Espacial Johnson de NASA en Houston.


Llegó a los Estados Unidos junto a su familia cuando tenía solo 15 años, desde entonces el camino no fue nada fácil. Junto a su madre y tres hermanos, uno de ellos Herbert Silva- también ingeniero de la NASA- trabajaron muy duro para cumplir sus metas.

Lee también Rosa Avalos-Warren, ingeniera peruana en la NASA que integra la misión Artemis

Terminó la secundaria mientras estudiaba y trabajaba a la vez, postuló a becas y préstamos para estudiar en la universidad. Ingresó a la carrera de ingeniería mecánica y aeroespacial en la Universidad de Rutgers, la universidad pública de New Jersey. Luego siguió estudios de maestría y doctorado en los Estados Unidos. Jackelynne Silva está convencida que la educación puede abrir muchas puertas.

Llegar a la NASA le tomó varios años - antes trabajó para la empresa Lockheed Martin Space Systems Company- y después de muchos intentos y aplicaciones lo consiguió.


En entrevista vía zoom para la Agencia Andina, la ingeniera cusqueña - quien lleva 15 años laborando en el sector espacial- explica su trabajo en la agencia espacial estadounidense y cómo forma parte del programa Artemis, el cual marca el inicio de la nueva era de la exploración espacial con seres humanos.

Integrando a los humanos con los sistemas espaciales

Como directora de ingeniería e integración de sistemas y humanos para el programa Gateway -que forma parte de la misión Artemis, de la NASA en el Centro Espacial Johnson en Houston- se encarga de supervisar los requisitos que deben cumplir los humanos y se asegura de que los diferentes módulos habitables que se están desarrollando estén listos para apoyar a los exploradores humanos.


De acuerdo a información de NASA, el programa Gateway es la primera estación espacial de la humanidad alrededor de la Luna, y proporcionará las funciones básicas para mantener a los astronautas saludables y productivos. Su desarrollo es fundamental para los objetivos de la exploración humana a largo plazo en el espacio profundo, incluida la Luna.

El equipo de Gateway, el cual integra la ingeniera peruana, está desarrollando una serie de sistemas que tienen que trabajar bien en conjunto: sistemas integrados de vivienda, puertos de acoplamiento, control ambiental, sistemas de soporte vital, sistemas de control y aviónica, monitoreo y mitigación de radiación, sistemas de seguridad contra incendios, capacidades autónomas y capacidades de salud de la tripulación.

Lee también Ingenieras peruanas en la NASA destacan importancia de imágenes del telescopio James Webb

En fotografías que comparte para la entrevista, la ingeniera cusqueña muestra las maquetas del primer módulo habitable de la estación Gateway que orbitará la luna. Se llama HALO por sus siglas en inglés Habitation and Logistics Outpost y se encuentra en el Centro Espacial Johnson en Houston.

En otra aparece haciendo pruebas de las ventanillas de los módulos que forman la estación lunar Gateway.


“Es similar a la Estación Espacial Internacional que tenemos alrededor de la Tierra, pero más pequeña y estará alrededor de la Luna”, explica Silva.

Un día cualquiera de la ingeniería cusqueña puede comenzar a las 5 de la mañana, precisamente porque debe realizar las coordinaciones con el equipo de la Agencia Espacial Europea (ESA) quienes se encargan de la construcción de los módulos habitables para los astronautas donde comerán, dormirán y harán ciencia. “Ahora estamos viendo la parte del diseño. Yo tengo que dar el visto bueno a los reportes de las pruebas, asegurarme que todo esté bien”, detalla.

Yo quiero ser astronauta

Antes de ser parte del programa Gateway, la ingeniera cusqueña trabajó como controladora de vuelos y directamente con los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Previamente, en el Laboratorio de propulsión a chorro de la NASA (JPL) en California, como ingeniera mecánica y de pruebas en tierra del robot Curiosity que está en Marte. “Traigo toda esa experiencia a este nuevo programa para no repetir los mismos errores. En vez de pasar mucho tiempo arreglando cosas, queremos hacer más ciencia”, señaló.

