Andina

Agencia Andina cumple 39 años: revolución digital en medio de la pandemia

En memoria de Azucena Romaní

Lima - 1995 / Redacción de la Agencia Peruana de Noticias Andina. Foto: ANDINA

06:58 | Lima, jun. 12.

Por José Vadillo Vila

A las seis de la mañana, los periodistas del portal de la Agencia Peruana de Noticias Andina empiezan su labor informativa, toman la posta a las notas que se dejaron programadas para la madrugada y lanzan las primeras noticias del día al ciberespacio.


La información no se detendrá hasta la medianoche, o mucho después, cuando las últimas Normas Legales se publiquen y se tenga que informar al respecto. 

Su sístole y diástole noticiosa, que provee de noticias durante las 24 horas, los siete días, tiene una premisa que marca el derrotero de Andina: ser un “medio público para servir al público”. 

Informar los hechos reales


Y con la emergencia sanitaria decretada para hacer frente al avance de la pandemia del covid-19, Andina asume el reto de llevar la “información oficial sobre el coronavirus”. Es el cintillo sobre las noticias relacionadas a la lucha desde el Estado, frente a la avalancha de fake news que inundan las redes sociales con información poco confiable.

Es el compromiso asumido por el pull de periodistas que produce textos periodísticos, especiales, videos, fotografías, infografías, programas en Andina Canal Online, podcasts, especiales multimedia, notas traducidas al inglés, y otros productos innovadores con los que la agencia lleva siempre información de calidad. 

Rodolfo Espinal, jefe de informaciones de Andina, explica que el público “sabe que aquí no hay mentiras”. “Nos cree porque somos una agencia del Estado y porque tenemos por norma verificar la información que publicamos”. Debido a su gran credibilidad, se ha subrayado el papel de Andina como medio de comunicación estatal. “La agencia ha cumplido un rol fundamental: informar los hechos reales” en esta pandemia. 


Camino al andar

Andina nació hace 39 años, el 12 de junio de 1981, tiempos del segundo mandato del presidente Fernando Belaunde Terry. Su primer nombre fue Agencia Peruana de Noticias y Publicidad Andina, y desde 1994 forma parte de Editora Perú.  

Como lo recordaba el investigador Juan Gargurevich, fue una “lejana heredera de la Empresa de Servicios Informativos del Perú (ESI Perú), que integraba el aparato informativo fundado por el gobierno militar de los años 70”. 

De la mano con la tecnología 


El desarrollo de la Agencia Peruana de Noticias Andina ha ido de la mano con la tecnología y las circunstancias del país.  

Primero, las noticias se enviaban en cables por teletipo; luego, a través de los “chasquis urbanos”, como se llamaba a los motociclistas que llevaban los rollos de papel con información a las redacciones de los principales medios capitalinos. 

Después se dio un salto cuando la información se enviaba vía fax a diarios, radios y televisoras. En 1992 dejó su local en el cuarto piso del edificio Pizarro, en la Plaza Mayor de Lima, y se cambió de administración a Editora Perú. En la cuadra ocho de la avenida Alfonso Ugarte, en el Cercado de Lima, daría otro salto importante en el 2002: se lanzó su versión web.


“R/evolución Digital”

El director de Medios Periodísticos de Editora Perú, Félix Paz Quiroz, comenta sobre la “R/evolución Digital”, el nuevo proceso en el que trabajan los periodistas de esta casa editorial. 

“A inicios de diciembre presentamos ante el directorio de Editora Perú y, luego, a los colegas, una propuesta de innovación a la que denominamos la ‘R/evolución Digital, la transformación de la Dirección de Medios Periodísticos’, que planteaba un conjunto de objetivos y acciones para realizar ese cambio modernizador que requerían la Agencia Peruana de Noticias Andina y el Diario Oficial El Peruano”.

En pleno proceso de implementación de la propuesta cambió el contexto del país con la emergencia sanitaria decretada frente a la pandemia del nuevo coronavirus. 

Redacción unificada


Ante el nuevo panorama, “decidimos apostar de inmediato por el trabajo remoto y salvaguardar la salud del equipo, y el ciento por ciento pasó a laborar de manera virtual. Lo que muchos pensaban imposible se realizó: nos reinventamos. Andina mejoró sus procesos, creció en usuarios y visitas, y colegas mayores ya creen en lo digital. Hemos iniciado la segunda etapa de esta ‘R/evolución’, defendiendo el concepto de la Redacción Unificada, un modelo de transformación digital planteado desde casa. Así, celebramos hoy los 39 años de Andina”, explica el director.

“Hay una buena coordinación y hoy las notas que salen en Andina salen en El Peruano y viceversa. Así se ha ganado un muy buen material que antes solo quedaba en la edición impresa. Es un paso importante, un logro en esta época de pandemia. Y tenemos planes a futuro para hacer más cosas en conjunto”, agrega por su parte Rodolfo Espinal.  

Desde el 15 de marzo se han redoblado los esfuerzos informativos y hoy la agencia publica más noticias. Esto se ha reflejado en el aumento del tráfico de los contenidos online que se brindan.

La innovación tampoco se detiene. Este año, Andina ha sumado a su parrilla o “árbol” de contenidos las secciones de Ciencia y Tecnología, Cambio Climático y Perfiles. Una apuesta por las nuevas problemáticas y desafíos del mundo.

En memoria de Azucena


Sincera, de humor cáustico y amante de los animales, Azucena Romaní, periodista que trabajó 13 años en la agencia, siempre será recordada por sus compañeros. Su muerte, el mes pasado, como consecuencia del covid-19, fue un hecho terrible que enlutó a la redacción.  


