Escuela Nacional de Control
Andina

Finanzas personales: cinco consejos si prestas dinero a alguien


Verifica antes el nivel de deuda que tiene la persona a la que vas a ayudar

Efectivo ANDINA/Difusión

Efectivo ANDINA/Difusión

05:00 | Lima, set. 14.

Por tener un buen flujo económico, confianza o estabilidad laboral, familiares o amigos pueden solicitarte un préstamo, en caso les haga falta, y al ser personas cercanas, uno siente la responsabilidad de ayudar, sin embargo todo préstamo implica un riesgo, sea bancario o familiar.

Las personas que van a prestar dinero deben comprender la situación que atraviesa su familiar, sin dejar de lado una evaluación para conocer si estará en condiciones de devolverte el préstamo o no. Además, debes considerar si el dinero se reintegrará con intereses o no”, comentó el CEO de Solven, Facundo Turconi. 

Todo préstamo implica un riesgo, sea bancario o familiar y, en este último caso, la relación se puede dañar si no se tienen claros algunos puntos. Por eso, en busca de recuperar el dinero prestado, sin dañar las relaciones personales, el ejecutivo brinda los siguientes consejos: 




1) Todo por escrito: 


Prestar dinero de palabra no es una opción y se necesita de un contrato. Con este documento tendrás una prueba que te servirá para “obligar”al otro en caso no cumpla lo acordado. De igual manera, bancariza la operación enviando el dinero por una transferencia a su cuenta personal. 

 

2) Conocimiento pleno:


Por más cercana que sea la persona que te solicita un préstamo, no puedes hacerlo sin conocer cómo está su economía y cuál es el destino del crédito, debe ser una necesidad real. Hoy en día se puede acceder a esta información a través de la SBS o de Infocorp online. 

 

3) Aléjate de los morosos: 


No dejes que el cariño te impida ver los defectos. Las personas que tienen grandes deudas, no son los mejores candidatos para comprometer tus ahorros. Así que, si quien te pide un crédito está muy endeudado con los bancos, es mejor decir que no.

 

4) Solicita garantía: 


Si la persona a la que le prestas no es solvente o no puede acreditar su situación, es preferible solicitar alguna garantía que permita asegurar la devolución del dinero, sobre todo si se trata de un monto grande.
 

5 ) No olvides ningún dato: 


Los datos que no deben faltar en el documento de pago son: tu nombre y el de la persona a quien prestas (así como los datos y firma de su esposa si es casado/a), acompañados de sus números de documento de identidad y una copia, el monto que vas a prestar, el tiempo que la otra persona tiene para devolvértelo, la forma de reintegro, el cronograma de pagos, el porcentaje de intereses si los hubiera, una firma con certificación notarial y un pagaré.



Más en Andina: 


(FIN) ECS / MDV 


Publicado: 14/9/2018