Andina

Devida: Cultivo alternativo está empujando a la coca ilegal a zonas fronterizas

Rómulo Pizarro, presidente ejecutivo de Devida, muestra el incremento de los cultivos alternativos en zonas de la Selva. Foto: ANDINA/Gustavo Sánchez.

Rómulo Pizarro, presidente ejecutivo de Devida, muestra el incremento de los cultivos alternativos en zonas de la Selva. Foto: ANDINA/Gustavo Sánchez.

11:16 | Lima, jun. 24 (ANDINA).

El éxito de los cultivos alternativos hace retroceder a la coca ilegal en zonas como al Alto Huallaga y Aguaytía, y la empuja hacia áreas fronterizas, donde se requiere de más recursos para combatirla, dijo la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

El presidente de esta comisión, Rómulo Pizarro, dijo que eso es lo que revela el informe 2010 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), que registra un crecimiento de 2 por ciento de cultivos, legales e ilegales, en el total de la superficie nacional.

Indicó, por ejemplo, que el informe documenta que en lugares como el Alto Huallaga y Aguaytía, donde por años se cultivaba coca de manera ilegal, hay una disminución del 25 por ciento de hectáreas gracias a la aplicación del modelo de desarrollo alternativo San Martín.

“Ello revela el éxito del modelo, porque los campesinos que cultivaban coca y la vendían al narcotráfico seguían siendo pobres. Ahora suplantaron los cocales por el cultivo de cacao y café, cuyos productos ya obtuvieron reconocimientos internacionales”, dijo a la Agencia Andina.

Pizarro agregó que tal situación ha provocado el traslado de los cultivos ilegales a sectores alejados, de difícil acceso y donde hay escasa presencia de autoridades, como la frontera con Colombia, Bolivia y Brasil.

Refirió que esas zonas básicamente fueron afectadas por el incremento de las áreas ilegales de cultivo, por el denominado “efecto globo” de la actividad narcotraficante en otros países.

“Antes no habían cocales en la zona del Putumayo, en la frontera con Colombia, pero ahora existen. Igual ocurre en el sector de Iñapari y Tambopata, en el límite de Perú, Bolivia y Brasil. Allí deben dirigirse los esfuerzos y recursos para combatir el narcotráfico”, planteó.

De acuerdo con cifras de la ONUDD, Perú tiene un total de 53,410 hectáreas de cultivos de coca, de las cuales 7,790 se dedican al consumo y uso tradicional de la llamada hoja sagrada de los incas.

En comparación con Colombia, que tiene 62 mil hectáreas, Pizarro resaltó que Perú siga por debajo de la producción colombiana, porque el país no recibe la cantidad de cooperación extranjera ni sostenida en el tiempo como la que tiene la nación vecina.


(FIN) JCP/GCO

GRM


Publicado: 24/6/2011
Loading...