Andina

Documental La hija de la laguna transmite mensaje ecológico en Festival de Cine de Lima

Escena del documental La hija de la laguna

Escena del documental La hija de la laguna

09:56 | Lima, ago. 11.

Una de las cintas nacionales que participa en el Festival de Cine de Lima es el largometraje de no ficción La hija de la laguna, producido por Guarango y dirigido por Ernesto Cabellos. Compite en la nueva sección Hecho en el Perú.
Loading...

“Los personajes”. El cineasta Ernesto Cabellos no duda en señalar qué es lo que le atrae de un proyecto. Y este último, La hija de la laguna, no es la excepción.

En este caso es la historia de Nélida, una joven que tiene una relación particular con la naturaleza y que busca defender la tierra de su familia y de su comunidad. 

Esta aventura se pudo ver, por primera vez en pantalla grande en el Perú, en una función especial para el Festival de Cine de Lima. 

Cabe señalar que para ese estreno se habían agotado las entradas unos cuantos días antes, demostrando la expectativa generada en la cinta.

Motivación
Cabellos comenta a la agencia de noticias Andina que él no forzó la historia de su documental. Simplemente se fue dando de forma espontánea. 

A ella la conocieron en unos talleres que dieron en las zonas rurales de Cajamarca. Se enteraron de la forma distinta a la citadina que tenía de entender su medioambiente. Una cosmovisión que consideraron atractiva.

El director señala que justo andaban pensando en enfocar la situación de esta región desde el punto de vista de un agricultor, y que este tuviera una idiosincrasia peculiar. Nélida encajaba en su plan, pero dio mucho más.

Con la excusa de narrar la tensión entre las industrias extractivas y las actividades tradicionales, Cabellos siguió a su personaje por los diferentes rumbos que tomaba.

Por ejemplo, Nélida dejó la campiña cajamarquina para ir a estudiar leyes y así poder defender lo que consideraba justo. 

También era una entusiasta activista de su causa que participaba en numerosos eventos en defensa de la que llama Mama yaku o madre laguna.

Pero también les interesó su cosmovisión y el lado íntimo. El día a día de Nélida, sus lazos familiares, sus rutinas, fue otro filón que se explota en el filme.

La meta es que el espectador pueda, en palabras de Cabellos, sumergirse en esta cultura diferente a la urbana, una forma de entender la vida más conectada con el agua y la tierra.

Para Cabellos, este filme aborda un tema universal que puede atrapar a gente de diferentes latitudes. “Es la historia de David y Goliat”, describe el cineasta.

Otras producciones conocidas de Cabellos son Choropampa y De ollas y sueños. Esta última utiliza como pretexto la gastronomía para hablar de las diferentes formas de ser peruano.

Expectativa mundial
Vencer a Asu mare –sea la primera o la segunda parte– debe ser el sueño de más de un cineasta local. Eso ha conseguido Cabellos con La hija de la laguna, aunque no en la taquilla.

El tráiler de este documental ha superado, según las estadísticas que manejan, las vistas que tienen los tráilers de la saga humorística protagonizada por Carlos Alcántara.

La explicación del cineasta es el poder de las redes sociales. Confiesa que no esperaba más de algunos cientos –o quizá miles– de reproducciones. Ya llegó, afirma, a alrededor de 3.5 millones de visualizaciones.

Entre los personajes que han comentado muy favorablemente la cinta se cuentan gente de la talla del lingüista Noam Chomsky o del actor argentino Ricardo Darín.

(FIN) ECG


Publicado: 11/8/2015