Andina

Chile otorga bono para la clase media con la intención de proteger a las AFP

El paquete incluye además créditos estatales blandos, subsidios de arriendo y la postergación de pagos hipotecarios. Foto: AFP

El paquete incluye además créditos estatales blandos, subsidios de arriendo y la postergación de pagos hipotecarios. Foto: AFP

17:36 | Santiago de Chile, jul. 14.

El Gobierno de Chile anunció este martes un nuevo paquete de ayudas que buscan aliviar los apuros económicos que está sufriendo la clase media debido a la pandemia y evitar la aprobación en el Congreso de una ley para el retiro anticipado de los fondos de pensiones.

La principal medida propuesta es un bono de 500,000 pesos (634 dólares) para todos aquellos trabajadores asalariados o independientes que cobraban al mes entre 500,000 y 1.5 millones de pesos (1,900 dólares) y que hayan sufrido caídas de más del 30 % en sus ingresos por la pandemia.

"La clase media es el orgullo de nuestro país, ha progresado en base a su propio mérito y esfuerzo. Y hoy, debido a los tiempos de adversidad, está enfrentando grandes amenazas y temores", aseguró el presidente chileno, el conservador Sebastián Piñera.

El paquete incluye además créditos estatales blandos, subsidios de arriendo y la postergación de pagos hipotecarios, unas medidas que ya fueron anunciados el pasado 5 de julio y que fueron duramente criticadas por alentar el ya de por sí alto endeudamiento de la clase media.

Según el Banco Central de Chile, la deuda total de los hogares alcanzó el 75.4 % de sus ingresos disponibles durante el primer trimestre del año, una cifra histórica en el país.

"He escuchado el mensaje de la gente", dijo Piñera, quien apuntó que hay ciudadanos "que se sienten solos y a veces sienten también que el Estado no les ha acompañado cuando debería".

Desde el inicio de la pandemia, que mantiene a Chile como uno de los países más afectados del mundo con cerca de 320,000 contagios y 7,069 muertos, el Gobierno ha prometido ayudas por valor del 12 % del producto interior bruto (PIB) nacional, que hasta ahora básicamente estaban enfocados en los más vulnerables.

"Hay muy pocos países en el mundo que hayan comprometido y movilizado tantos recursos", agregó el gobernante.

Frenar el retiro anticipado de pensiones


Con estas medidas, que deben aprobarse en el Congreso, el Gobierno espera además convencer a los diputados para rechazar una ley que permita a los ciudadanos retirar hasta el 10 % de sus fondos de pensiones, un proyecto ampliamente respaldado por la sociedad, pero refutado por el Gobierno y los gremios económicos.

"Estamos convencidos que, la urgente y necesaria protección de la clase media, no puede ser a costa de reducir sus ya disminuidas pensiones, permitiendo retiros anticipados y no compensados de sus ahorros previsionales", afirmó el gobernante.

El proyecto está siendo discutido este martes en el Congreso, donde la coalición oficialista de derechas no tiene mayoría, y necesita tres quintas partes de los votos para pasar al Senado.

De aprobarse en el Senado, Chile se sumaría a países como Perú o Australia que ya han permitido el retiro de fondos de pensiones durante la pandemia, que llevó a la economía chilena a caer un 15.3 % en mayo Y ha destruido un millón y medio de empleos.

Ideado por José Piñera, uno de los hermanos del actual mandatario, e instaurado durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), el sistema de pensiones chileno se basa en el ahorro individual obligatorio y tiene muy bajo apoyo popular por las bajas pensiones que entrega.

En Chile, cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), empresas privadas que obtienen beneficios millonarios tras invertir los fondos en los mercados.

"El sistema actual de AFP tiene grandes problemas que requieren profundos cambios para lograr verdaderas soluciones", reconoció el presidente, que pidió a los partidos políticos consensuar

Según cálculos de la patronal de la AFP, cerca de tres millones de afiliados se quedarían sin fondos de prosperar la iniciativa legislativa.

La transición hacia un modelo más solidario y con mejores pensiones es uno de las principales demandas del estallido social que sufrió el país a finales del año pasado y que dejó una treintena de muertos y miles de heridos.

Agencia Efe: todos los derechos son reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin la autorización previa y por escrito de la Agencia Efe.

Más en Andina:

(FIN) EFE/LIQ

Publicado: 14/7/2020
Loading...