Andina

Fiestas “ruleta” y “semáforo” multiplican riesgo de contagio de VIH/Sida e ITS

Foto: Internet.

Foto: Internet.

09:20 | Lima, may. 28 (ANDINA).

El riesgo de contraer VIH/Sida, hepatitis B o alguna Infección de Transmisión Sexual (ITS) se multiplica en los adolescentes y jóvenes que participan de las fiestas conocidas como “ruleta” y “semáforo”, donde ocurren encuentros sexuales sin protección, advirtió Carlos Benites, especialista del Ministerio de Salud.

El funcionario, quien es coordinador de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de ITS, VIH/Sida y Hepatitis B del Minsa, señaló a la Agencia Andina que son tres las condiciones que aumentan la posibilidad de contagio de estas enfermedades, siendo una de ellas el inicio temprano de las relaciones sexuales.

Las otras dos son contar con varias parejas sexuales de las que se desconoce si tienen alguna enfermedad o problema de salud, y no usar métodos de protección como el preservativo, cuyo nivel de eficacia supera el 90 por ciento, indicó el especialista.

Esas tres condiciones se dan en las fiestas llamadas “ruleta” y “semáforo”, que reúnen –previa convocatoria en las redes sociales– a menores de edad estimulados por el consumo de alcohol e incluso de drogas, lo que genera un ambiente de desenfreno en la conducta sexual sin medir las consecuencias.

Benites dijo que, además del VIH/Sida y las hepatitis B y C (que producen cáncer de hígado), las conductas sexuales de riesgo pueden facilitar el contagio de más de 30 ITS, entre las que figuran, por su mayor incidencia: sífilis, gonorrea, clamidia, tricomonas, herpes, entre otras.

“La existencia de una ITS hace más vulnerable a una persona para contagiarse del VIH, por lo que ambas exigen una estrategia de prevención complementaria”, expresó.

Refirió que los casos reportados de contagio del VIH (de todas las edades) en Perú sumaron 48,679 y los de sida (etapa final de la enfermedad) totalizaron 29,824, al 31 de diciembre del 2012.

En ese contexto, el experto alertó que cada vez aumentan los casos de menores de 18 años que contraen VIH (no se descarta que el contagio haya ocurrido en alguna fiesta “ruleta” o “semáforo”), por lo que urge focalizar los esfuerzos a fin de atender debidamente a este segmento de la población en riesgo.

Mejorar la estrategia

Benites reconoció que la prevención en adolescentes y jóvenes es una labor compleja, porque “es difícil llegar con el mensaje y la manera adecuados a este segmento de la población, que es tan difícil de tratar”.

Por ello, refirió que el Minsa trabaja con el sector Educación para que se priorice en el currículo escolar el tema de la educación sexual integral.

“Somos conscientes de que la intervención debe ser más consistente y coordinamos con el Ministerio de Educación la mejora de la estrategia de educación sexual integral a nivel nacional y en todos los niveles del sistema educativo”, manifestó.

El funcionario afirmó que se han diseñado diversas estrategias para abordar a los adolescentes, trabajando primero con los líderes y utilizando el lenguaje y las plataformas en las que ellos se comunican para sensibilizarlos y prepararlos. Luego, los líderes transmitirán el mensaje aprendido a los demás estudiantes.

“Creemos que esta estrategia permitirá lograr, con mejores resultados, que los adolescentes y jóvenes tomen conciencia sobre cambiar su comportamiento para no exponerse al contagio del VIH/Sida y de las ITS”, anotó.

No obstante, Benites consideró que es fundamental también el compromiso que deben asumir los padres de familia para dialogar con sus hijos, sin tabúes, sobre ser responsables con su sexualidad y los riesgos que implica asistir a las fiestas “ruleta”, “semáforo” y similares.

(FIN) LZD/ART

GRM


Publicado: 28/5/2013