Su cercanía a ellos hace que el sueño de convertirse en astronauta siga en pie. Entre risas comenta que sí aceptaría, si se presenta la oportunidad.

“Ya tengo 36 años, pero si se presenta la oportunidad diría que sí, y mi hija me va a seguir, ella tiene 4 años. Mi hijo mayor tiene 9 años, pero él no quiere ir al Espacio, quiere diseñar y tiene muchas ideas”, comenta orgullosa.


Sus hijos conocen Perú. El padre de Jackelynne es cusqueño y su madre de Abancay. “Estoy enterada de lo que se vive en mi querido Perú, es importante el diálogo, mucha fuerza y esperanza”, comenta.

Lee también: Así se realizó el histórico lanzamiento de la misión Artemis I de la NASA

Parte de la misión Artemis I

Uno de los sucesos que nunca olvidará la peruana es sin duda el histórico lanzamiento de la misión Artemis I de la NASA. Pudo ver el despegue en vivo y en directo, junto a su familia, en el Centro Espacial Johnson en Houston. Sin embargo, lo que más la emocionó fue el retorno de la misión a la Tierra. Como ingeniera aeroespacial fue parte del equipo que realizó las pruebas de retorno a la Tierra. La misión Artemis I de la NASA volvió con éxito tras una travesía alrededor de la Luna de casi 26 días.

Yo trabajé en las pruebas para el reingreso a la Tierra, ver que la cápsula Orión amerizó en el océano y que todos los sistemas funcionaron bien me dio mucha alegría. Mientras mi familia veía ese momento yo les explicaba cual había sido mi trabajo y fue muy emotivo”, comenta la ingeniera.

Para el 2024 se espera lanzar la misión Artemis 2, un intento de llevar de vuelta a los humanos a la superficie lunar.

Lee también: ¡Inscripciones abiertas! Programa Ella es Astronauta llevará a niñas peruanas a la NASA

Promoviendo la ciencia y tecnología


En setiembre del 2022, Jackelynne Silva  fue parte del equipo de hispanos que dio la bienvenida a las niñas peruanas que por primera vez visitaron el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, como parte del programa She is Astronauta, cuya finalidad es incrementar el interés de las niñas en las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés).

“Esperamos que en este año sigan viniendo más niñas peruanas, verlas fue muy emotivo. Durante su estadía aquí pudieron conocer los equipos, las pruebas que se hacen y conversar con los empleados hispanos quienes les contaban su experiencia”, recuerda.

La ingeniera peruana también es fundadora del Centro de Ciencia, Liderazgo y Cultura (CCLC), un proyecto que nació en el Perú, junto a su familia. Cuando se mudó a los Estados Unidos la iniciativa continuó, primero con algunas amistades y luego se extendió a la comunidad, dando charlas STEM en bibliotecas, iglesias y colegios.

“También hemos dado charlas en Cusco, Arequipa y Lima. En tiempo de la pandemia fue virtual, y ahora seguimos el proyecto con la Embajada de los Estados Unidos en Perú y CONIDA, la agencia espacial peruana”, explica.

Finalmente la ingeniera cusqueña envía un mensaje a todos los niños, niñas y jóvenes que quieren seguir su mismo camino.

“La mejor ayuda que le podemos dar a nuestros padres es estudiar mucho. Recomiendo estudiar programación, es importante aprender a codificar en cualquier lenguaje de programación. También que desde las escuelas sean parte de clubes de ciencias y tomen posiciones de liderazgo. A los padres, el mejor consejo que les puedo dar es que dejen explorar a sus hijos siempre,” concluye. 

Revisa más noticias sobre ciencia, tecnología e innovación en la Agencia Andina y escucha historias inspiradoras en Andina Podcast.

Más en Andina(FIN) MFA/SPV

Publicado: 24/1/2023