Andina

¿Dudas sobre las vacunas? Conozca por qué son tan necesarias

Son completamente seguras y previenen enfermedades que pueden ser mortales

¿Dudas sobre las vacunas? Conozca por qué son tan necesarias. Foto: ANDINA/archivo.

¿Dudas sobre las vacunas? Conozca por qué son tan necesarias. Foto: ANDINA/archivo.

06:10 | Lima, abr. 7.

Las vacunas son herramientas fundamentales para evitar una gran cantidad de enfermedades, muchas de ellas mortales, sobre todo en los niños, quienes aún no han desarrollado su sistema de defensa y requieren mayor protección.

Así lo sostuvo la Dra. Theresa J. Ochoa Woodell, Investigadora Principal del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, quien destacó que se trata de productos seguros y necesarios si se quiere contar con buena salud y estar libre de enfermedades contagiosas. 

A continuación, algunos aspectos que todos los padres de familia deben saber sobre las vacunas que se administran en el país.  

1.- Protegen de infecciones mortales.

Las vacunas protegen a los niños y a los adultos de enfermedades que pueden ser muy severas. Entre ellas la pertusis o coqueluche en lactantes pequeños, infección que produce mucha tos y puede hacer que el niño deje de respirar.

A esta se suma la polio, que produce parálisis y atrofia las piernas, o la meningitis por hemofilus o por neumococo, que pueden ser mortales. 

Lamentablemente, existen algunos países que aún tienen estas enfermedades. En la región de las Américas, Estados Unidos y Venezuela tienen casos de sarampión, que además de erupciones en la piel, puede producir cuadros graves como neumonía o encefalitis. 

Con la alta frecuencia de viajes internacionales y la migración de personas, los niños que no están vacunados están en riesgo de contraer sarampión.  

2.- Son muy seguras.

Las vacunas se producen con la más alta tecnología. A través de la administración de una pequeña parte del microorganismo contra el que se lucha, el cuerpo humano desarrolla defensas para no producir la enfermedad.  

Antes de que una vacuna salga al mercado pasa por una serie de estudios clínicos muy estrictos en miles de pacientes, que permite determinar la eficacia y seguridad de la vacuna.   


Si bien pueden tener algunos efectos adversos, la mayoría son leves; los más frecuentes son fiebre por un par de días, así como dolor y enrojecimiento en la zona donde se aplicó la vacuna.

Está demostrado científicamente que no producen autismo. 

3.- Pueden colocarse varias al mismo tiempo 

El calendario de vacunación que tiene el Perú, a través del Ministerio de Salud, es uno de los más completos de la región. Brinda protección contra 16 enfermedades entre ellas la hepatitis B, rotavirus, difteria, tétanos, pertusis, polio, rubeola, paperas, sarampión, varicela, entre otras.  

No existe ningún problema en administrar varias vacunas al mismo tiempo. Se ha demostrado que la producción de anticuerpos es adecuada también en este tipo de casos. 

4.- Si se tiene un resfrío leve pueden recibirla.

No existe una contraindicación para que los niños o personas mayores con fiebre leve o resfríos simples no se vacunen.  

Si se está muy enfermo, sí se recomienda atrasar la inmunización unos días, porque de empeorar no podría determinarse si fue por la vacunación o por la enfermedad que se estaba incubando. 


Sin embargo, si se trata de un resfrío simple (moquitos, estornudos, fiebre leve), es mejor vacunarse.

El esquema de vacunación en el Perú es muy completo y totalmente gratuito. 

5.- Siempre hay opción de ponerse al día en el calendario de vacunas. 

Si por alguna razón el niño dejó de vacunarse o se atrasó en el calendario de inmunizaciones, debe ponerse al día.  

El período clave de la vacunación son los primeros seis meses de vida. En esta etapa se colocan las vacunas: BCG (contra la tuberculosis), hepatitis B, DPT o triple (difteria, tétanos y pertusis), polio, hemofilus, neumococo y rotavirus. 

Esta etapa es crucial, pues el niño se protege contra todas estas enfermedades y a una edad que está en mayor riesgo de desarrollar infecciones severas. 


Al año de edad,  se coloca la vacuna triple vírica (rubeola, sarampión y paperas), fiebre amarilla y luego la de neumococo. 

Los padres de familia no deben olvidar las dosis de refuerzo, que normalmente se colocan al año y medio, y entre los 4 a 6 años, para mantener las defensas por mayor tiempo.  

Más en Andina: 

(FIN)NDP/KGR


Publicado: 7/4/2018
Loading...