“Fue muy doloroso, Azucena era parte de nosotros. Nos chocó mucho. Ella falleció y lo más triste es que no pudimos despedirnos; no pudimos ir ni a su velatorio ni a su entierro, como es lo normal cuando fallece un compañero, un amigo. Cuando volvamos a la redacción física no vamos a regresar todos, va faltar Azucena. Vamos a sentirnos incompletos, el día que volvamos vamos a sentir otra vez el duro golpe de su muerte...”, comenta Rodolfo Espinal. 

Hubo otra muerte por el covid-19, sentida en toda Editora Perú: el fallecimiento en abril de Donato Motta Alfaro, jefe de la Unidad de Impresión. (Posteriormente a su partida, la empresa se tomó 24 días en ajustar las medidas de bioseguridad en sus talleres para volver a imprimir el Diario Oficial El Peruano). 

Por la emergencia sanitaria, en forma momentánea y durante algunas semanas, los reporteros gráficos y los videorreporteros no salieron de comisión. Una vida vale más que una imagen.  

“Era arriesgado exponerlos. Se ha preferido preservar su seguridad. Gracias a ello, no hemos tenido una persona infectada en comisión de servicio”, cuenta Espinal. Ahora están retornando a las calles, con todas las medidas de seguridad dispuestas.


Trabajo remoto

 
Si bien al inicio le costó al equipo adaptarse a la “nueva realidad” que imponía la emergencia, el trabajo remoto ha sido positivo para Andina y los periodistas de diversas generaciones entraron de lleno a una redacción totalmente digital. 

Hoy, los periodistas han transformado un espacio de su casa en una pequeña redacción. Los editores y redactores coordinan permanentemente por WhatsApp, por la plataforma Zoom o a través de llamadas, para analizar lo que sucede, afinar el panorama, y brindar la lluvia de ideas para futuras coberturas periodísticas. 

“Hay una mayor necesidad de comunicarnos. Es muy fluida la comunicación y se da todo el día”, explica el jefe de informaciones. 

Debido a la gran cantidad de información que se maneja por la pandemia -las notas de coyuntura, las notas propias, las entrevistas a altos funcionarios, etc.-, Andina decidió hacer dos equipos, para así tener mejor cobertura de los temas durante todo el día. Además, se reforzaron varias áreas y tiene una presencia más activa los domingos por la noche. 

Historias, usuarios y visitas


Hoy cuando, según Osiptel, más del 73 por ciento de los hogares peruanos cuenta con un smartphone, alrededor del 60 % de los usuarios que consumen información de Andina lo hace a través de sus móviles. 

La audiencia de la agencia demanda información oficial del Estado, pero también requiere de notas utilitarias que le sirvan para aplicarlas en su vida cotidiana o le den un panorama amplio para tomar mejores decisiones. Las historias de gente que vence la adversidad o crea emprendimientos también generan interés.  

Personas que han superado el coronavirus covid-19, que han reinventado sus negocios o que están en busca de una vacuna y pruebas rápidas para detectar el mal, son ejemplo de ello. Hay que destacar, además, de manera especial, la información sobre el cobro de bonos o las medidas de prevención frente a la pandemia.  

Como un mantra, Maricella Arias, jefa del Departamento Digital de Andina y El Peruano, explica que “medir y analizar la data de los sitios, las redes sociales y de la audiencia es vital para los medios de comunicación. Lo que se puede medir, se puede mejorar. De lo contrario, trabajamos con una venda en los ojos”.

De acuerdo con Google Analytics, la Agencia Peruana de Noticias Andina creció 104 % en usuarios y 140 % en visitas a páginas, si comparamos marzo contra febrero del 2020. Este incremento se disparó en la segunda quincena de marzo, cuando empezó la emergencia sanitaria. 

Las visitas a páginas se cuentan por cada clic que el usuario hace dentro del sitio. Los usuarios consumen así la información. De enero al 8 de junio de este año Andina registró 17 millones y medio de usuarios y 46 millones y medio de visitas a páginas.

Sobre el tráfico, Arias detalla que el 60 % proviene de fuente orgánica (a través de buscadores), el 20 % de ingresos directos al sitio, el 15 % de redes sociales y el 5 % es de “referencia” (cuando nos "linkean" en otros sitios o se realizan campañas). 

“Que el tráfico orgánico y el directo sumen un 80 % es una fortaleza de nuestro medio, porque hablamos de usuarios que nos encuentran en Google, de lectores fidelizados, de fans de Andina. Les estamos ofreciendo la información que buscan y necesitan”, destaca.

Arias cuenta que otro fenómeno ocurrido a raíz de la pandemia es el crecimiento de Andina y El Peruano en redes sociales, tanto en seguidores como en interacciones. Mientras el diario tiene mayor número de seguidores en Facebook (670,000) que la agencia, Andina tiene más seguidores que El Peruano en Twitter (602,400). 

En Instagram, Andina suma 60,600 seguidores y trabaja con contenidos visuales dirigidos a usuarios más jóvenes. Fotos, videos, infografías, historietas animadas y piezas gráficas para sus noticias. A su vez, en YouTube el canal de la agencia ya suma 60,200 suscriptores.

“Utilizamos diferentes narrativas digitales para mostrar nuestro contenido. Siempre bajo la premisa de información veraz, útil, cercana e inspiradora en tiempo real. Esto es lo que ofrecemos en la agencia”, dice Arias. 

¡Feliz aniversario, Andina! El brindis de hoy será virtual. 


(FIN) JVV/RES
GRM

Video: ¡Estamos de aniversario! 39 años de la Agencia de Noticias Andina
portada
Publicado: 11/6/2020
Loading...