Andina

Aldo Rafael Yarihuaman: Conoce al cardiólogo peruano de buen corazón

Destacado médico radica en Dallas y nos brinda lecciones de superación y solidaridad

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

14:13 | Lima, nov. 12.

Por Nathaly Jimenez

El cirujano peruano Aldo Rafael Yarihuaman radica desde hace 11 años en Estados Unidos. Desde el 2013 y junto a un grupo de profesionales viaja cada año al Perú para efectuar cirugías cardíacas gratuitas en el Hospital 2 de Mayo. En la actualidad lidera una campaña para brindar salud a los más necesitados en Costa Rica y hará lo mismo pronto en Colombia y Honduras.



“Mi infancia la recuerdo con mucha nostalgia porque sentí en carne propia lo que es vivir con carencias y luchar constantemente para poder sobrevivir”, nos dice Aldo,  por vía telefónica, desde Dallas, Texas.

Nació hace 44 años en  Yauli, región Junín. Un accidente que casi le quita la vida a su  padre en la mina en la que trabajaba en San Ramón, despertó en Aldo la vocación por salvar vidas.

Durante la secundaria, se fijó como meta obtener las mejores notas para ser beneficiario de una beca de estudios y empezar a concretar sus anhelos.

El sueño sanmarquino



Gracias a sus sobresalientes notas, la Universidad Nacional del Centro del Perú en Huancayo le ofreció una beca, pero Aldo la rechazó. Quería estudiar en la Decana de América, su sueño era ser sanmarquino.

“Siendo provinciano, llegar a Lima era una hazaña en esos tiempos, pero yo era una persona de retos y me ponía metas muy altas. A pesar de que la gente me ponía trabas, mi sueño era estudiar en la Universidad San Marcos”, señala.

Con solo 16 años y la ayuda de sus padres, Aldo se mudó a un pequeño cuarto en el distrito de San Luis. Se inscribió en una academia, postuló y logró su primer objetivo: ser “cachimbo” de la Facultad de Medicina de la UNMSM, donde cursó estudios durante siete años hasta graduarse en el 2000.

Inspiración y mentor


Dijo que optó por la especialidad en cirugía cardíaca cuando observó un trasplante de corazón en el Hospital Almenara.

Posteriormente, fue residente en el Hospital 2 de mayo, en donde conocería a su inspiración en la carrera: el doctor Efraín Montesinos, un destacado cardiólogo apurimeño.

“El doctor Montesinos creó un centro de cirugía cardíaca como programa de residencia para los nuevos médicos. Fui su primer residente, recuerdo el primer día. Espere que mi jefe viniera, él llegó y me dijo: Voy a hacer de ti el mejor cirujano cardiovascular del Perú”, evoca con emoción y sincero agradecimiento.

Pero algo más valioso le enseñó Montesinos, su maestro y guía. 

Con una gran formación como cirujano en Ohio, Montesinos reunía a sus colegas de Estados Unidos, para venir al Perú a fin de realizar cirugías cardíacas humanitarias a personas que necesitaban este tipo de operaciones.

Aldo admiraba mucho más a su maestro por esta labor altruista, y años más tarde,   continuaría dicha ayuda.

Vuelo a Estados Unidos


En el desarrollo inicial de su carrera, se fijó como siguiente meta trabajar en un hospital estadounidense.

La primera vez que viajó a Estados Unidos como invitado a una reunión médica, quedó  maravillado por la alta tecnología. Reafirmó, en ese momento, su convicción de ejercer en el país de las oportunidades.

“Postulé al primer Centro de Cirugía Cardiaca en el mundo y días después leí un correo donde me aceptaban. Con la carta aceptada, no había manera de negarme una visa (a Estados Unidos) y así fue”.

El 2009 alzó vuelo a Estados Unidos, iniciando el internado en la Fundación de Educación de la Clínica Cleveland, una de las más reconocidas en América por sus cirugías cardiovasculares. 

El 2013 se sumó al equipo médico del Baylor University Medical Center de Dallas, el principal centro de trasplante cardíaco en Estados Unidos.

Allí labora actualmente, y es reconocido por sus colegas y pacientes.

Salvando Corazones


Con un trabajo estable, Rafael decidió que era hora de continuar con la misión del doctor Montesinos, fallecido el 2007.

Así nació el 2013, Salvando Corazones, un grupo de profesionales de la medicina que viene al Perú dos veces al año para operar a personas de manera gratuita en el Hospital 2 de Mayo. 

Salvando corazones, no solo ha ayudado en el Perú, sino también en Costa Rica, país en el que colocaron el primer corazón artificial el 2019. 

Actualmente lidera el Instituto Cardiovascular Hispano de Dallas, creado para apoyar a la población latinoamericana en Estados Unidos.

Uno de sus objetivos, nos dijo, es entrenar a profesionales peruanos para que repliquen acciones sociales y continúen llevando esperanza a más compatriotas que la necesiten.

Más datos


-El equipo de la Misión “Salvando Corazones” está conformado por un cirujano cardiovascular, un anestesiólogo cardiotorácico, dos licenciados en Enfermería y un licenciado perfusionista (quien controla la circulación extracorpórea de la sangre cuando el corazón está detenido).

-Baylor University Medical Center, es un hospital sin fines de lucro en Dallas, Texas. Es uno de los principales centros de atención al paciente, formación médica e investigación en el norte de Texas. 

-El doctor Efraín Montesinos fue gestor de 70 misiones médicas, en 14 departamentos del Perú, que atendieron pacientes en diversas especialidades médicas y quirúrgicas y trajeron equipos y materiales, que se quedaron en el país. 

Más en Andina



(FIN) NJC/RES

Publicado: 12/11/2021
Loading...